Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega

12
60 min

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 89 votos¡Valórala!

Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega

Ingredientes para un molde de 20 o 23 cm de diámetro

  • 230 g de almendras molidas. Puedes comprarlas ya molidas o bien molerlas en casa con un robot. También va en gustos utilizarla tostada o no así que puedes comprarlas ya tostadas o tostarlas en casa.
  • 4 huevos M.
  • 230 g de azúcar blanco.
  • La ralladura de la piel de 1/2 limón.
  • 1 cucharadita de postre de canela molida.
  • Azúcar glas para decorar.
  • Un poco de mantequilla para untar el molde.

Es una receta tradicional gallega y sin duda alguna lo que más llama la atención es la decoración superior con una Cruz de Santiago en el centro dibujada con azúcar glas. Pero sin duda una vez que la pruebas lo que más te llama la atención es su fantástico sabor a almendras y un toque de limón y canela que le queda fenomenal.

Es una de las tartas más sencillas de preparar ya que tan solo hay que mezclar los ingredientes, aunque más abajo verás sugerencias para, dentro de su sencillez, conseguir mayor potencia de sabor moliendo las almendras en casa e incluso tostándolas.

Preparación, cómo hacer la receta de Tarta de Santiago

  1. Yo para esta receta no suelo tostar las almendras pero si vas a tostarlas en casa te recomiendo hacer lo siguiente: después de haber horneado algo a 180ºC o 200ºC en tu horno, apaga el horno e introduce las almendras en una bandeja de horno, si no están unas encima de otras mejor, y normalmente con ese calor se tuestan sin quemarse. Si quieres tostarlas y no has tenido que encender el horno, te recomiendo hacerlo a 150ºC y vigilarlas cada 4 o 5 minutos para que no se te quemen.
  2. Si vas a moler la almendra en casa puedes utilizar cualquier tipo de batidora o robot. Yo suelo utilizar mi robot o la batidora de vaso y en cuestión de segundos están molidas. Como en las paredes pueden quedar trozos sin moler, detén la batidora, abre la tapa y con una cuchara o lengua de cocina baja las almendras de las paredes para que al activarla de nuevo entren en contacto con las cuchillas y se muela todo. Eso si, intenta que queden hechas harina pero no formando una pasta grasa, esto suele deberse a haberlas triturado de más.
  3. Pon en un bol la almendra molida y el azúcar y mézclalo con un poco con ayuda de una cuchara.

    Almendras y azucar tarta de santiago
    Mezclamos la almendra molida con el azúcar
  4. Ve añadiendo los huevos uno a uno y mezcla con unas varillas manuales o eléctricas. Al principio obtendrás una mezcla bastante desmigada y grumosa pero al añadir el cuarto huevo se convertirá en una masa bastante homogénea.
  5. Lava muy bien el limón, ralla su piel finita con un rallador e incorpórala al bol junto con la canela, y vuelve a mezclar con las varillas.

    Masa Tarta de Santiago
    Así queda la masa de la Tarta de Santiago, a falta de mezclar la ralladura de limón y la canela
  6. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  7. Utiliza un molde desmontable de entre 20 y 23 cm de diámetro (yo he utilizado en esta ocasión uno de 20 cm). Ábrelo, pon sobre la base papel de horno y ciérralo de nuevo, esto facilitará el desmoldado después. También me gusta untar los laterales con un poco de mantequilla, suelo hacerlo con mis propios dedos o con un pincel de cocina.
  8. Vierte en el molde la masa y muévelo un poco para que quede bien asentada, sin aire y lisa.
  9. Introduce el molde en el horno a altura media y deja que se cocine unos 30-25 minutos. Cuando lleve 30 minutos puedes hacer la prueba del palillo que consiste en introducir un palillo en la tarta hasta el fondo y si éste sale limpio significa que ya está lista, pero si no es así debes dejarla que se siga horneando unos minutos más.
  10. Sácala del horno y déjala reposar 10 minutos. En ese momento ya puedes desmoldarla y dejarla enfriar definitivamente sobre una rejilla. Se puede consumir en el momento aunque a mi me gusta dejarla reposar a temperatura ambiente o en la nevera de un día para otro.

    Tarta de Santiago casera
    Tarta de Santiago recién horneada
  11. Cuando vayas a servirla es el momento de hacer la decoración. Imprime y recorta la plantilla de una Cruz de Santiago, mejor si es en papel grueso o cartulina, y pégale encima alguna estructura para que después puedas cogerla y retirarla hacia arriba con facilidad.
  12. Pon la plantilla en el centro de la tarta, echa en un colador azúcar glas y ve dándole golpecitos para que caiga y vaya cubriéndola por completo. Eso si, por mi experiencia te recomiendo que la capa de azúcar sea fina para que el dibujo quede mejor.

    Como decorar la Tarta de Santiago
    Decoramos la tarta con la plantilla y el azúcar glas
  13. Cuando ya tengas la superficie blanca retira con cuidado y hacia arriba la plantilla y ya la tienes lista.

    Tarta de Santiago tradicional
    Así de bien queda la Tarta de Santiago ya decorada

Tiempo: 1 hora y reposo hasta que se enfríe

Sirve y degusta

Siempre que preparo esta tarta me da una pena enorme ir partiéndola en porciones de forma que se va rompiendo la cruz porque queda fenomenal. Si te sobra puedes mantenerla en la nevera 3-4 días sin problemas, aunque suele volar enseguida.

Su decoración tan particular unida a ese sabor tan rico de las almendras horneadas junto con el aroma del limón y la canela y una textura grumosa hacen de esta tarta de un postre de auténtico… ¡escándalo!

Receta de Tarta de Santiago casera y tradicional
Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega

Variaciones

Así es la receta tradicional, pudiendo variar ligeramente la proporción de cada ingrediente. Sin embargo, puedes aromatizarla de forma diferente cambiando la ralladura de limón por ralladura de naranja o mandarina (o todas a la vez), y sustituyendo la canela por cardamomo o por un poco de esencia de vainilla. Ya no sería la receta más clásica pero estaría igualmente deliciosa.

Consejos

Si la almendra la mueles y tuestas en casa el sabor se multiplica, aunque si eso no es posible y por comodidad la compras ya así también te quedará muy rico, de hecho yo misma suelo recurrir a ello cuando cuento con poco tiempo en la cocina.

Si vas a tostar las almendras, vigílalas cada pocos minutos para que no se te quemen y cuando vayan estando un poco doradas lo mejor es apagar el horno y dejarlas dentro hasta que estén con un dorado bastante uniforme.

Cuando horneas en un molde de 20 cm queda más gruesa que en uno de 22 o 23 cm y normalmente suele necesitar algunos minutos más de horno. Haz la prueba del palillo para que siempre te quede bien horneada.

Natalia Sala, la cocinera de Recetas de Escándalo

Me encanta cocinar, llevo haciendo recetas y experimentando con la cocina desde mi adolescencia, y no puedo resistirme ante sabores nuevos e innovadoras formas de tratar los alimentos. Mi gran momento de relax llega cuando puedo pasar un rato en la cocina preparando un nuevo plato.

Saber más sobre Natalia >>

14 comentarios en “Tarta de Santiago casera. Receta tradicional gallega”

  1. Si quereis seguir la receta tradicional no teneis mas que mezclar todos los ingredientes bien, batiendo los huevos un poco previamente. Si quereis hacer la tarta un algo mas esponjosa, separamos las claras de los huevos y las montamos a punto de nieve muy duro.

    1. Hola Alessandra! Yo creo que se puede tostar de igual forma en el horno aunque nunca lo he hecho, a veces cuando la tengo molida y cruda la he tostado en una sartén a fuego suave y estando pendiente. De todas formas creo que podrías hacerlo en una bandeja de horno, pero estate pendiente porque no sabría decirte el tiempo 😉
      Un saludo!

  2. Yo si que la hago tostando la almendra molida en el horno aprovechando el precalentado…
    Tarda unos diez minutos, pero no hay que fijarse e ir mirando para evitar que se queme.

  3. María Fernanda

    Mil gracias por la receta !!
    Estuvimos en Santiago hace un mes y me encantó la tarta ,espero que me salga , sería como traer un poco de España para Argentina !!!

    1. Hola María Fernanda! Gracias a ti por comentar y por animarte a preparar esta fantástica receta, seguro que te queda de auténtico… ¡escándalo! 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio