Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Ensalada de remolacha con pure de zanahoria y queso de cabra

A la hora de preparar ensaladas, lo mejor es ponerse creativo y, además de tener en cuenta lo que tenemos en la nevera, encontrar combinaciones de ingredientes que queden genial y, por qué no, que hagan de la ensalada ese plato único ligero y perfecto para una comida o cena diferente.

Esta ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra tiene una mezcla de ingredientes buenísima y con distintos toques de sabor, alternando el dulzor de la zanahoria y la remolacha con la acidez de la manzana y el delicioso sabor del queso fresco. Aunque si lo prefieres puedes sustituir el puré de zanahoria por cualquier otra crema o puré vegetal, como por ejemplo un hummus de garbanzos casero, o incluso guacamole.

Si te gusta esta receta y estás buscando ensaladas originales que entren por la vista a toda velocidad, seguro que te encantan opciones tan sencillas y originales como nuestra ensalada de aguacate con salmón y aliño picante de eneldo, la ensalada de pollo y endivias con salsa de naranja, y la ensalada de espinacas frescas con champiñones y mango.

Yéndonos a opciones más exóticas, te encantará nuestra ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango, una receta de inspiración tailandesa, o la original ensalada de lentejas con salmón y aguacate, una forma diferente de comer esta legumbre. No podía faltar una receta con quinoa: nuestra ensalada de quinoa con verduras, pollo y aliño thai, muy sabrosa y exótica, y si quieres una ensalada súper sencilla y resultona, nuestra ensalada de canónigos con queso de cabra, frutos y secos y vinagreta de miel es perfecta para ti 😉

 

Ingredientes para hacer la receta de ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra:

  • 1 remolacha cocida (puedes cocerla en casa o comprarla ya cocida).
  • 4 rodajas de queso rulo de cabra.
  • 1/2 manzana roja.
  • Ralladura de lima.
  • Aceite de oliva, sal y semillas de amapola.
  • Para hacer el puré de zanahoria (con estas cantidades te saldrá una gran cantidad de puré, para la ensalada tan solo necesitarás 4-5 cucharadas soperas):
    • 400 gr de zanahoria.
    • 1/2 cucharadita de postre de jengibre fresco (cuidado con la cantidad, puedes echarla al gusto pero si te pasas te sabrá demasiado a jengibre el puré).
    • 400 ml de agua.
    • Aceite, sal y pimienta negra recién molida.

 

Preparación, cómo hacer de ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra:

  1. Puedes utilizar remolacha cruda o cocida:
    1. Remolacha cruda: deberás poner agua a hervir a una olla, introduce las remolachas con las hojas cortadas (pero dejando unos centímetros de tallos) y deja que se cocinen durante unos 40 minutos. Este tiempo dependerá de cómo sean de grandes, así que sabrás que estarán listas cuando puedas pincharlas con un cuchillo y no haya resistencia. Escúrrelas, deja que se enfríen y pélalas.
      Remolacha cocida

      Cociendo la remolacha

      Remolacha cocida casera

      Ya tenemos la remolacha que necesitamos cocida y pelada

    2. Remolacha cocida: no tienes que hacer ningún paso extra.
  2. Sigue nuestra receta para preparar el puré de zanahoria:
    1. Pela las zanahorias con un buen pelador para quitarles solo la piel, y córtalas en rodajas. Pela el jengibre y córtalo también en rodajas.
    2. En una olla que tenga tapadera, pon un poco de aceite y sal y echa las zanahorias y el jengibre. Deja que se cocinen a fuego medio durante 5 minutos sin dejar que se doren.
    3. Añade un poco de sal y el agua (quedará cubriendo la verdura).

      Zanahorias cocidas

      Cocemos con agua

    4. Sube el fuego hasta que hierva el agua (nosotros hemos puesto nuestra placa de inducción Brandt al 9), y en ese momento tapa la olla y baja a fuego bajo para que se cueza todo durante unos 20-25 minutos, hasta que las zanahorias estén tiernas.
    5. Retira la olla del fuego y utiliza una batidora de mano para triturar el puré directamente en la olla, hasta que tenga la textura que más te guste, ya que puedes servirlo cremoso (incluso si es necesario échale más agua), o grumoso como lo hemos dejado nosotros.

      Pure de zanahoria y jengibre

      Ya tenemos a nuestro gusto la textura del puré

    6. Prueba el puré y rectifícalo de sal si es necesario. También puedes agregarle más agua si la textura te parece demasiado densa, esto ya va en gustos.
  3. Corta la remolacha en cubos. Lleva cuidado cuando manipules la remolacha porque va tintándolo todo, aunque es muy fácil de quitar las manchas en manos, tablas y cuchillos simplemente con agua y un poco de lavavajillas.
  4. Lava la manzana y córtala en cubos, sin quitar la piel.
  5. Mezcla una cucharada de aceite de oliva con 1/4 cucharadita de postre de semillas de amapola y una pizca de sal.
  6. Para emplatar, pon 4-5 cucharadas de puré en un plato, encima la manzana en cubos, las rodajas de queso rulo de cabra y los cubos de remolacha.
  7. Reparte por encima el aliño de semillas de amapola y la ralladura de lima.

 

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sírvela nada más montarla, y acompáñala si lo prefieres con tostadas de pan. Si prefieres que esté fresquita, puedes dejarla media hora en la nevera antes de sacarla a la mesa, pero no más. Está de… ¡escándalo!

Receta de ensalada de remolacha con pure de zanahoria y queso de cabra

Ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra

Ensalada de remolacha y queso

Ensalada de remolacha recién hecha

 

Variantes de la receta de ensalada de remolacha con puré de zanahoria y queso de cabra:

Puedes cambiar el puré de zanahoria por otras opciones igualmente sabrosas y apetecibles, como por ejemplo un hummus de garbanzos casero, o incluso guacamole. Y también el queso, ya que otras opciones como roquefort o queso fresco también le van genial.

 

Consejos:

Si utilizas remolacha ya cocida, por lo general aportará un sabor más dulzón que si las cueces tú mism@, es cuestión de gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

¿Aceptas las cookies?Aceptar