Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Receta de quiche de verduras y queso

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Quiche de verduras y queso

El mundo de las tartas es inmenso, tanto es así que las hay hasta saladas, y me encantan. Las quiches son un tipo de tarta salada, tradicionales de la cocina francesa, y sobre una base de masa quebrada (que mejor si la preparas casera como nosotros), con huevos y nata puedes cuajar cualquier tipo de relleno, ya sea de carne, quesos o por supuesto verduras.

Esta quiche de verduras y queso es una receta fácil aunque hay que dedicarle un ratito en la cocina, pero el resultado merece la pena. Seguro que le coges el truco enseguida a preparar la masa quebrada casera (aunque cuando no hay mucho tiempo puedes recurrir a comprar una ya preparada), y con las verduras salteadas, la mezcla de huevos y nata y el queso por encima te va a quedar de… ¡escándalo!

Nos gustan tanto las quiches que en el blog tenemos unas cuantas publicadas. La primera de ellas fue la quiche de jamón, queso y calabacín, que se parece mucho a esta de verduras. Después nos atrevimos con la auténtica quiche lorraine, cuyos ingredientes principales son huevos y nata, a los que se une la panceta, y es la receta más famosa y reconocida por su simplicidad y sabor. Y ya rizando el rizo, nos atrevimos con la quiche alsacienne, que es igual que la lorraine pero con cebolla, y el puntito que le da es espectacular.

Eso sí, uno de los grandes secretos para que la quiche quede espectacular es la base, hecha con masa quebrada casera, muy fácil de preparar y crujiente, y aunque puedes comprarla ya hecha, te aseguro que el resultado de una masa casera te va a convencer para no comprarla nunca más 😉

 

Ingredientes para la quiche de verduras y queso (molde de 22 cm de diámetro):

  • Ingredientes para la masa quebrada (puedes comprarla ya hecha, pero así estará mucho más rica). Nota: si utilizas un molde de 28 cm, deberás preparar el doble de masa:
    • 180 gr de harina de trigo, mejor si es floja o especial para repostería.
    • 75 gr de mantequilla, bien fría.
    • 1 huevo.
    • 1/2 cucharadita de sal.
  • Ingredientes para el relleno:
    • 2 huevos.
    • 200 ml de nata.
    • 1/2 vaso de leche (100 ml).
    • 1 cebolla roja.
    • 1 puerro.
    • 2 zanahorias.
    • 1/2 calabacín.
    • 100 gr espinacas.
    • 100 gr de queso (puede ser gruyere, emmental, o incluso probar con algún queso azul o de cabra, a tu gusto!).
    • Pimienta negra y sal, y tus especias o hierbas favoritas: orégano, tomillo, romero…
  • 1 molde para quiche. Te recomiendo éste porque desmolda mejor que ninguno, sirve para nevera, congelador y horno, y cuando lo desmoldas la quiche se queda en su base cerámica a modo de plato y puedes servirla y cortarla encima de él directamente. También puedes utilizar este otro molde para quiche sin base desmontable, más económico aún.

 

Preparación, cómo hacer la receta de quiche de verduras y queso:

  1. Primero prepara la masa quebrada siguiendo esta receta, aunque aquí te hacemos un resumen de la misma:
    1. En un bol, echa la harina tamizándola a través de un colador para que caiga sin grumos ni apelmazamientos. Saca la mantequilla de la nevera (deberá estar fría) y córtala en trozos. Con tus propios dedos mezcla ambos ingredientes sin amasar demasiado, quedando una especie de “migas”.
    2. Añade el huevo y la sal y sigue mezclando hasta que puedas formar una bola de aspecto homogéneo y compacto (aunque insistimos en amasar lo mínimo posible para que no se desarrolle el gluten de la harina y así el resultado no sea elástico sino crujiente).

      Receta de masa quebrada o pasta brisa, dulce o salada

      Preparando la masa quebrada o pasta brisa

    3. Envuélvela en papel film y déjala reposar en la nevera durante al menos 30 minutos.
    4. Precalienta el horno durante unos 10 minutos a 180ºC, que es el tiempo que vas a tardar en estirarla y montarla en el molde. Nosotros hemos precalentado nuestro horno Brandt con ventilador y resistencia arriba y abajo.
    5. Estírala encima de una superficie lisa y enharinada con la ayuda de un rodillo. Dale la forma adecuada para tu molde, en este caso la hemos hecho redonda.
    6. Para que no se pegue la quiche a tu molde puedes untarlo con mantequilla o, mejor aún, forrarlo con papel de horno. Coloca la masa quebrada en su interior, cubriendo la base y las paredes del mismo.

      Masa quebrada para quiche

      Colocamos la masa en el molde sobre papel de horno y la pinchamos con un tenedor

    7. Para que se hinche lo mínimo posible, pínchala con un tenedor y además coloca encima papel de horno y legumbres (yo siempre utilizo 1 kg de garbanzos que guardo para esta función), para añadir peso encima y que así evitar que se hinche durante el horneado.

      Garbanzos para que no suba la masa quebrada

      Colocamos otro papel de horno y garbanzos para que no suba la masa en el horno

    8. Introduce el molde en el horno a altura media y hornéalo durante 12-15 minutos, evitando que se dore demasiado.
  2. Ahora vamos con el relleno (prepáralo mientras la masa quebrada está reposando en la nevera):
    1. Pela la cebolla, córtala por la mitad y después en tiras finitas (juliana).
    2. Lava el calabacín y córtalo en cubitos pequeños.
    3. Córtale al puerro la parte verde y las raíces, lávalo, córtalo por la mitad longitudinalmente y después en rodajas.
    4. Pela las zanahorias y córtalas finitas o directamente rállalas gruesas. A mi me gusta con el propio pelador ir sacando tiras de zanahorias, quedan perfectas para esta receta.
    5. En una sartén con un poco de aceite y sal saltea la cebolla y el calabacín a fuego medio hasta que empiecen a dorarse, tardarán entre 5 y 10 minutos. Reserva en un bol. Nosotros hemos puesto nuestra placa de inducción Brandt al 6.
    6. En esa misma sartén pon un poquito más de aceite y sal y saltea el puerro y la zanahoria. Cuando empiece a dorarse (al cabo de unos 5 minutos) retíralos al bol donde están la cebolla y el calabacín.
    7. Ahora saltea las espinacas, con un minuto será suficiente. Vuelca en la sartén de nuevo todas las verduras y revuélvelas bien durante un par de minutos. Pruébalas y rectifícalas de sal si es necesario, y también puedes espolvorear por encima pimienta negra recién molida. Reserva.

      Verduras para la quiche

      Ya tenemos listas las verduras

    8. Casca uno de los huevos en un pequeño bol y reserva una cucharada sopera de clara en otro recipiente para que pintemos la masa cuando se haya horneado y así se vuelva más impermeable y se mantenga crujiente a pesar del relleno.
    9. En un bol pon los 2 huevos y espolvorea por encima pimienta negra recién molida. Bátelos bien, mejor con ayuda de unas varillas. Añade la nata, la leche y una cucharadita de sal, y mézclalo todo.
    10. Incorpora al bol las verduras que habías preparado, mézclalo todo junto y ya tienes listo el relleno.
  3. Cuando la masa quebrada se haya horneado, déjala reposar 5 minutos a temperatura ambiente y píntala con la clara de huevo que habíamos reservado.

    Masa quebrada con clara de huevo

    Pintamos la masa quebrada con clara de huevo para impermeabilizarla

  4. Echa dentro el relleno de forma que queden bien repartidas las verduras.

    Quiche de verduras

    Ya tenemos el relleno de verduras dentro de la masa quebrada

  5. Ralla el queso por encima con un buen rallador, repartiéndolo por toda la superficie.
    Queso rallado para la quiche de verduras

    Rallamos el queso por encima

    Quiche de verduras y queso casera

    Ya tenemos la quiche lista para ser horneada

  6.  Introduce la quiche en el horno a altura media y 180ºC durante 25-30 minutos, hasta que veas que la parte superior está dorada.

 

Tiempo: 35 minutos de preparación y 30 minutos de horneado

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Aunque se puede degustar fría o caliente, a mi me encanta templada. Eso sí, recién sacada del horno déjala reposar al menos 5 minutos para que se compacte su estructura.

Pártela en triángulos como si fuera una tarta y sírvela al centro de la mesa. Desprenderá un olor maravilloso, y acompañada de una ensalada tienes una comida de lo más completa y deliciosa 😛

Receta de quiche de verduras y queso

Quiche de verduras y queso

 

Variaciones de la receta de quiche de verduras y queso:

Una quiche es una receta de lo más versátil, ya que partiendo de la base de masa quebrada, los huevos, la nata y la leche, puedes añadir cualquier tipo de ingredientes a tu gusto. Para que siga siendo de verduras, incorpora otras como champiñones, berenjena, pimientos o brócoli por ejemplo.

Prueba a hacer versiones de tus pizzas preferidas, pero en modo quiche, es decir, con la masa quebrada y la mezcla de huevos y nata: cuatro quesos, carbonarabarbacoa

 

Consejos:

Sigue todos nuestras recomendaciones para preparar la masa quebrada y te quedará perfecta. Recuerda sobre todo no amasarla en exceso, ya que el gluten de la harina no debe desarrollarse para que la masa no se vuelva elástica y se mantenga crujiente. Además, la función de la mantequilla es atrapar gran parte de ese gluten para, de alguna forma, “impermeabilizarlo” y aislarlo del huevo, y así conseguir el efecto deseado.

Si te sobra o quieres guardarla, hazlo en un recipiente cerrado en la nevera, aunque es probable que la masa pierda su puntito crujiente. Para devolvérselo, y si por ejemplo tu idea era prepararla con antelación, intenta hornearla algunos minutos menos para así, justo antes de servirla, terminar de hornearla y que esté crujiente y perfecta. Y para los restos lo mismo, unos minutos de horno son lo ideal 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

Powered by WordPress Popup

¿Aceptas las cookies?Aceptar