Lasaña de verduras, una receta vegetariana y saludable

NataCocina, Pasta, Recetas Fáciles, VerdurasDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Lasana de verduras, una receta vegetariana y saludable

¡Estamos completamente enamorados de la pasta! De forma general son recetas súper sencillas de preparar, y se adaptan a todos los gustos, desde las que incluyen carne, pescado o mariscos, a las de verduras, setas, quesos, salsas caseras… ¡una delicia!

Esta lasaña de verduras es de mis favoritas, ya que combina diversas verduras que me encantan. Lo bueno es que puedes utilizar las verduras que más te gusten, y simplemente necesitas saltearlas y dejarlas a tu gusto para incluirlas en esta receta. Además el toque gratinado en el horno es de auténtico… ¡escándalo!

El poder añadir una bechamel que mantenga esa capa cremosa sobre la que se gratina queso es… sencillamente delicioso. Además puedes hacer que quede más compacta como en este caso, o montarla directamente en cazuelas de barro individuales y rodearlas de salsa bechamel o salsa de tomate, según sea el caso.

Si te gustan las lasañas, en el blog tenemos otras dos propuestas que son auténticos clásicos: la lasaña de espinacas, y la lasaña de carne a la boloñesa. Y por similitud, que no falten unos canelones de carne picada y pasta fresca con bechamel.

Además, seguro que te encantan el resto de recetas de  pasta que hemos publicado, como la clásica pasta con salsa boloñesa casera, o nuestros especiales espaguetis de escándalo con bechamel de mostaza y queso. Si te gusta el queso, disfruta con estos macarrones con salsa roquefort sin nata, y si te animas a elaborar una buena salsa casera, prepara nuestra pasta tagliatelle con salsa pesto.

 

Ingredientes para hacer la receta de lasaña de verduras (6 personas):

  • 24 placas de lasaña (si son precocidas, solo tendrás que ponerlas en remojo).
  • 1 cebolla grande.
  • 1 calabacín.
  • 1 berenjena.
  • 2 zanahorias.
  • 200 gr de brócoli.
  • 200 ml de salsa de tomate.
  • Queso para rallar, tipo emmental o mozzarella.
  • Orégano.
  • Aceite y sal.
  • Para la salsa bechamel:
    • 1/2 litro de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos de leche).
    • 2 cucharadas de harina.
    • 3 cucharadas de mantequilla.
    • Sal.
    • Especias al gusto (nuez moscada, pimienta, orégano…).

 

Preparación, cómo preparar lasaña de verduras, una receta vegetariana y saludable:

  1. Pon a remojo las placas de lasaña. Sumérgelas en un recipiente con agua, normalmente durante 10-15 minutos (te lo indicará el paquete).
  2. Vamos a preparar la bechamel, y para ello seguimos esta receta que explica cómo hacer bechamel casera y que aquí está resumida (para mayor detalle visita el enlace):
    1. En un cazo a fuego suave, añade las dos cucharadas de mantequilla, y cuando la mantequilla se deshaga y se quede líquida, incorpora las cucharadas de harina y revuélvelo todo muy bien, para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina.
    2. A continuación, añade un poco de leche (medio vaso) y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas o una cuchara, para que no se te pegue en el fondo. Añade sal al gusto, y también especias, por ejemplo pimienta negra molida y orégano.
    3. Cuando la salsa esté cremosa y con la textura adecuada, apártala del fuego y resérvala. Si en el momento de añadirla a la lasaña está un poco espesa, añade un chorrito de leche y remueve bien.
      Salsa bechamel

      Receta de salsa bechamel

  3. Pela la cebolla y córtala pequeñita. Lava la berenjena, el calabacín y las zanahorias, y pártelas en cubitos pequeños. Lava el brécol, déjalo escurrir y pártelo en pequeños ramilletes.
  4. Saltea cada verdura, de una en una, en la sartén a fuego medio, con un poquito de aceite y sal. Estarán listas cada una cuando empiecen a dorarse. Reserva.
    Verduras salteadas para la lasana

    Salteando las verduras para la lasaña

  5. Precalienta el horno a 200ºC.
  6. Comienza a montar la lasaña: en una bandeja de horno coloca 6 láminas de pasta, a continuación un tercio de la salsa de tomate y una cuarta parte de la bechamel.
    Montaje de la lasana de verduras

    Comenzando el montaje de la lasaña

  7. Pon encima las berenjenas y la mitad de la cebolla.
  8. Vuelve a extender otra capa de 6 láminas de pasta, cúbrelas de nuevo con salsa de tomate y bechamel, e incorpora la otra mitad de la cebolla y todo el brécol.
  9. De nuevo otra capa de pasta, salsa de tomate y bechamel, y el calabacín y las zanahorias.
  10. Vuelve a cubrir con 6 láminas de pasta, vierte toda la bechamel restante por encima, y espolvorea el queso.
    Montaje lasana de verduras

    Terminando el montaje de la lasaña de verduras

  11. Hornea la lasaña durante 15 minutos a 180ºC. Cuando veas que el queso se ha dorado ligeramente es que está lista. Sácala del horno y déjala reposar 5 minutos antes de servirla y cortarla.
    Lasana de verduras gratinada

    Lasaña de verduras recién gratinada

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tras esperar el pequeño reposo de 5 minutos, ¡a disfrutar! Divide la lasaña en porciones y sirve cada una en los platos de los comensales. Eso sí, esperad un poquito más para llevaros el bocado a la boca, ya que la lasaña guarda muy bien el calor y puede quemar un poco al principio.

Si quieres prepararla con antelación, al contrario de lo que pasa con otras preparaciones, estárá incluso más deliciosa. Puedes montarla entera y reservarla en la nevera, y justo antes de servirla la horneas. También puedes hornearla con antelación y, antes de servir, darle de nuevo un golpe de calor, con 5 minutos a 200ºC será suficiente.

Receta de lasana de verduras, vegetariana y saludable

Lasaña de verduras, una receta vegetariana y saludable

 

Variantes de la receta de lasaña de verduras:

Puedes modificar la forma de servirla. Si en vez de montarla entera en una bandeja de horno lo haces en cazuelas individuales, ganarás en presentación y, a tu gusto, puedes rodearla de más salsa de tomate y de bechamel. Si las cazuelas son muy pequeñas, quizás utilizar placas para canelones te vendrá mejor.

Para hacerla aún más ligera, puedes prescindir de la bechamel. En ese caso, en la capa superior de pasta deberías extender un poco de salsa de tomate, para que las láminas no queden resecas.

 

Consejos:

Si rallas el queso en el momento de utilizarlo, tendrá mucho más sabor y además el taco de queso servirá para otros platos ya que lo podrás guardar durante muchos días e incluso semanas, cosa que no sucede con el queso ya rallado.

Las placas de lasaña precocidas son muy cómodas de utilizar, y no le encuentro apenas diferencia a las tradicionales. Eso sí, si te animas a hacer tus propias placas de pasta fresca, el resultado quedará mucho más espectacular y podrás terminarlas con el grosor y dimensiones que prefieras.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *