Solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit

La carne de ternera ofrece muchas posibilidades ya que existen infinidad de cortes y cada corte se puede aprovechar de muchas formas. Uno de los más codiciados es el solomillo de ternera, protagonista de esta receta, y tal es su sabor y textura que se puede comer incluso crudo y da lugar a platos realmente exquisitos. A mi como más me gusta es a la plancha y por eso este plato me encanta.

Esta receta de solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit es ideal para las ocasiones especiales ya que el solomillo de ternera lo solemos tomar en pocas ocasiones (sobre todo por su elevado precio) e incluso una guarnición de lo más original y vistosa. Aprende a cocinar el solomillo para que quede justo como a ti te gusta, ya sea poco hecho, al punto o bien cocinado, pero sin perder jugosidad.

De acompañamiento le van fenomenal los toques dulces de la cebolla caramelizada que casera es muy fácil de preparar y queda estupenda, también la manzana a la plancha le queda muy bien y el contrapunto crujiente los ponen las chips de boniato que también se preparan de forma sencilla. El foie micuit es un toque perfecto cuando lo servimos en una ocasión especial como la Navidad, su aroma va fenomenal con esta carne.

Si te gusta la carne de ternera te voy a demostrar lo versátil que es ya que se puede cocinar de mil formas. La estrella para mi es este entrecot de ternera con verduras cocinado a baja temperatura o sous vide con roner, una increíble delicia y una técnica para sacarle todo el partido a esta carne. Eso si, sin desmerecer la opción de comer cruda la carne de ternera con este carpaccio de solomillo de ternera con queso parmesano y salsa tártara o el steak tartar de carne con uno de los mejores aliños que hayáis probado, ¡recomendadísimos!

Eso si, es una carne también presente en ocasiones especiales como la Navidad durante la cual es muy típico preparar el redondo de ternera en salsa al Oporto, y para disfrutarla en cualquier momento queda genial el churrasco de ternera al horno con salsa barbacoa y verduras. Si nos vamos a la cocina más tradicional nos encontramos con el famoso cachopo asturiano con patatas fritas y pimientos del piquillo, el estofado de ternera guisada en salsa a la jardinera con patatas o la carne guisada en salsa con patatas y verduras.

 

Ingredientes para hacer solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit (4 personas):

  • 4 filetes gruesos de solomillo de ternera, de unos 200 o 200 gr cada uno. De todas formas esto va en gustos, así que si los prefieres más finos o incluso más gruesos no hay problema.
  • 2 manzanas rojas.
  • 1 lata de foie micuit.
  • 2 boniatos.
  • Aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para la cebolla caramelizada (te saldrá más cantidad de la que necesitas en esta receta pero te recomiendo preparar bastante y mantenerla en la nevera para otras preparaciones, a nosotros con todo tipo de quesos nos encanta):
    • 1 kg de cebollas (ten en cuenta que el resultado final será 1/4 del peso inicial, por lo que esta receta es para obtener alrededor de 250 gr de cebolla caramelizada).
    • 6 cucharadas de azúcar moreno.
    • 50 ml de aceite de oliva.
    • 1 pizca de sal.
    • Opcional, para acelerar un poco el proceso y darle un pequeño toque ácido: 2 cucharadas de vinagre balsámico de módena.

 

Preparación, cómo hacer la receta de solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit:

  1. Pon el foie micuit en un envase del cual después puedas sacarlo sin problemas o incluso un pequeño bol tapado con papel film, y déjalo en el congelador. Con una hora mínimo es suficiente para que quede congelado, y si quieres puedes dejarlo de forma permanente en el congelador para poder sacar virutas de él.
  2. Empieza preparando la cebolla caramelizada siguiendo nuestra receta. Corta la cebolla en rodajas o tiras muy finitas, al máximo posible. En un cazo con el aceite y la sal, añade las cebollas. Pon el fuego lento y ve removiendo de vez en cuando, vigilando que no se pegue al fondo en ningún momento, y que vaya pochándose poco a poco.
  3. Si en algún momento se te fuese a pegar, añade un poquito de agua y baja el fuego, quizás lo tengas demasiado fuerte. Al cabo de 25-30 minutos, cuando esté la cebolla muy transparente, añade el azúcar y opcionalmente el vinagre, mézclalo todo bien y deja que se cocine durante 5 minutos más o hasta que esté a tu gusto. Reserva.

    Cómo hacer cebolla caramelizada, la mejor receta

    Así se prepara la cebolla caramelizada

  4. Para preparar las chips de boniato, puedes pelarlo o bien lavarlo y dejarlo con la piel. Córtalo en rodajas muy finitas y de un grosor similar con ayuda de una mandolina o, si no tienes, con mucha maña y un cuchillo bien afilado. Precalienta el horno a 160ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  5. Ve poniendo las rodajas de boniato sobre papel de horno y píntalas con un poco de aceite de oliva con ayuda de un pincel de cocina. Yo suelo echar un chorrito muy fino por encima y después lo distribuyo con el pincel.

    Chips de boniato al horno

    Así entran las rodajas de boniato en el horno

  6. Cuando el horno esté a la temperatura, coloca el boniato con el papel de horno en una bandeja de horno o rejilla e introdúcela en el horno a altura media.
  7. Hornéalo 30 minutos, saca la bandeja y retira las rodajas que ya estén listas, dejándolas en otra bandeja o superficie separadas unas de otras para que no se blandeen. A las demás dales la vuelta y vuelve a introducirlas en el horno hasta que veas que están crujientes y listas pero no quemadas, tardarán entre 5 y 10 minutos más (aunque depende de su grosor).
  8. A las que saques ve echándoles un poco de sal mientras están calientes. Puedes ver cómo quedan las chips en la foto final.
  9. Pela las manzanas, descorazónalas y córtalas en rodajas, de un grosor similar al que puedes apreciar en las fotos.
  10. En una sartén que tengas que dore bien pon un poco de aceite y a fuego medio, y cuando esté caliente pon las rodajas de manzana. Cuando se hayan dorado por un lado (suelen tardar 2 o 3 minutos) dales le vuelta y espera a que estén también doradas por el otro. Ve reservándolas en un plato y sigue con el resto de rodajas.

    Manzana a la plancha

    Cocinamos la manzana a la plancha

  11. Salpimenta los filetes de solomillo de ternera. Siempre hay mucha polémica con lo de echarle sal antes o después, a mi me gusta hacerlo antes cuando los filetes son gruesos como sucede en este caso.
  12. En esa misma sartén (yo utilizo mi sartén de hierro porque calienta y dora de maravilla) echa de nuevo un poco de aceite y sube el fuego para que esté alto. Cuando esté bien caliente pon uno o dos filetes de solomillo de ternera, los que te quepan en ella, y cocínalos a tu gusto. A mi me gustan al punto así que los dejo apenas 2 o 3 minutos por cada lado. Si te gusta que el interior quede bien cocinado pero jugoso, cuando lo hayas dorado por ambos lados vuelve a darle la vuelta, ponle a la sartén una tapadera y baja el fuego al mínimo para que se siga cocinando con sus propios jugos durante otros 3 o 4 minutos. Si tus filetes son más finos o más gruesos que los que yo he cocinado deberás tenerlo en cuenta para añadir o restar minutos y que queden a tu gusto.

    Solomillo de ternera a la plancha

    Cocinamos el solomillo de ternera a la plancha

  13. Empieza a montar los platos colocando en cada uno una cama de manzana, encima un filete de solomillo de ternera y por el lateral unos chips de boniato.
  14. Encima coloca cebolla caramelizada y por último con ayuda de un pelapatatas ve rascando el foie congelado para sacar virutas de él y ponerlas por encima. Añade por último un toque de pimienta negra recién molida encima del solomillo y la manzana.

    Terminamos el emplatado con la cebolla caramelizada y el foie micuit

 

Tiempo: 1 hora y 15 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Sirve los platos lo antes posible, en cuanto el solomillo de ternera haya salido de la sartén. Si quieres preparar la receta con antelación puedes dejarlo todo listo unas horas antes (la cebolla caramelizada incluso días antes) y en el último momento prepara los filetes de solomillo a la plancha.

El solomillo queda jugosísimo y tierno, de hecho es una carne que se puede comer incluso cruda, es un auténtico placer degustarla. La guarnición de manzanas le queda fenomenal y contrasta con las crujientes chips de boniato. Todo ello conjugado con el dulzor de la cebolla caramelizada y el aromático foie micuit forman un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit

Solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit

 

Variaciones de la receta de churrasco de solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit:

Una vez que dominas la preparación del solomillo a la plancha, puedes acompañarlo de lo que prefieras. Simplemente con unas patatas cocinadas como más te guste (panaderas, en puré, asadas, cocidas) ya está tremendo, y además puedes incluir alguna preparación más o salsa pero siempre intentando que no camufle el sabor de la carne.

Si tu bolsillo no te lo permite o si te apetece cambiar el tipo de carne, puedes optar por solomillo de cerdo, secreto ibérico o magret de pato, aunque realmente cualquier carne que te guste a la plancha puede quedar bien en este plato, e incluso un confit de pato al horno queda fantástico con esta guarnición.

Los chips los puedes preparar también de zanahoria, yuca, nabo, remolacha… Eso si, vigílalos bien en el horno ya que el tiempo de horneado que necesitan depende de su grosor, pero todos quedan riquísimos y crujientes si los horneas el tiempo suficiente.

 

Consejos:

No cocines demasiado la carne o se resecará en exceso. Si te gusta poco hecha o al punto ya has visto que necesita muy pocos minutos para pasar de la sartén a la mesa, pero si te gusta totalmente cocinada te recomiendo seguir mi consejo de primero dorarla a temperatura alta y después dejar que se cocine a temperatura suave, ya que si intentas cocinarlo por completo y a fuerte temperatura, la zona exterior se acabará resecando mucho.

Cuando prepares cebolla caramelizada te recomiendo elaborar una buena cantidad ya que el resultado final se reduce a un cuarto del peso inicial y se mantiene en perfectas condiciones en la nevera, yo la he tenido hasta 2 semanas (más no porque la hemos gastado) y fenomenal. Nos gusta mucho para acompañar quesos (con rulo de cabra y brie o similar está increíble) y patés y también va fenomenal para acompañar carnes como en este caso e incluso hay quien la utiliza para preparar tortilla de patatas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar