Quiche Lorraine con cebolla: la quiche alsacienne

NataCocina, Masas, Recetas Dificultad Media4 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

La quiche es un tipo de tarta salada, procedente de la más tradicional cocina francesa, y cuyo ingrediente principal son los huevos. Se cocina en el horno, y pueden añadirse las verduras, carnes o quesos que se prefieran, siempre está deliciosa.

En este caso se trata una exquisita versión de la quiche más tradicional, que es la quiche lorraine, cuyos ingredientes principales son huevos y nata, a los que se une la panceta. La quiche lorraine se transforma en quiche alsacienne cuando se incorpora cebolla, y la verdad es que vale la pena probar esta versión porque está deliciosa. De nuestra cosecha le vamos a añadir queso, creando así una quiche de auténtico… ¡escándalo!

Y si te gusta innovar con los ingredientes, prueba la quiche de jamón, queso y calabacín, que además de ser un poco más ligera (se ha sustituido la leche por la nota), queda muy sabrosa y da pie a que innoves con otras verduras, carnes, embutidos, quesos, especias…

Eso sí, uno de los grandes secretos para que la quiche quede espectacular es la base, hecha con masa quebrada casera, muy fácil de preparar y crujiente, y aunque puedes comprarla ya hecha, te aseguro que el resultado de una masa casera te va a convencer para no comprarla nunca más 😉

Receta de quiche lorraine con cebolla

Quiche alsaciene: la clásica quiche lorraine con cebolla

 

Ingredientes para la quiche lorraine con cebolla: la quiche alsacienne (molde de 22 cm de diámetro):

  • Ingredientes para la masa quebrada (puedes comprarla ya hecha, pero así estará mucho más rica):
    • 150 gr de harina de trigo, mejor si es floja o especial para repostería.
    • 60 gr de mantequilla, bien fría.
    • 1 huevo.
    • 1/2 cucharadita de sal.
  • Ingredientes para el relleno:
    • 3 huevos.
    • 200 ml de nata.
    • 1/2 vaso de leche (100 ml).
    • 100 gr de panceta.
    • 1 cebolla grande.
    • 100 gr de queso (puede ser gruyere, emmental, o incluso probar con algún queso azul o de cabra, a tu gusto!).
    • Pimienta negra y sal, y tus especias o hierbas favoritas: orégano, tomillo, romero…

 

Preparación, cómo hacer la receta de quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne:

  1. Primero prepara la masa quebrada siguiendo esta receta, aunque aquí te hacemos un resumen de la misma:
    1. En un bol, echa la harina tamizándola a través de un colador, para que caiga sin grumos ni apelmazamientos. Saca la mantequilla de la nevera (deberá estar fría) y córtala en trozos. Con tus propios dedos, mezcla ambos ingredientes sin amasar demasiado, quedando una especie de “migas”.
    2. Añade el huevo y la sal y sigue mezclando hasta que puedas formar una bola de aspecto homogéneo y compacto (aunque insistimos en amasar lo mínimo posible para que no se desarrolle el gluten de la harina y así el resultado no sea elástico sino crujiente).
    3. Envuélvela en papel film y déjala reposar en la nevera durante al menos 30 minutos (lo ideal es una hora).
    4. Precalienta el horno durante unos 10 minutos a 180ºC, que es el tiempo que vas a tardar en estirarla y montarla en el molde.
    5. Estírala encima de una superficie lisa y enharinada, con la ayuda de un rodillo. Dale la forma adecuada para tu molde, en este caso la hemos hecho rectangular.
    6. Para que no se pegue la quiche a tu molde, puedes untarlo con mantequilla o, mejor aún, forrarlo con papel de horno. Coloca la masa quebrada en su interior, cubriendo la base y las paredes del mismo.
    7. Para que se hinche lo mínimo posible, pínchala con un tenedor y además coloca encima papel de horno y legumbres o algún molde que quepa en el interior, para añadir peso encima y que no se hinche durante el horneado.
    8. Introduce el molde en el horno a altura media y hornéalo durante 10-12 minutos, evitando que se dore demasiado.
      Cómo hacer quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

      Preparando quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

  2. Ahora vamos con el relleno (prepáralo mientras la masa quebrada está reposando en la nevera):
  3. Corta la panceta en tiras finitas, y en una sartén a fuego medio-alto, saltéala hasta que se dore ligeramente (no demasiado, para que se conserve jugosa). Reserva.
  4. Pela la cebolla y córtala en rodajas finitas. En la misma sartén en la que has salteado la panceta, dórala con un poquito de sal durante un par de minutos por ambos lados. Reserva.
  5. En un bol, casca los 3 huevos y espolvorea por encima pimienta negra recién molida. Bátelos bien, mejor con ayuda de unas varillas. Añade la nata y una cucharadita de sal, y mézclalo todo.
  6. Ahora incorpora la panceta que habías preparado. Ralla el queso que hayas elegido, y añádelo también a la mezcla. Ya tienes listo el relleno.
  7. Cuando la masa quebrada se haya horneado, déjala reposar 5 minutos a temperatura ambiente. Después echa dentro el relleno, pon las rodajas de cebolla en la superficie, cubriéndola casi por completo, y añade tus especias o hierbas favoritas por encima. Nosotros hemos echado orégano, tomillo y romero.
  8.  Vuélvela a introducir en el horno, a altura media y 190ºC durante 20-25 minutos, hasta que veas que la parte superior está dorada.
Cómo preparar quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

Preparando el relleno de la quiche lorraine con cebolla

 

Tiempo: 35 minutos de preparación y 25 minutos de horneado

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Aunque se puede degustar fría o caliente, a mi me encanta calentita. Eso sí, recién sacada del horno déjala reposar al menos 5 minutos para que se compacte su estructura.

Pártela en cuadrados y sírvela al centro de la mesa. Desprenderá un olor maravilloso, y acompañada de una ensalada tienes una comida de lo más completa y deliciosa 😛

Receta de quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

Quiche lorraine con cebolla, la quiche alsacienne

 

Variaciones de la receta de quiche lorraine, la receta original:

Acepta tantas variaciones e ingredientes como gustos, y solamente manteniendo la base de masa quebrada, los huevos y la nata, puedes añadir lo que más te guste: jamón y queso, verduras (puerro, calabacín, cebolla, puerro, champiñones…), una fusión de ambas como en esta quiche de jamón, queso y calabacín, quesos de potente sabor, especias exóticas…

Prueba a hacer versiones de tus pizzas preferidas, pero en modo quiche, es decir, con la masa quebrada y la mezcla de huevos y nata: cuatro quesos, carbonarabarbacoa

 

Consejos:

Es importante que sigas el consejo de no amasar la masa quebrada en exceso. El motivo es que el gluten de la harina no debe desarrollarse para que la masa no se vuelva elástica, sino que se mantenga crujiente (al contrario de lo que sucede por ejemplo con la masa de pizza). Además, la función de la mantequilla es atrapar gran parte de ese gluten para, de alguna forma, “impermeabilizarlo” y aislarlo del huevo, y así conseguir el efecto deseado.

Si quieres aligerar un poco las calorías de esta receta, puedes utilizar leche en vez de nata. Quedará menos cremosa, pero igualmente riquísima y cuajada gracias a los huevos.


Escrito por

4 Comentarios en “Quiche Lorraine con cebolla: la quiche alsacienne”

    1. Nata
      Nata

      Hola! Muchas gracias por tu comentario, esperamos que las vayas preparando y te salgan deliciosas. Ah, y pregúntanos cualquier duda que pueda surgirte acerca de su elaboración 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *