Bagels neoyorquinos, la receta casera y sugerencias para el relleno

NataMasas, Recetas Dificultad MediaDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
Bagels neoyorquinos, la receta casera y sugerencias para el relleno

El mundo de las masas caseras es tan infinito como entretenido, además de un gustazo para los que somos un poco cocinillas. Hemos preparado ya un montón de tipos de masas, desde la clásica masa de pizza, tanto la versión finita como la gruesa, pasando por la masa quebrada o pasta brisa, tanto dulce como salada, las italianas focaccias, el socorrido pan de hamburguesa casero, o el exótico pan de pita casero.

Los bagels son panes cuya peculiaridad es que tienen un agujero en el centro, como si fuesen donuts, aunque la masa es muy parecida a la del pan de hamburguesa. La sorpresa de estos bagels está en la forma de cocción: antes de introducirlos en el horno, se cuecen un poco en agua. De esta forma, quedan esponjosos por dentro y ligeramente crujientes por fuera, lo que los hace tan apetecibles para desayunos y almuerzos, ya que su textura en conjunto es consistente y se prestan a ser rellenados o untados con cremas, mantequillas o mermeladas.

Estos bagels neoyorquinos los hemos rebozado en semillas de amapola y de sésamo, para darles una cobertura especialmente sabrosa. Verás que la masa es muy fácil de dominar, muy suavecita, y por lo tanto el amasado es bastante agradable. Anímate a desayunar como un auténtico neoyorquino 😉

Receta de bagels neoyorquinos

Auténticos bagels neoyorquinos

 

Ingredientes para preparar bagels neoyorquinos caseros (6 bagels):

  • 400 gr de harina de trigo (mejor si es de fuerza, con mayor cantidad de proteína).
  • 125 ml de agua.
  • 125 ml de leche (se puede elaborar la receta simplemente con 250 ml de agua, aunque con leche quedan más sabrosos aún).
  • 15 gr de levadura fresca de panadero (equivalente a 5 gr de levadura seca de panadería).
  • 30 gr de mantequilla.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 huevo.
  • Semillas de amapola o de sésamo (opcional).

 

Preparación, cómo hacer la receta de bagels neoyorquinos caseros:

  1. En un bol, echa la harina tamizándola, es decir, haciéndola pasar a través de un colador para que caiga sin grumos ni apelmazamientos.
  2. Añade la sal y el azúcar, y mézclalo todo.
  3. En un recipiente echa el agua y la leche, que deben estar templadas (puedes introducir el recipiente unos pocos segundos en el microondas, estarán templadas cuando introduzcas un dedo y notes una temperatura similar a la de tu cuerpo, en torno a 37ºC, es decir, ni la notas fría ni caliente), y disuelve en ellas la levadura fresca, removiendo con ayuda de una cucharilla.
  4. Haz un hueco en el centro del bol donde está la harina, y vierne en él el agua y la leche. Derrite la mantequilla introduciéndola en un vaso durante unos segundos en el microondas, y añádela también.
  5. Remueve con una cuchara hasta que los ingredientes se vayan compactando y la mezcla sea más homogénea. Déjala reposar 5 minutos y vuelve a removerla hasta que se despegue de forma más o menos fácil de las paredes del bol.
  6. Sobre una superficie enharinada, pon la masa y comienza a amasarla con tus propias manos, estirándola con ambas manos y volviéndola a doblar, en diferentes direcciones (como puedes ver en las fotografías).
  7. Disfruta del amasado durante unos 10 minutos, hasta que veas que la masa es elástica y suave.
    Cómo preparar bagels neoyorquinos caseros

    Cómo preparar bagels neoyorquinos caseros

  8. Echa un poco (poquito!) de aceite en las paredes del bol que estabas utilizando, pon en él la masa, tápalo con papel film y déjalo levar (fermentar) en un lugar cálido y sin corrientes de aire alrededor de 45 minutos, que es más o menos el tiempo que tardará en duplicar su volumen.
    Fermentación bagels neoyorquinos

    Fermentación de los bagels neoyorquinos

  9. Vuelve a poner la masa en una superficie enharinada, y con tus manos, desgásala, es decir, presiona para extraer el aire de su interior. Córtala con un cuchillo en 6 porciones (aunque si quieres preparar bagels más pequeños, puedes cortarla en más porciones).
  10. Haz una bolita con cada porción, aplánala ligeramente y crea el agujero en el interior con ayuda de tus propios dedos, insistiendo para que se mantenga y no se cierre durante los siguientes procesos. Haz lo mismo con el resto de porciones, y déjalos reposar 20 minutos.
  11. Pon agua a calentar en una olla ancha, con una cucharada de azúcar.
  12. Precalienta el horno durante 10 minutos a 200ºC.
  13. Cuando el agua esté hirviendo y los bagels hayan reposado, introdúcelos uno a uno y déjalos que se cuezan unos 15 segundos por cada lado. Sácalos preferiblemente con una espumadera para que se escurran bien, y ve colocándolos en una bandeja de horno forrada con papel de horno, para que no se peguen.
    Formado y cocción bagels neoyorquinos

    Formado y cocción de los bagels neoyorquinos

  14. Píntalos con el huevo batido, y a continuación espolvorea por encima las semillas que prefieras, como por ejemplo de amapola, de sésamo
    Bagels recubiertos de semillas de amapola y sésamo

    Bagels pintados con huevo y recubiertos de semillas de amapola y sésamo

  15. Introduce la bandeja con los bagels en el horno cuando haya alcanzado la temperatura de 200ºC, ponlos a altura media y hornéalos durante 20-25 minutos, hasta que veas que su superficie se ha dorado ligeramente.
  16. Sácalos del horno y déjalos enfriar, preferiblemente sobre una rejilla si te gusta que el exterior quede crujiente incluso por la parte de abajo.
    Bagel neoyorquino horneado

    Bagel neoyorquino ya horneado

 

Tiempo: 1 hora y media de preparación y fermentación, y 30 minutos de cocción

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Una vez estén tibios, puedes utilizar tus bagels como más te guste. Puedes partirlos por la mitad y dorar la parte interna ligeramente con una tostadora o en una sartén, y a continuación rellenarlos con los ingredientes dulces o salados que más te gusten.

Lo más clásico es rellenarlos con queso crema y añadir algunas hierbas como orégano, tomillo o romero, además de salmón marinado o jamón cocido. Puedes tomarlo como si fuese un sandwich, con el clásico relleno a base de lechuga, mayonesa y atún o pechuga de pollo a la plancha, o servirlo como si fuesen tostadas, con mantequilla y mermelada o tomate rallado.

Bagels caseros y recubiertos de semillas

Bagels neoyorquinos caseros y recubiertos de semillas

 

Variaciones de la receta de bagels neoyorquinos caseros:

La principal variación es la cobertura, que puede ser a base de semillas como las de amapola o sésamo, pero también sin nada, o incluso con tus hierbas o especias favoritas.

 

Consejos:

Si quieres preparar una gran cantidad, puedes congelarlos perfectamente una vez que estén completamente hechos. Después tan sólo tienes que introducirlos en el horno unos minutos o en una tostadora para tenerlos listos.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *