¡¡ATENCIÓN!! Tenemos una OFERTA IRREPETIBLE para ti: 35 cursos y libros de cocina valorados en 1.186€ por sólo 47,50€
¡Date prisa! Termina en QUIERO CONSEGUIRLOS >>

Tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 votos, media: 4,13 de 5)
Tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa

Soy una auténtica amante de las verduras, diría que todo tipo de verduras y cocinadas de todo tipo de formas. La gran mayoría las podemos consumir incluso crudas pero también podemos asarlas, cocerlas, cocinarlas al vapor, a la plancha o incluso freírlas como es el caso de esta receta. Cada tipo de verdura aporta su particular sabor y sobre todo su textura única y yo además de utilizarlas como guarnición me encantan como plato único.

Esta receta de tempura de verduras está llena de trucos para que te quede un rebozado crujiente y nada aceitoso, además muy finito y que no enmascara el sabor de las verduras. Reconozco que freír no es mi técnica preferida pero también debo decir que las verduras así quedan deliciosas y por eso me gusta preparar esta receta de vez en cuando.

Lo mejor de todo es que podemos utilizar las verduras que prefiramos y además es una receta que se prepara en muy poco tiempo y la única dificultad es estar pendiente de algunos detalles a la hora de freír pero más abajo os doy todos los consejos a seguir. A mi me gusta servir además alguna salsa para ir mojando las verduras, suelo preferir salsa de soja o salsa agridulce pero podéis utilizar la que queráis e incluso no tiene por qué ser asiática, ¿qué tal un buen alioli casero o una salsa barbacoa hecha en casa?

Si te gusta esta receta no te pierdas nuestra sección de verduras en la que encontrarás platos tan ricos como las clásica menestra de verduras con jamón, las verduras al horno (con trucos para que os queden de 10), las alcachofas con jamón y cebolla, la crema de brócoli con ajos tiernos y patata, el puré de calabaza, las lentejas estofadas con verduras o los garbanzos con espinacas.

También pueden servirse a modo de guarnición como las cebollitas francesas glaseadas y caramelizadas o las verduras a la plancha salteadas con crujiente de jamón, e incluso en recetas exóticas como los fideos de arroz chinos salteados con champiñones y pak choi.

Si te gustan las cremas, no te pierdas nuestra sección de sopas y cremas, donde encontrarás además de la famosa y ya mencionada vichyssoise, su variante en caliente, la crema de puerros. También te va a encantar la clásica crema de calabacín y puerros y si quieres innovar no tienes más que preparar la crema de colinabo con brocheta de almejas y anchoas.

Tampoco te pierdas nuestra crema de verduras casera, perfecta para aprovechar las verduras que han madurado en la nevera y quieres gastar. Si prefieres sabores más concretos, prueba la crema de calabaza y zanahoria y la versión en forma de puré de calabaza, o la sabrosísima crema de champiñones y setas casera.

 

Ingredientes para preparar tempura de verduras con trucos para que te quede crujiente y nada aceitosa:

  • Verduras, las que prefieras y cantidad al gusto. Yo he utilizado calabacín, alubias verdes, berenjena y espárragos pero también se pueden utilizar pimientos, cebollas o cebolletas, zanahoria, brócoli, coliflor, calabaza, setas, champiñones…
  • Para la masa de tempura (con esta cantidad tendrás para rebozar el doble o más de verduras que las que cociné yo y que puedes ver en una fotografía más abajo):
    • 250 ml de agua muy fría.
    • 1 huevo.
    • 160 gr de harina de trigo.
    • Una pizca de sal.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de tempura de verduras crujiente:

  1. Vamos a preparar las verduras. Lava todas las verduras con agua fría, déjalas que escurran y sécalas bien.
  2. Corta el calabacín y la berenjena en bastones de un grosor similar. Lo importante es que lo que vayas a freír en cada tanda tenga más o menos el mismo tamaño para que todos los trozos se cocinen en el mismo tiempo.
  3. Corta los extremos de las alubias verdes, deséchalos y pártelas en 3 partes.
  4. Corta la parte más gruesa y dura del tallo de cada espárrago y divídelos en dos partes.

    Verduras para la tempura

    Estas son las verduras que he preparado yo para dos personas

  5.  Prepara la masa de la tempura. Yo lo que suelo hacer es medir la cantidad de agua necesaria y la meto unos 15 minutos al congelador en una jarra de cristal para que esté muy fría pero no congelada. También puedes utilizar agua mezclada con cubitos de hielo.
  6. Pon el agua en un bol, añade el huevo y bate con unas varillas. Incorpora la harina y un poco de sal y remueve bien con unas varillas hasta que la mezcla sea homogénea y no queden grumos. Yo lo que suelo hacer es mantener este bol en el congelador mientras no lo estoy utilizando, ya sea mientras espero a preparar el aceite para la fritura como incluso entre cada tanda para que no se caliente.
  7. Para freír yo he utilizado una cazuela y he cocinado cada tipo de verdura en una tanda porque el tamaño de la cazuela permitía que todas las verduras pudieran estar en la superficie sin pegasrse unas a otras. Debes procurar que las tandas no sean muy grandes para que el aceite no baje de temperatura y las verduras no estén en contacto unas con otras.
  8. Echa tu primera tanda de verduras al bol con la masa de tempura y revuélvelas bien para que queden rebozadas. Yo suelo utilizar unos palillos chinos para todo este proceso porque me resultan muy cómodos pero también puedes utilizar unas pinzas de cocina. Para echarlas al aceite saca cada trozo de verdura dejándola sostenida un momento para que escurra el exceso de masa y a continuación échala en el aceite.
  9.  Puedes freír las verduras en freidora o en sartén o cazo:
    1. En un cazo o sartén honda: añade abundante aceite. Pon el fuego fuerte y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear) ve añadiendo la primera tanda de verduras. Fríelas entre 3 y 4 minutos aproximadamente, procurando que se hagan por ambos lados y siempre en tandas pequeñas. Estarán listas cuando empiecen a dorarse aunque este rebozado no debe coger mucho color, tal y como puedes ver en las fotografías. Si tienes un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y empezar a freír cuando llegue a 170ºC.
    2. En una freidora, añade aceite hasta la señal de la propia freidora y prográmala para que se caliente hasta los 170ºC, así lo suelo hacer cuando utilizo mi freidora Brandt. Cuando haya llegado a esa temperatura ve echando las verduras una a una al cestillo, igualmente en tandas pequeñas y fríelas por ambos lados. Ve vigilándolas e incluso sacando el cestillo para comprobar cómo van y sobre todo acuérdate de darles la vuelta, tardarán entre 3 y 4 minutos.

      Como se hace la tempura de verduras

      Así me organizo en la cocina para ir friendo las verduras

  10. Nada más sacarlas (idealmente con una escurridera o si utilizas freidora con el cestillo) ve poniéndolas en un plato amplio con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y queden muy crujientes y échales por encima un poco de sal. Ve retirando también del aceite los pequeños restos de masa frita que puedan ir generándose.

    Tempura de verduras

    Dejamos las verduras en tempura sobre papel de cocina

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Esta receta no puede esperar para llegar a la mesa y tampoco prepararse con antelación (aunque sí que puedes tener las verduras y la masa listas, pero la fritura es justo antes de servir) ya que la gracia está en el rebozado crujiente y lo cierto es que no aguanta demasiado tiempo crujiente ni caliente.

Eso si, recién hechas están increíbles, la sensación de ese rebozado súper crujiente y finito es única y las verduras verás que están perfectamente cocinadas y deliciosas. Puedes comer la tempura de verduras tal cual o bien mojar cada bocado en alguna salsa, yo te recomiendo alguna asiática como la salsa de soja, la salsa hoisin o alguna agridulce con chiles. Sea como sea, están de auténtico… ¡escándalo!

Receta de tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa

Tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa

Como hacer tempura de verduras crujiente

Así queda la tempura de verduras

 

Variaciones de la receta de tempura de verduras crujiente y nada aceitosa:

Lo mejor de esta receta es que puedes utilizar las verduras que prefieras y también es muy popular freír gambas, langostinos o calamares, les queda genial esa capita crujiente alrededor.

Si quieres mojarlas en alguna salsa, además de salsa de soja puedes preparar una riquísima salsa teriyaki o la famosa salsa agridulce casera y si prefieres un toque más ligado a las barbacoas te va a venir genial la salsa chimichurri argentina, sobre todo si la trituras.

 

Consejos:

Vigila bien las verduras en tempura mientras las estés friendo para que no se quemen pero tampoco cometas el error de freírlas cuando el aceite aún no esté a la temperatura adecuada ya que el rebozado empezará a chupar aceite y el resultado no será bueno. Por si te sirve de señal, puedes echar un poquito de masa al aceite y si sube rápidamente a la superficie (pero que tampoco se queme al instante!), el aceite estará listo.

2 comentarios en “Tempura de verduras con trucos para que sea crujiente y nada aceitosa”

  1. Pablo dice:

    Hola! Sabeis algun truco para hacer cantidad y poder congelarlas sin que sea un engorro? gracias

    1. Nata dice:

      Hola Pablo! Se pueden congelar una vez fritas y completamente frías. Lo mejor es colocarlas en una bandeja en el congelador, separadas unas de otras, y cuando se hayan congelado ya puedes guardarlas en una bolsa o recipiente 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner popup bundle gastronomia

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar