Espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso. Receta de “pasta” de verdura

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Espaguetis de calabacin con salsa de tomate y queso. Receta de pasta de verdura

Es increíble la cantidad de recetas que se pueden preparar con verduras y personalmente todavía no he dado con ningún plato de verduras que no me guste. Lo mejor de todo es que la mayoría se pueden comer incluso crudas y admiten multitud de técnicas de cocción para sacarles todo su sabor, como por ejemplo al vapor, a la plancha, cocidas, fritas, asadas… Pero lo más llamativo de esta receta es poder darle una forma un tanto novedosa a una verdura de toda la vida como es el calabacín y, gracias a eso, conseguir un nuevo y atractivo uso que recuerda ni más ni menos que a la pasta.

Estos espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso vienen a revolucionar nuestros platos de verduras (genial aplicación para niñ@s que se ponen difíciles con las verduras) ya que hasta ahora no sabíamos que cocinando el calabacín en tiras finas podíamos obtener un resultado de apariencia similar a los espaguetis y servirlos con las típicas salsas para pasta.

Para darle esta forma a los calabacines hay varias herramientas, la que yo utilizo es un espiralizador que podéis ver en una foto más abajo y viene a ser un doble sacapuntas (uno para tiras más finas y otro más gruesas) en el que se introduce el calabacín y se le va sacando punta de forma que va saliendo como si fueran espaguetis. Hay otros modelos más aparatosos e incluso peladores como el pelapatatas pero capaces de sacar tiras, elige el que más te guste y triunfa con este platazo de verduras.

Si te gusta esta receta no te pierdas nuestra sección de verduras en la que encontrarás platos tan ricos como la clásica menestra de verduras con jamón o el pisto manchego de verduras, las alcachofas con jamón y cebolla, la crema de brócoli con ajos tiernos y patata, el puré de calabaza, las lentejas estofadas con verduras, los garbanzos con espinacas o una riquísima tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa.

También pueden servirse a modo de guarnición como las cebollitas francesas glaseadas y caramelizadas o las verduras a la plancha salteadas con crujiente de jamón, e incluso en recetas exóticas como los fideos de arroz chinos salteados con champiñones y pak choi.

Si te gustan las cremas, no te pierdas nuestra sección de sopas y cremas, donde encontrarás además de la famosa y ya mencionada vichyssoise, su variante en caliente, la crema de puerros. También te va a encantar la clásica crema de calabacín y puerros y si quieres innovar no tienes más que preparar la crema de colinabo con brocheta de almejas y anchoas.

Tampoco te pierdas nuestra crema de verduras casera, perfecta para aprovechar las verduras que han madurado en la nevera y quieres gastar. Si prefieres sabores más concretos, prueba la crema de calabaza y zanahoria y la versión en forma de puré de calabaza, o la sabrosísima crema de champiñones y setas casera.

 

Ingredientes para hacer espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso (4 personas):

  • 2 calabacines. Lo ideal es que no sean muy gruesos para que quepan perfectamente en el espiralizador.
  • Tomate frito o salsa de tomate casera, cantidad al gusto. Si te animas a prepararla casera aquí tienes nuestra receta de salsa de tomate casera.
  • Queso, cantidad y tipo al gusto. A mi me gusta rallar un poco de parmesano por encima.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

 

Preparación, cómo preparar la receta de espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso:

  1. Como el proceso de preparar los espaguetis de calabacín va a ser muy rápido, prepara previamente cualquier salsa o condimento que vayas a añadirles. Puedes optar por nuestra salsa de tomate casera pero también le van geniales la salsa de aguacate o la salsa pesto casera.
  2. Lava los calabacines bajo un chorro de agua fría, sécalos con papel de cocina y córtales el extremo que termina en forma redonda (el otro extremo consérvalo, el que lleva el tallo, ya que nos permitirá seguir presionando el calabacín en el espiralizador cuando quede poco).
  3. Ahora utiliza tu espiralizador para ir “sacándole punta” a los calabacines y obtener los espaguetis de calabacín. Si te fijas el modelo que utilizo yo tiene dos sacapuntas, uno para tiras más finas y otro para más gruesas (que es el que he utilizado yo en esta ocasión). Lo bueno es que va haciendo espaguetis de todo el calabacín excepto del centro que se va quedando en el espiralizador. Esto es lo ideal ya que te recomiendo retirar cualquier espagueti que incluya parte de las semillas del centro del calabacín las cuales estropean el resultado final al cocinarlo ya que no paran de soltar líquido.

    Espaguetis de calabacin con espiralizador de verduras

    Este es el espiralizador que yo utilizo

  4. Ya tenemos nuestros espaguetis de calabacín. Se pueden cocinar de varias formas, por ejemplo al vapor tanto en una olla como al microondas e incluso comerlos crudos, pero mi forma favorita es en sartén. Recuerda en todo momento que lo que queremos es mantener su textura firme para que se parezcan lo máximo posible a la pasta así que hay que cocinarlos muy poco.
  5. Pon una sartén a fuego medio-alto con un poquito de aceite y cuando esté caliente incorpora los espaguetis de calabacín y, si te gusta, un poco de pimienta negra recién molida.
  6. Hay que cocinarlos solamente 2 minutos, te aseguro que no necesitan más. La forma ideal es dejarlos unos 15 segundos quietos y a continuación cambiarlos de posición con la ayuda de unas pinzas de cocina, otros 15 segundos y así hasta los 2 minutos. Verás que con tan poquito tiempo están riquísimos y para nada crudos, si los cocinas más tiempo empezarán a soltar agua, su textura se volverá demasiado tierna y se empezarán a romper. Si ves que incluso en esos 2 minutos están soltando líquido puedes ir retirándolo con una cuchara.

    Espaguetis de calabacin salteados

    Salteamos los espaguetis de calabacín apenas 2 minutos

  7. En cuanto se haya cumplido el tiempo ya puedes servirlos en los platos, echando ahora sí la sal (nunca antes porque soltarían más agua durante el cocinado) y la salsa de tomate y el queso.

 

Tiempo: 15 minutos más el tiempo necesario para preparar la salsa que vayas a utilizar

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Estos espaguetis de calabacín deben ir directos a la mesa nada más salir de la sartén ya que es como más ricos están, con una textura aún firme aunque no crudos y todavía sin soltar agua. Es un plato que no te recomiendo preparar con antelación ya que requiere poquísimo tiempo y el reposo hace que se ablanden.

Sírvelos en los platos con la salsa que hayas elegido, yo en este caso he utilizado mi salsa de tomate casera y un poco de parmesano rallado. No es un plato de pasta pero la sensación en la boca es muy similar y sin duda una fantástica forma de comer verduras con el recuerdo de un platazo de pasta, están de… ¡escándalo!

Receta de espaguetis de calabacin con salsa de tomate y queso

Espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso. Receta de “pasta” de verdura

Variantes de la receta de espaguetis de calabacín con salsa de tomate y queso:

Las zanahorias también se pueden espiralizar de forma sencilla así que puedes incluirlas en el plato y cocinarlas de la misma forma junto a los calabacines, quedan muy ricas y crujientes.

A la hora de servir los espaguetis de calabacín puedes dejarlos crudos tal cual (y riquísimos que están) pero también puedes cocerlos al vapor apenas 3-4 minutos o también en el microondas, abriendo cada minuto para comprobar su punto. En estos casos recuerda escurrirlos antes de llevarlos a los platos y échales la sal después del cocinado para evitar que suelten demasiada agua.

 

Consejos:

No cocines en exceso los espaguetis de calabacín ya que perderían su textura firme y sería una pena. Si te gusta comer el calabacín tierno te recomiendo cocinarlo de otra forma pero si lo haces en forma de espaguetis lo ideal es dejarlos como la pasta, “al dente”.

Cuando los mezcles con una salsa lo ideal es que esté fría o como mucho a temperatura ambiente para que no se sobrecocinen en exceso. Ya estás viendo que lo único que hay que tener en cuenta con los espaguetis de calabacín es mantener esa textura firme que los hace tan especiales. Si quieres utilizar una salsa caliente lo mejor es que cocines los espaguetis apenas un minuto y después los revuelvas con la salsa otro minuto para que terminen de cocinarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.

Gestionar opciones Aceptar
-->