Pollo teriyaki con arroz basmati

NataCarnes y aves, Cocina, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Pollo teriyaki con arroz basmati

Todo un clásico de la cocina japonesa, el pollo teriyaki es ya muy popular en occidente y es un plato delicioso, muy fácil de preparar y cuya salsa teriyaki se puede comprar ya hecha o, mejor aún puedes realizarla con esta receta de salsa teriyaki casera que es una versión de la original, de sabor muy muy similar pero con ingredientes fáciles de conseguir, por lo que ya no tienes excusa para aprender a preparar esta deliciosa receta. Además se acompaña de arroz basmati, un arroz muy suelto y aromático que conforma la base perfecta para deleitarte con este exquisito plato de pollo.

Como ya comentamos, la salsa teriyaki es una salsa tradicional japonesa y se utiliza principalmente para esta receta de pollo teriyaki, pero puedes usarla en un montón de platos y como acompañamiento a tus habituales recetas de carne, verduras, arroz e incluso pasta. Además se conserva durante unos días en la nevera, por lo que puedes preparar en exceso y guardarla para otra receta.

La palabra teriyaki viene de la composición de dos palabras que vienen a significar que estás añadiendo una salsa con un toque dulce y además con cierto brillo y espesor. Por lo general, se incorpora a carnes que se están asando, y durante la cocción se pintan con esta salsa, o a platos de verduras o arroz, para los que se añade esta salsa (en este caso no debe ser demasiado espesa) que sirve de acompañamiento.

Si te encanta la comida japonesa, atrévete a preparar sushi en casa, uno de los platos más conocidos internacionalmente. Y si te gustan los platos asiáticos en general, deléitate con el pollo con piña al estilo chino, o unas deliciosas gambas picantes acompañadas de fideos de arroz. Si te gustan los clásicos, qué mejor que el arroz tres delicias chino, sin falta el delicioso pollo al limón.

Anímate, hoy japón en tu cocina!

 

Ingredientes para preparar pollo teriyaki con arroz basmati (4 personas):

  •  Para la salsa teriyaki:
    • 100 ml de salsa de soja.
    • 2 cucharadas de azúcar moreno.
    • 2 cucharadas de postre de jengibre en polvo.
    • 1 cucharada de almidón de maíz (vamos, la conocida maizena de siempre).
    • 50 ml de agua a temperatura ambiente.
    • 2-3 cucharadas de vino tinto.
  • 2 pechugas de pollo.
  • 2 cebollas grandes.
  • Para acompañar, 1 vasito (tamaño vino) de arroz basmati por persona, es decir, unos 70 gr.
  • Semillas de sésamo tostadas (opcional).
  • Aceite de semillas y sal.

* Aunque en la fotografía veas una ración pequeñita, los ingredientes y las cantidades mencionadas son para que 4 personas coman este plato de forma abundante. Es que la foto queda así mucho más elegante 🙂

 

Preparación, cómo hacer la receta de pollo teriyaki con arroz basmati:

  1. Primero haz el arroz y déjalo listo. En una olla, añade abundante agua (que cubra las 3/4 partes) y una cucharadita de postre de sal, y lleva a ebullición. Cuando esté hirviendo el agua, añade el arroz, y cuando vuelva a hervir, déjalo cocer unos 10-12 minutos (lo que ponga el paquete de arroz) y tapado. Remueve un par de veces durante la cocción. Cuando el arroz esté cocido, escúrrelo y resérvalo.
  2. Mientras se hace el arroz, vamos a preparar la salsa siguiendo esta receta. Lo primero que vamos a hacer es evaporar el alcohol del vino. Para ello, en un cazo en el que prepararemos la salsa, lo ponemos a fuego medio-fuerte y añadimos el vino.
  3. Cuando se haya evaporado el alcohol del vino (puedes comprobando acercándote y oliendo, estará evaporado cuando el olor sea suave y no se note el alcohol), añadimos la salsa de soja, el azúcar moreno y el jengibre en polvo. Removemos de vez en cuando.
  4. Mezclamos en un vaso el almidón de maíz con el agua, que se disuelva por completo, y lo añadimos al cazo.
  5. En pocos minutos la salsa se espesará, el azúcar se habrá disuelto y estará lista. Si la prefieres más espesa, vuelve a disolver almidón de maíz en un poco de agua fría y añadimos. Si por el contrario te ha quedado muy espesa, añade agua. Si te ha quedado demasiado suave, añade un poco de salsa de soja y vuelve a probarla.
  6. A la vez que preparas la salsa, puedes seguir con la base de la receta. Corta el pollo en tiritas finas, y en una sartén con el fuego fuerte y un poquito de aceite, saltéalo hasta que se dore un poquito.
  7. Mientras, corta las cebollas en tiritas finas, y cuando el pollo empiece a dorarse, incorpóralas a la sartén y remuévelo todo durante unos minutos, hasta que la cebolla se vea ligeramente transparente.
  8. Incorpora unas cuantas cucharadas de la salsa teriyaki a la sartén donde están el pollo y la cebolla, apaga el fuego y remueve. Añade tanta salsa como te guste, aunque te recomiendo que reserves un poquito para que después cada comensal decida si añadirle más salsa por ejemplo al arroz.
Receta de pollo teriyaki con arroz basmati

Cómo prepara la receta de pollo teriyaki con arroz basmati

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Para que tu receta quede igual que en la fotografía, tan solo debes utilizar un molde de la forma que prefieras (en este caso cuadrado), introducir arroz, presionarlo un poco para que luego no se te desmorone, y quitar el molde hacia arriba. A continuación sirve unas cucharadas de pollo teriyaki bien caliente, y adorna el plato con un poquito de salsa. Espolvorea un poco de sésamo tostado (opcional) y le darás el toque definitivo. También puedes echar unas cucharadas de salsa por encima del arroz, ya verás qué deliciosa combinación.

Puedes apreciar en la fotografía que la salsa ha quedado con un espesor muy adecuado, ya que no está excesivamente densa, sin embargo no se resbala por el plato como si fuese un caldo. Vamos, está… de escándalo!

 

Variantes de la receta de pollo teriyaki con arroz basmati:

A la hora de hacer la salsa teriyaki en casa existen muchos variantes, ya que a esta misma receta puedes añadirle una cucharada de vinagre de arroz para aportarle ese toque más avinagrado, o incluso aceite de sésamo o ajo picado para aportarle un punto más de sabor, más occidental, y que no se trate simplemente de una salsa dulce, aunque ya de por sí está deliciosa. Yo prefiero hacer la salsa tal cual, y si me gusta el punto de ajo se lo doy más bien al plato al que le voy a añadir la salsa. La receta tradicional está compuesta por salsa de soja, azúcar, mirin y sake. Si posees todos los ingredientes, mézclalos en similares proporciones, ve probando la salsa y mantén el cazo a fuego medio, te saldrá deliciosa y más auténtica.

Para variar la propia receta del pollo teriyaki, puedes hacer un plato más completo añadiendo unas tiras de calabacín, zanahoria, col… Con estos ingredientes acabará pareciéndose un poco más al clásico pollo con almendras, así que atrévete y modifica el plato. También puedes sustituir el arroz basmati por unos deliciosos fideos de arroz, o incluso unos tallarines bien impregnados de salsa teriyaki.

 

Consejos:

El tipo de salsa de soja elegida cambia mucho la receta. En la mayoría de los supermercados habituales existe una sección japonesa y muchas de sus salsas de sojas son muy suaves de sabor e incluso algo dulces (la salsa de soja es muy salada, no dulce). Es por ello que deberás ir probando tu salsa teriyaki porque debido a esto deberás cambiar la cantidad de azúcar a añadir. No puedo evitar recomendar la salsa de soja Kikkoman, la del tapón rojo, pues es la más intensa y salada, y con poca que utilices puedes aderezar tus platos preferidos, incluídos esta deliciosa salsa teriyaki.

No tengas miedo a la hora de rectificar la salsa si no te ha quedado a tu gusto. Para el espesor, juega con el almidón de maíz y el agua para ir equilibrando. Para el sabor, varía la cantidad de salsa de soja y de azúcar para que ninguna sea la protagonista, sino que ambas se equilibren y te quede una salsa dulce con un potente sabor a salsa de soja y jengibre.

 


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *