Sopa juliana, una receta tradicional y saludable repleta de verduras

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos, 4,67/5 ¡Valórala!
460 min
Sopa juliana, una receta tradicional y saludable repleta de verduras

Tengo especial debilidad por las recetas que se elaboran con productos frescos, y en esta elaboración todos lo son. Las verduras ofrecen una gran versatilidad y eso hace que estén presentes en infinidad de platos, muchos de ellos tan sencillos como una sopa que resulta de lo más reconfortante y también sabrosa.

Esta sopa juliana es una receta tradicional y saludable repleta de verduras y riquísima. Su nombre viene del famoso corte «en juliana», que no es más que cortar en tiras finas. Lo que se consigue es una sopa repleta de tiras de diferentes verduras que, combinadas entre sí, dan lugar a este plato tan especial.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encantará nuestra sopa de verduras o la riquísima porrusalda tradicional, caldosa y repleta de verduras. Siguiendo con las sopas de verduras aunque bien podría ya ser una crema, disfruta de esta sopa de tomate, caliente o fría y muy fácil.

Lléndonos a otras sopas muy populares seguro que te encanta la clásica sopa de pollo con caldo de pollo casero, la sopa de picadillo, la tradicional sopa de ajo o sopa castellana, el contundente cocido madrileño, el caldo de pollo casero con garbanzos o el reconfortante consomé de Navidad.

Pasando al mar tenemos la sopa de pescado y la sopa de marisco, y lléndonos a recetas tradicionales de otras gastronomías encontramos la increíble sopa de cebolla francesa y el ramen casero japonés.

 

Ingredientes para hacer sopa juliana, una receta tradicional y saludable repleta de verduras (4 raciones):

  • 1 cebolla.
  • 1 chirivía.
  • 1 nabo.
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 2 ramas de apio.
  • 1/4 de col o repollo si es pequeña, y menos cantidad si es grande.
  • 800 ml de agua. También puedes utilizar caldo de verduras casero para potenciar aún más el sabor, puedes preparar en casa nuestro caldo de verduras, aunque esta sopa aunque sea con agua también está buenísima.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de sopa juliana, tradicional y saludable repleta de verduras:

  1. Pela la cebolla, córtala por la mitad y después en tiras finas, es decir, en juliana, que es el tipo de corte que da nombre a esta receta.

    Ingredientes sopa juliana tradicional

    Vamos pelando y arreglando las verduras de la sopa juliana

  2. Pela con ayuda de un pelapatatas la chirivía, el nabo y zanahoria y córtalos en tiras finas.
  3. Córtale las raíces al puerro, retírale la primera capa y separa la parte blanca de las hojas verdes. La blanca es la que utilizaremos para esta receta, cortada por la mitad y después en medias rodajas. La parte verde puedes reservarla para preparar un caldo para otra receta.
  4. Lava las ramas de apio, córtales los extremos y después en rodajas finas o en tiras, como prefieras.
  5. Corta la col en tiras finas y, si son muy largas, pártelas.
  6. En una olla echa un poco de aceite de oliva y sal y ponla a fuego medio-suave. Cuando esté caliente incorpora todas las verduras: la cebolla, la chirivía, el nabo, la zanahoria, el puerro, el apio y la col.

    Verduras sopa juliana

    Empezamos a cocinar las verduras de la sopa juliana

  7. Añade un poco de sal y cocínalas durante unos 10 minutos. Un truco que hace que la sopa tenga más sabor aún es dejar de removerlas un rato para que las que están más abajo se peguen un poquito (ojo, pegarse, no quemarse). Después rasca un poco el fondo y remueve las verduras, ese toque dorado resulta muy sabroso.

    Verduras salteadas sopa

    Ya tenemos salteadas las verduras

  8. Añade el agua o el caldo y pon el fuego alto. Cuando esté hirviendo bájalo para que esté suave, tapa la olla y cocina la sopa durante unos 20-25 minutos.

    Sopa juliana casera

    Empezamos a cocer las verduras

  9. Te recomiendo cocinarla 20 minutos si prefieres que las verduras no estén excesivamente tiernas e incluso un poco «al dente», es decir, con algún toque crujiente aún. Si por el contrario las prefieres más tiernas cocínalas más, por ejemplo 25 minutos. Eso si, el tiempo es orientativo porque dependerá mucho de cómo de gruesas hayas cortado las tiras de verduras, así que para asegurarte del punto puedes probarlas (con cuidado de no quemarte).

    Sopa juliana de verduras

    Ya tenemos la sopa juliana lista

  10. Cuando esté lista prueba la sopa juliana por si tienes que rectificarla de sal.

    Como hacer sopa juliana, una receta tradicional y saludable repleta de verduras

    Así de rica queda la sopa juliana tradicional

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Toma esta sopa bien caliente, es de lo más reconfortante y verás qué sabrosa está. Puedes servirla recién hecha pero también preparada con antelación, ya sea de unas horas antes o incluso del día anterior ya que aguanta en la nevera 3 días perfectamente y también puedes congelarla.

Es una mezcla de verduras fantástica y el hecho de cortarlas en tiras finas hace que se cocinen enseguida y que desprendan todo su aroma y sabor al líquido, resultando una sopa saludable y deliciosa, de auténtico… ¡escándalo!

Receta de sopa juliana, tradicional y saludable y repleta de verduras

Sopa juliana, una receta tradicional y saludable repleta de verduras

 

Variantes de la receta de sopa juliana, tradicional y saludable y repleta de verduras:

Puedes aromatizarla añadiendo un ajo picadito y cocinándolo al principio antes de añadir las verduras, y también recurrir a especias. El pimentón dulce y la pimienta negra molida le quedan especialmente bien.

Si quieres enriquecer el caldo puedes añadir algún hueso, por ejemplo de ternera con tuétano o uno de jamón (en este caso no añadas más sal en ningún momento), asegurándote de que no tiene ningún trocito de hueso suelto (puedes lavarlo antes) y cocinándolo a la vez que las verduras.

 

Consejos:

Si al cocinar las verduras al principio están pasando de dorarse a quemarse, rápidamente añade un poco de agua para que no se quemen y sigue cocinándolas con el fuego un poco más bajo de como lo tenías.

Aprovecha las hojas más verdes del puerro para elaborar caldos caseros ya que es una parte que aporta mucho sabor y aunque no solemos comerla porque está un poco dura, es una lástima desperdiciarla. Eso si, lávala bien antes porque a veces suele contener tierra entre las hojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *