Ensalada césar con pollo y salsa césar casera, la receta original

NataCocina, Ensaladas, Recetas de Verano, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
Ensalada cesar con pollo y salsa cesar casera, la receta original

Cuando vamos a preparar una ensalada, procuramos no aburrirnos con las combinaciones y huir de la típica ensalada de lechuga y poco más. Es por eso que además existen una serie de recetas clásicas e infalibles de ensaladas y que sin duda tienes que incorporar a tu recetario.

Ese es el caso de la riquísima ensalada césar con pollo y, por supuesto con su salsa césar que le da el nombre. Se trata de la receta original sin mayor variación, aunque como podrás leer más abajo te proponemos prepararla cada vez con un toque distinto, modificando algunos de los ingredientes, o incluso convirtiéndola en una ensalada de pasta.

La salsa césar la elaboramos casera, y aunque incluye huevo crudo, si quieres en verano puedes sustituirlo por mayonesa (puedes ver cómo hacerlo en la sección de consejos del final de la receta). El caso es que se trata de una especie de “mayonesa tuneada” de forma potente, con ingredientes como el queso parmesano, las anchoas o la salsa Perrins entre otros, y solo con eso puedes imaginarte que queda de… ¡escándalo!

Si te gusta esta receta, seguro que te encanta nuestra ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango, una receta de inspiración tailandesa, o la original ensalada de lentejas con salmón y aguacate, una forma diferente de comer esta legumbre. Y por supuesto no podía faltar una receta con quinoa: nuestra ensalada de quinoa con verduras, pollo y aliño thai, muy sabrosa y exótica.

Y si entras en nuestra sección de ensaladas, descubrirás opciones para todos los gustos. Desde la ensaladilla de marisco con gambas y mayonesa ligera hasta la típica ensaladilla rusa, pasando por la ensalada de pasta fría con salmón o la ensalada alemana de patatas cocidas.

 

Ingredientes para preparar ensalada césar con pollo y salsa césar, la receta original (4 personas):

  • 1 lechuga romana.
  • 1 pechuga de pollo.
  • 4 rodajas de pan.
  • Queso parmesano para decorar.
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • Para la salsa césar:
    • 1 huevo.
    • 50 ml de aceite de girasol o de oliva (según si os gusta el resultado más suave o más potente).
    • 4 anchoas en salazón.
    • 1 cucharadita de postre de salsa Perrins.
    • 1/2 cucharadita de postre de vinagre de manzana.
    • 1 cucharadita de mostaza antigua.
    • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
    • 1/2 diente de ajo.
    • 50 gr de queso parmesano rallado.
    • Pimienta negra recién molida al gusto.

 

Preparación, cómo hacer la receta original de ensalada césar con pollo y salsa césar:

  1. Vamos a comenzar preparando la salsa césar, así la dejamos reposar mientras montamos la ensalada, lo que favorecerá su sabor.
    Ingredientes de la salsa cesar casera

    Ingredientes para preparar la salsa césar casera

  2. Simplemente introduce los ingredientes de la salsa en el vaso de la batidora: el huevo, el aceite, las anchoas, la salsa Perrins, el vinagre, la mostaza, el zumo de limón, el medio diente de ajo, el queso y un poco de pimienta.
    Ingredientes de la salsa cesar en la batidora

    El vaso de la batidora ya tiene en su interior todos los ingredientes de la salsa

  3. Bátelo todo bien hasta que esté espesa. Si la quieres un poco más ligera puedes añadir una cucharadita de agua, y por supuesto pruébala por si hay que rectificarla de sal, aunque en principio las anchoas aportan bastante. Reserva a temperatura ambiente.
    Salsa cesar casera

    Salsa césar casera recién hecha

  4. Ahora vamos con el resto de la ensalada. Corta la pechuga de pollo en 3 filetes gruesos, y salpiméntalos por ambas caras.
  5. Pon una sartén a fuego medio-fuerte con un poquito de aceite, y cuando esté caliente, pon las pechugas. Cuando se hayan dorado por un lado dales la vuelta, y cocina hasta que estén por el otro lado. Normalmente necesitan apenas 2-3 minutos por cada lado. Reserva.
    Pechugas de pollo para la ensalada cesar

    Pechugas de pollo para la ensalada césar

  6. Corta la lechuga y ve poniéndola en un bol con agua y unas gotas de vinagre para que se desinfecte. Al cabo de unos 5 minutos, escúrrela bien.
    Lechuga para la ensalada cesar

    Desinfectando la lechuga

  7. Tuesta las rebanadas de pan en la tostadora (vamos a pasar de los croutons fritos que aportan mucha grasa). Deja que se tuesten hasta que el pan esté dorado y crujiente. Córtalo en trocitos.
  8. Corta las pechugas en tiritas finas.
  9. Ahora vamos a montar la ensalada. Coloca la lechuga en los platos o boles elegidos para presentarla, y añade por encima el pollo, el pan tostado y la salsa, y ralla por encima queso parmesano al gusto. ¡Lista!
    Montando la ensalada cesar

    Montaje de la ensalada césar casera

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvela recién hecha, ya que sobre todo la lechuga y el pan pierden textura debido a la salsa conforme pasa el tiempo. Además puedes poner una salsera en el centro de la mesa si ha quedado salsa, para que cada comensal añada más a su plato si quiere.

Si quieres consumirla en unas horas, puedes dejar todos los ingredientes listos, a falta de montarla. Ya has visto que es sencillísimo, y así la sirves con todo en su punto. Sin duda es una mezcla de sabores increíble, perfecta para todo el año. Está de… ¡escándalo!

Ensalada cesar con su salsa, la receta original

Ensalada césar con pollo y salsa cesar casera, la receta original

 

Variantes de la receta de ensalada césar con pollo y salsa césar, la receta original:

Si te dices a la original, es ésta receta, pero por supuesto esta ensalada puede ser el inicio de algo más grande y personalizado. Puedes cambiar el pollo por atún o por salmón ahumado o marinado, e incluso añadir unos trocitos de tu queso favorito: queso fresco, rulo de cabra, queso feta

También puedes irte directamente con la salsa, el pollo y el queso a un plato de pasta fría, por ejemplo unas hélices o unas margaritas.

 

Consejos:

La clave de esta receta es la salsa, es lo que la hace especial. Y está muy bien ceñirse a las recetas más auténticas, pero nunca sirvas una salsa sin antes probarla y dejarla a tu gusto. Si la prefieres más líquida, añade un poco de agua, y ajusta la cantidad de sal, limón y vinagre para que te resulte lo más sabrosa posible.

Si quieres olvidarte de preparar salsas con huevo crudo, sobre todo en verano, puedes utilizar mayonesa de base, eliminando el huevo y el aceite. Puedes sustituirlos por unos 100 gr de mayonesa, y batirla con el resto de ingredientes. Es posible que quede más espesa que la de la receta, así que añade agua hasta dar con la textura adecuada.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *