recetas de escandalo en telegram
¡Únete a la comunidad de Recetas de Escándalo en Telegram!
telegram
Síguenos en el canal de YouTube de Recetas de Escándalo
¡¡Acabamos de estrenar nueva cocina!!

Pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera. Receta tradicional

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 10 votos¡Valórala!
4120 min
Pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera. Receta tradicional

Hay recetas que son todo un clásico y esta es una de ellas. Se suele denominar a la Villeroy o a la Villaroy y básicamente porque la salsa que cubre las pechugas de pollo es la salsa a la Villeroy, una bechamel a la que se añade una clara de huevo y queso rallado para conseguir un acabado más denso y con un sabor fantástico.

Estas pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera son una receta tradicional de esas que solían preparar las abuelas y que sigue triunfando hoy en día. Se trata de una pechuga de pollo cocinada (ya sea cocida o a la plancha) y rebozada primero en la salsa Villeroy, una bechamel con clara de huevo y queso para ganar consistencia. Cuando todo el conjunto está firme se realiza un empanado clásico, a freír y ¡a disfrutar!

A mi siempre me han recordado mucho a las croquetas ya que el concepto es el mismo pero cambia el tamaño y que los ingredientes del relleno en vez de estar mezclados van simplemente juntos. Por fuera crujientes y por dentro cremosas, estas pechugas de pollo quedan jugosas y siempre triunfan. En la receta verás trucos para preparar la bechamel perfecta y sin grumos y también indicaciones y consejos para freír y que no queden aceitosas.

Si te gustan este tipo de rebozados no dudes en cocinar los famosos flamenquines cordobeses caseros, una tapa tradicional andaluza, las milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles!, los nuggets de pollo caseros y jugosos, las milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles! o el cordon bleu tradicional o el cordon bleu tradicional de ternera. También están riquísimos los escalopines con salsa de cabrales y patatas panaderas y manzana al membrillo y por supuesto el cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo.

Y si te encantan los aperitivos rebozados seguro que te vas a animar a preparar estas deliciosas croquetas de jamón caseras, las croquetas de cocido o puchero, cremosas y crujientes, las croquetas de pollo, las croquetas de bacalao o las croquetas de espinacas. Pasando al pescado te van a encantar los calamares a la romana o calamares rebozados, el cazón en adobo o bienmesabe típico de Cádiz o los boquerones fritos, jugosos y crujientes, que aunque ligeramente también van rebozados. Y si optas por verduras nada mejor que unas berenjenas fritas y crujientes (con trucos para que no te queden aceitosas) o una riquísima tempura de verduras (también con trucos para que te quede crujiente y no sea nada aceitosa).

 

Ingredientes para preparar pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera (4 personas):

  • 2 pechugas de pollo enteras y cortadas por la mitad para obtener 4 filetes gruesos.
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.
  • Para la salsa Villeroy casera:
    • 500 ml de leche.
    • 45 gr de mantequilla sin sal.
    • 45 gr de harina de trigo.
    • 1 clara de huevo.
    • 1 cucharada sopera de queso parmesano.
    • Sal y especias al gusto. Yo he utilizado nuez moscada.
  • Para rebozar:
    • Harina de trigo.
    • 1 huevo L o 2 huevos M.
    • Pan rallado. Yo suelo utilizar pan rallado especial crujiente pero puedes utilizar el que prefieras.
  • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera:

  1. Salpimenta los filetes de pechuga de pollo por ambos lados.
  2. En una sartén que no se pegue echa un poco de aceite de oliva y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente pon los filetes de pechuga de pollo y cocínalos unos 3 o 4 minutos por cada lado, lo justo para que se doren por fuera. Reserva en un plato aparte para que se vayan enfriando.

    Pechugas de pollo a la plancha villeroy

    Cocinamos las pechugas a la plancha

  3. Ahora vamos a preparar la salsa Villeroy casera:
    1. En un cazo a fuego suave echa la mantequilla y cuando se derrita añade la harina y cocina durante 2-3 minutos mientras remueves con unas varillas para que no haya grumos.

      Salsa bechamel casera

      Preparamos la salsa Villeroy

    2. A continuación añade la leche y sigue con el fuego suave y moviendo las varillas, verás que en pocos minutos se espesa bastante.
    3. Añade sal al gusto y también las especias, que en mi caso ha sido un poco de nuez moscada.
    4. Cuando la salsa esté cremosa y se formen surcos al mover las varillas incorpora el queso parmesano y la clara de huevo ligeramente batida, mezcla un poco y aparta el cazo del fuego.

      Ya tenemos lista la salsa Villeroy casera

    5. Finalmente pruébala por si hay que rectificarla de sal.
  4. Sobre un plato o bandeja con papel de horno o film transparente (porque después será más fácil manipularlas) cubre 4 zonas con salsa Villeroy de tamaño similar a las pechugas de pollo. A continuación coloca las pechugas de pollo encima y termina cubriendo con más salsa Villeroy de forma que queden totalmente cubiertas.

    Pechugas de pollo con salsa villeroy

    Cubrimos las pechugas de pollo con la salsa Villeroy

  5. Deja el plato en la nevera durante 1 hora para que la salsa se endurezca y esté firme.
  6. Para rebozar las pechugas de pollo prepara un plato con harina, otro con pan rallado y otro con los huevos batidos.
  7. Con cuidado coge cada pechuga con su salsa Villeroy y pásalas primero por harina por ambos lados.
  8. Sacúdelas un poco para que no tengan exceso y llévalas al huevo batido, y de ahí al pan rallado hasta que queden totalmente cubiertas. Ve dejándolas sobre un plato o bandeja.

    Pechugas de pollo villaroy rebozadas

    Empanamos las pechugas de pollo a la Villaroy

  9. Para freír las pechugas de pollo a la Villeroy puedes hacerlo en sartén y también en freidora:
    1. En freidora: prográmala a 170ºC y cocina las pechugas de pollo apenas 3 minutos por cada lado, aunque el mejor indicador es darle la vuelta cuando se hayan dorado por debajo.
    2. En sartén: calienta abundante aceite en una sartén amplia pero sin llegar al punto de que humee. Cocínalas unos 3 minutos por cada lado, y al igual que en la freidora, el mejor indicador es darle la vuelta cuando veas que está empezando a dorarse por debajo.

      Pechugas Villaroy caseras

      Freímos el pollo a la Villaroy

  10. Retira las pechugas de pollo empanadas a un plato cubierto con papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.

    Como hacer pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera. Receta tradicional

    Así de fantásticas queda el pollo a la Villeroy

 

Tiempo: 1 hora más 1 hora de reposo

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Reparte las pechugas de pollo a la Villeroy en los platos de los comensales nada más salir de la cocina, bien calientes y con el rebozado crujiente y el interior cremoso, acompañadas de una sencilla guarnición como por ejemplo ensalada. Si te sobran no te preocupes, puedes guardarlas 2 o 3 días en la nevera y después revivirlas en el microondas o mejor aún en el horno aunque el rebozado ya no estará tan crujiente, y también puedes congelarlas tanto fritas como sin freír.

Disfruta de un bocado clásico pero infalible, una especie de croqueta de pollo gigante en la que el relleno en vez de ir mezclado va separado y podrás encontrar la pechuga de pollo en filete y la cremosa salsa Villeroy con bechamel. Su textura y sabor hacen que sea una elaboración de auténtico… ¡escándalo!

Receta de pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera

Pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera. Receta tradicional

 

Variaciones de la receta de pechugas de pollo a la Villeroy con bechamel casera:

Si lo prefieres puedes utilizar filetes de pechuga más finos, en ese caso te recomiendo cocinarlos muy poco al principio en la sartén para que después no queden resecos.

Aromatiza la salsa Villeroy a tu gusto, por ejemplo un poco orégano seco o de mostaza francesa le quedan fenomenal.

 

Consejos:

No te despistes con la salsa Villeroy para que no tenga grumos ni se te queme. Como es una bechamel especialmente densa estará lista en pocos minutos así que te recomiendo estar todo el tiempo removiendo con las varillas para conseguir el mejor resultado.

Es importante que empanes bien las pechugas de pollo por todas partes porque si no están bien cubiertas primero por harina, después por huevo y por último por pan rallado hay posibilidad de que se abran y se salga un poco la bechamel del interior.

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.