Macarrones con salsa roquefort sin nata

NataCocina, Pasta, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Macarrones con salsa roquefort sin nata

La pasta es uno de los ingredientes más versátiles en la cocina, y los macarrones en concreto pueden utilizarse en un montón de preparaciones, quedando siempre deliciosos. Es un tipo de pasta que, como cualquier otra, admite cualquier combinación de ingredientes, aliños y salsas, resultando un plato poco apelmazado por su estructura, y en el que la salsa circula libremente, impregnando cada macarrón.

Estos macarrones con salsa roquefort sin nata están elaborados con una salsa roquefort sin nata, resultando una combinación estupenda, cremosa y potente de sabor. Una auténtica delicia para los amantes de los quesos de potente sabor, ya que en vez de roquefort puedes incluir otros quesos azules o de cabra, o incluso elaborar la salsa con una mezcla de todos ellos.

Si te encantan los macarrones, anímate a preparar los clásicos macarrones al horno gratinados, con una deliciosa salsa boloñesa casera y cremosísima salsa bechamel, o estos originales macarrones de escándalo con bechamel de mostaza y queso con los que tendrás el éxito asegurado al servirlos en la mesa.

 

Ingredientes para la receta de macarrones con salsa roquefort sin nata (para 4 personas):

  • Para la salsa roquefort sin nata:
    • 300 ml de leche desnatada.
    • 100 gr de queso roquefort.
    • 1 cebolla.
    • 1 cucharadita de harina de maíz.
    • Aceite, sal y pimienta negra molida.
  • Para la pasta:
    • 300-350 gr de macarrones (o cualquier otro tipo de pasta que te guste).
    • Queso para rallar: fundir: emmental, parmesano, havarti, mozzarella…
    • Sal y orégano.

 

Preparación, cómo hacer macarrones con salsa roquefort sin nata:

  1. Prepara los macarrones: pon agua (que después cubra de sobra la pasta) a cocer en una olla, y una cucharadita de postre de sal. Cuando hierva, añadir la pasta y, cuando vuelva a hervir, contar los minutos que muestre el paquete (en este caso son 10 minutos).Cuando estén listos, escúrrelos.
  2. Mientras se cuecen los macarrones, preparamos salsa roquefort sin nata siguiendo estos pasos:
    1. Pela la cebolla y pícala muy finita. En una sartén o cazo a fuego medio y con un poco de aceite, añade la cebolla y un poco de sal, y deja que se poche durante 10 minutos, quedando transparente sin llegar a dorarse.
    2. Desmenuza el queso roquefort y añádelo a la cebolla cuando esté lista, removiendo para que se derrita.
    3. En un vaso, mezcla parte de la leche con la harina de maíz, y con ayuda de una cucharilla disuélvela bien.
    4. Cuando el roquefort se haya derretido, incorpora la leche con la harina de maíz, remueve un poco y ve incorporando el resto de la leche, sin dejar de remover. Añade un pimienta negra molida al gusto y sal.
    5. Deja el fuego lento y sigue cocinando durante 5-10 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que se espese ligeramente. Si se ha espesado demasiado añade un poco de leche y aparta del fuego, y si por el contrario está demasiado líquida para tu gusto, vuelve a diluir un poco de harina en leche y añádela.
Cómo hacer macarrones con salsa roquefort sin nata

Cómo preparar macarrones con salsa roquefort sin nata

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Sirve los macarrones escurridos en los platos de los comensales. Riega por encima con la salsa roquefort (que puedes ponerla en una salsera), y si te gusta puedes espolvorear un poco de orégano por encima, e incluso unos pedacitos de queso roquefort. También puedes poner todos los macarrones en una fuente grande o bol, añadir la salsa y mezclarlos bien para a continuación servirlos en los platos.

Tómalos muy calientes y mézclalos bien con la salsa, que estará cremosa y con un potente sabor a roquefort. De auténtico… ¡escándalo!

 

Variantes de la receta de macarrones con salsa roquefort sin nata:

Puedes preparar esta misma receta con cualquier otro tipo de pasta: spaguettis, tallarines, espirales… La salsa roquefort, como otros tipos de salsas italianas, se adaptan a cualquier tipo de pasta. Incluso puedes utilizar esta salsa para una rica lasaña de verduras o carne, como si fuese la salsa bechamel 😛

 

Consejos:

Observa bien el estado de la salsa, que no se pegue en el fondo y sobre todo que sea tan cremosa como prefieras. Ten en cuenta que cuando se enfría se vuelve más densa, así que sácala del fuego en cuanto esté casi como a ti te gusta, porque en el plato terminará de adquirir su textura final.


Escrito por

0 Comentarios en “Macarrones con salsa roquefort sin nata”

  1. Pingback: Lasaña de verduras, una receta vegetariana y saludable - ConcinaConReceta

  2. Pingback: Lasaña de verduras, una receta vegetariana y saludable - Recetas a Cocinar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *