Champiñones rellenos al horno

NataAperitivos, tapas y pinchos, Cocina, Recetas de Navidad, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Champiñones rellenos de salsa boloñesa al horno

Los champiñones rellenos son uno de los aperitivos o entrantes más socorridos, fáciles y rápidos de hacer, además de sabrosos. En este caso, hemos hecho la receta de champiñones rellenos de salsa boloñesa, sobre todo porque tenía un poco de salsa boloñesa congelada, ya que suelo hacer un montón y después la congelo en pequeños tuppers para ir descongelándola para mis platos de pasta, cuando tengo que utilizarla de relleno, etc. Apuntaos a este pequeño truco, es una delicia tener siempre lista una estupenda salsa boloñesa casera 😛

Sin embargo, puedes rellenarlos con lo que tengas más a mano: un poco de carne picada, bacon, tomate, salsa pesto, queso roquefort… Échale imaginación y rellénalos de lo que más te guste. Vas a ver lo fácil que es preparar los champiñones, y con 10 minutitos de horno para que se gratinen un poco por encima es suficiente 😉

 

Ingredientes para hacer champiñones rellenos al horno (tantos champiñones como prefieras):

  • La cantidad de champiñones que prefieras. Por ejemplo, si son grandes, 3 champiñones por persona para servirlos como entrante puede estar bien. Si son pequeñitos, aumenta las cantidades.
  • Queso emmental o gruyere para rallar por encima y gratinar.
  • Salsa boloñesa o el relleno que prefieras. Si quieres prepararla, tan sólo sigue esta deliciosa receta de salsa boloñesa, que lleva los siguientes ingredientes (para hacer una gran cantidad):
    • 400 gr de carne picada (150 de cerdo y 250 de ternera).
    • 1 zanahoria.
    • 1 cebolla.
    • 1 vasito de vino blanco.
    • 300-400 gr de salsa de tomate o tomate frito.
    • 50 ml de leche.
    • Orégano.
    • Aceite, sal y pimienta.

 

Preparación, cómo hacer la receta de champiñones rellenos al horno:

  1. Limpia los champiñones. Para ello, llena un bol con agua fría y un poco de zumo de limón, sumérgelos, asegúrate de que se han eliminado las tierras (si llevaban mucha tierra, intenta cortarle las raíces previamente o quitarle con las manos los trozos más grandes), y sécalos con un poco de papel de cocina. Para otras preparaciones deberás limpiarlos de forma distinta, sin sumergir, aunque en esta ocasión queremos que estén jugosos para que después no se resequen en el horno.
  2. Quítales el tronco con cuidado, haciendo un movimiento rotatorio para que el sombrero no se raje por ningún sitio. Reserva ese tronco para otras preparaciones, o pícalo y añádelo al relleno.
  3. Ponlos en una bandeja apta para microondas e introdúcela durante 3-4 minutos para que se queden blanditos y jugosos. Verás que se han oscurecido un poco.
  4. Prepara tu relleno. Si es salsa boloñesa, sigue esta receta de salsa boloñesa casera. Si prefieres añadirle tu propio revuelto de carne picada con bacon, verduras o quesos, adelante!
  5. A continuación ponlos en una bandeja apta para horno (que puede ser la misma, como la que yo he utilizado), rellena los champiñones con ayuda de una cucharilla, intentando que la salsa sobresalga del champiñón ampliamente. Precalienta el horno a 180º.
  6. Ralla un poco de queso por encima e introdúcelos en el horno a altura media durante unos 10 minutos, y cuando veas que el queso está ligeramente dorado ya están listos.
Receta de champiñones rellenos al horno

Cómo preparar champiñones rellenos al horno

Tiempo: 20 minutos y aparte el relleno

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Estos champiñones están deliciosos recién salidos del horno. Notarás un bocado lleno de contrastes: el crujiente del queso gratinado, el potente sabor del relleno, y la jugosidad y suave textura del champiñón… No se te está aguando la boca?

Champiñones rellenos al horno

Champiñones rellenos al horno

Variantes de la receta de salsa boloñesa:

Varía el relleno a tu gusto. Puedes rellenarlos con jamón y nata, o con salsa carbonara. También puedes introducir un revueltillo de verduras y añadirle huevo para que se cuaje en el horno. Para coronar, utiliza tu queso preferido: roquefort, rulo de cabra, mozzarella, brie…

 

Consejos:

Mejor si utilizas champiñones lo más grandes posibles, ya que ahorras tiempo de preparación y en el plato lucen mucho. Pero si utilizas pequeñitos, te quedarán como los míos, de bocado, lo que viene genial para servirlos como canapé en un evento donde se come de pie, generalmente con los dedos, de manera informal.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *