Musaka o Moussaka Griega

NataCocina, Recetas Dificultad Media, Verduras2 Comentarios

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, media: 4,75 de 5)
Musaka o Moussaka Griega

Moussaka, musaka o musaca, lo llames como lo llames, esta receta mediterránea esté increíblemente deliciosa. He tenido la gran suerte y placer de poder degustarla en su país de origen, Grecia, y además en un auténtico paraíso como es la isla de Santorini. Durante mi estancia probé varias, pero la que más me gustó fue la que me sirvieron en un local tradicional y en el que tuve el gustazo de probar el mejor yogurt griego que podría haber imaginado. Podéis ver esa moussaka tan especial en la siguiente fotografía, qué recuerdos!

Musaka griega

Moussaka Griega de Santorini

Pero volviendo a la moussaka, lo mejor son las berenjenas con la que la preparan y que aquí en España no he conseguido encontrar. Son muy muy tiernas, de piel clarita, jugosas… especiales de verdad. Así consiguen su increíble moussaka, y yo, que no quiero renunciar al placer de un plato tradicional tan sabroso, os traigo mi humilde receta, en la que a pesar de no contar con las materias primas propias de la zona, el resultado final es una deliciosa lasaña de berenjenas con salsa boloñesa y bechamel que está… de escándalo!

 

Ingredientes para preparar la receta de moussaka griega (4 personas):

  • Para la salsa boloñesa:
    • 400 gr de carne picada (150 de cerdo y 250 de ternera).
    • 1 zanahoria.
    • 1 cebolla.
    • 1 vasito de vino blanco.
    • 300-400 gr de salsa de tomate o tomate frito.
    • 50 ml de leche.
    • Orégano.
    • Aceite, sal y pimienta.
  • Para la salsa bechamel:
    • 1/2 litro de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos de leche).
    • 2 cucharadas de harina.
    • 3 cucharadas de mantequilla.
    • Sal.
    • Especias al gusto (nuez moscada, pimienta, orégano…).
  • 3-4 berenjenas.
  • Queso emmental para rallar o rallado.
  • Aceite y sal.

 

Preparación, cómo hacer musaka griega:

  1. Lava las berenjenas y córtalas en láminas. Ponlas encima de un escurridor, añade sal y déjalas reposar 30 minutos para que suelten el amargor.
  2. Vamos a preparar la salsa boloñesa, que es lo que más tiempo tarda:
    1. Pica finamente la cebolla y la zanahoria.
    2. En una sartén, añade aceite (que casi cubra el fondo) y añade la cebolla y la zanahoria. Rehoga a fuego medio hasta que la cebolla empiece a mostrarse transparente.
    3. Añade la carne picada, mézclala con el resto de ingredientes y sepárala con la espátula. Añade sal, pimienta y orégano al gusto.
    4. Cuando la carne deje de estar rosada, añade el vaso de vino blanco y deja que se evapore el alcohol.
    5. Añade el tomate y la leche, y déjalo cocer todo durante 20 minutos, para que los sabores se fusionen y la textura sea suave.
  3. Mientras se hace la salsa boloñesa, y una vez reposadas las berenjenas, lávalas con abundante agua para eliminar los restos de sal, y hazlas a la plancha en una sartén con un poco de aceite, que se doren un poco por los dos lados. Reserva.
  4. Prepara la salsa bechamel:
    1. En un cazo, añade las dos cucharadas de mantequilla. Pon el cazo en el fuego, suave, y espera a que la mantequilla se deshaga y se quede líquida.
    2. Cuando la mantequilla esté líquida, añade las cucharadas de harina y revuélvelo todo muy bien, para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina.
    3. A continuación, añade un poco de leche (medio vaso) y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas (o si no tienes, una cuchara), para que no se te pegue en el fondo. Recuerda tener el fuego suave.
    4. Añade sal al gusto, y también especias. En este caso no le he añadido ninguna porque quería hacer una receta neutra, pero mis preferidas son nuez moscada, pimienta, orégano e incluso pimentón dulce, según la ocasión.
    1. Cuando la salsa esté cremosa y con la textura adecuada, apártala del fuego. Recuerda que normalmente la salsa bechamel se espesa un poco después de apartarla del fuego, así que intenta retirarla cuando esté un poco más líquida de lo que te gusta, y déjala reposar unos minutos. Para ajustar su textura puedes ir jugando con la leche, si se te queda demasiado dura puedes añadirle un poquito para que no siga endureciéndose ni se quede pegada.
  5. Precalienta el horno a 180º durante 10 minutos, más o menos el tiempo que tardarás en montarla.
  6. Por último, toca montar la moussaka. En una bandeja para el horno (a mi me gusta recubrirla con papel de horno para que no se pegue nada), pon una capa de berenjenas (serán tres en total), a continuación cubre con la mitad de la salsa boloñesa, pon otra capa de berenjenas, otra de salsa y finalmente otra de berenjenas. Vierte la bechamel por encima, y ralla un poco de queso emmental por encima.
  7. Introdúcela en el horno unos 15 minutos, hasta que veas que el queso se está dorando. Déjala unos minutos reposando antes de servir.

 

Musaka o moussaka griega

Preparación de la moussaka griega

Tiempo: 1 hora y 15 minutos (aunque si tienes la salsa boloñesa previamente hecha, tardarás 45 minutos menos!).

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Sírvela caliente y déjala reposar un poco, que salga todo el vapor y no te quemes. Puedes adornar con una ramita de menta como he hecho yo, aunque en realidad no me gusta incorporar elementos a los platos que después no te vayas a comer, pero puedes reservar las ramitas para hacer un té digestivo después de comerte la moussaka, ya que es un plato típico árabe pero con este versión griega.

 

Moussaka griega

Moussaka griega recién sacada del horno

Variantes de la receta de musaka o moussaka griega:

Se trata de una receta tradicional y que admite pocas variaciones, sin embargo puedes acompañar con unas rodajas de calabacín, ligeramente hechas a la plancha al igual que la berenjena, y situarlas encima de las capas de berenjena, te aseguro que te quedará delicioso!

 

Consejos:

Si quieres conocer en profundidad cómo preparar las salsas, sigue estos post sobre la receta de salsa boloñesa casera, y cómo hacer salsa bechamel, y podrás seguir todos los pasos y consejos para obtener el mejor resultado posible.


Escrito por

2 Comentarios en “Musaka o Moussaka Griega”

  1. alex

    Hola,

    la acabo de preparar y es una receta excelente. Como única pega, las medidas de la bechamel, con sólo dos de harina la salsa quedaba en exceso líquida, así que en mi caso doble la cantidad de harina. De todos modos, una receta excelente. Muchas gracias.

    1. Nata
      Nata

      Hola Álex! Gracias por tu aporte, me alegra que te haya quedado tan bien 🙂
      La textura de la salsa bechamel se puede modificar simplemente con el tiempo de cocinado, a mi me gusta tenerla en el fuego unos minutos mientras le doy vueltas, y se va espesando poco a poco hasta el punto que más me gusta. Puedes probar la próxima vez a mantener la misma cantidad de harina, pero cocinarla un poco de más tiempo. Además, cuando se enfría se espesa bastante.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *