Sopa fría de melón con jamón crujiente. Receta fácil y refrescante

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 4,75/5 ¡Valórala!
Sopa fria de melon con jamon crujiente. Receta facil y refrescante

Me gusta mucho ir con la temporada y en verano me lanzo a las preparaciones rápidas, sencillas y fresquitas, porque a ciertas horas la cocina se convierte en un sitio un poco impracticable y más aún si hay que encender el horno o realizar alguna cocción lenta. Por eso me gusta decantarme por ensaladas y también las sopas frías, que para mi son la estrella del verano en la mesa.

Esta sopa fría de melón con jamón crujiente es una receta muy fácil de preparar, refrescante y sobre todo está buenísima. Queda con un puntito dulce muy rico y el contraste con el salado del jamón queda fenomenal. Además no se desperdicia nada ya que no hace falta ni colarla, de hecho yo soy muy anti-grumos y esta es de las pocas sopas frías que no tengo que colar porque el melón se tritura fenomenal y su textura le da una densidad fantástica a la sopa.

Es una forma fantástica de aprovechar la temporada de melones y además tomar un plato saludable. En cuanto al jamón, en esta ocasión lo he triturado pero más abajo te explico cómo prepararlo si lo has comprado en lonchas finas o en tacos, ya que de cualquier forma queda muy bien.

Si te gusta esta receta seguro que te encantarán otras cremas frías que hemos publicado en nuestra sección de nuestra sección de recetas de verano como el salmorejo cordobés tradicional, que también puedes disfrutrarlo con un acompañamiento diferente, el salmorejo con mozzarella y picadillo de anchoas, alcaparras y aceitunas, y su versión más especial, el salmorejo de aceitunas.

No podía faltar el gazpacho andaluz tradicional del cual tenemos algunas versiones como el gazpacho de sandía, refrescante y de sabor suave, o el gazpacho de remolacha, ambas riquísimas. También está increíble la porra antequerana tradicional, más densa que el salmorejo y súper apetecible.

Otro clásico andaluz en esta lista es el ajoblanco malagueño, una sopa fría sorprendente que se elabora con almendras y se acompaña de uvas y está riquísima. Y para terminar no olvides preparar la famosa vichyssoise o crema de puerros fría que, al contrario que el resto de sopas, se elabora en caliente pero después se enfría.

 

Ingredientes para preparar sopa fría de melón con jamón crujiente, fácil y refrescante (4 raciones de aperitivo, alrededor de 1 litro):

  • 1 kg de pulpa de melón, una vez pelado y sin pepitas (mejor que no esté muy verde, más bien tirando a maduro).
  • 100 ml de nata para cocinar.
  • Aceite de oliva al gusto (yo suelo añadirle 2-3 cucharadas).
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • 1 loncha gruesa de jamón serrano.

 

Preparación, cómo hacer sopa fría de melón con jamón crujiente, fácil y refrescante:

  1. Para esta receta lo ideal es triturar con un batidor de vaso o un robot de cocina.
  2. Empieza triturando el jamón serrano. A mi me gusta prepararlo así porque utilizo el robot para triturar tanto el jamón como el melón pero si no tienes un aparato para picar carne de forma potente también puedes simplemente utilizar jamón en tacos pequeños o incluso en lonchas.
  3. Cuando esté triturado ponlo en un plato sobre papel de cocina y cúbrelo también con papel de cocina.
  4. Retírale las pepitas al melón y, si te apetece decorarlo como he hecho yo, saca semiesferas de melón. Hay cucharillas especiales con esa forma aunque yo suelo utilizar una cuchara medidora que tengo y que me viene genial para este tipo de cosas.
  5. Pela el melón, córtalo en trozos grandes y tritúralo con el batidor o el robot hasta que esté homogéneo y sin grumos. Yo soy muy de evitar grumos y colar las sopas frías pero con la de melón no es necesario porque si la trituras bien no quedan hilos después y la textura que tiene le da mucho cuerpo, cosa que no pasaría si lo coláramos porque quedaría totalmente líquido.

    Como hacer sopa de melon con jamon

    Pelamos y cortamos el melón y los trituramos

  6. Añade la nata, el aceite de oliva, un poco de pimienta negra recién molida y sal, y tritura de nuevo. Pruébalo por si tienes que rectificarlo de algún sabor, aunque debes saber que esta sopa fría es dulce y aunque le añadimos un poco de sal, sigue estando dulce (al contrario de lo que pasa por ejemplo con el gazpacho de sandía).
  7. Pasa la sopa de melón a un recipiente cerrado y déjalo en la nevera durante unas horas para que se enfríe bien o, si tienes prisa, introdúcelo en el congelador. y sácalo cuando veas que está bien frío.
  8. Para el crujiente de jamón, introdúcelo en el microondas en tandas de 30 segundos hasta que compruebes que está crujiente. Ten cuidado sobre todo hacia el final del proceso porque puede pasar rápidamente de crujiente a quemado así que ve vigilándolo.

    Crujiente de jamon serrano picado

    Así queda el jamón serrano picado crujiente

  9. Si tenías lonchas de jamón puedes hacer el mismo proceso y después cuando están crujientes desmenuzarlas con tus dedos, pero si prefieres utilizar taquitos de jamón puedes saltearlos en un momento en una sartén hasta que estén a tu gusto.
  10. Sirve la sopa fría de melón en los cuencos o platos que prefieras junto con las semiesferas de melón, ya sea sobre el plato tal cual o pinchadas en una brocheta. Espolvorea el jamón picado y remata con un poco de pimienta negra recién molida y un hilo de aceite de oliva virgen extra.

 

Tiempo: 20 minutos y el tiempo de enfriado

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Debes servir la sopa sí o sí bien fría, por eso es ideal para los meses más calurosos. Además, puedes conservarla en la nevera perfectamente 3-4 días e irla tomando como aperitivo aunque también hay quien prescinde de la sal y la toma como un batido de frutas, ya sea en el desayuno o para merendar.

Para acompañarla lo ideal es darle un punto salado y de ahí que el jamón le quede fenomenal aunque simplemente con pimienta negra recién molida está muy rica o unos trocitos de pan crujiente. Disfruta de esta refrescante y saludable sopa veraniega, está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de sopa fria de melon con jamon crujiente, facil y refrescante

Sopa fría de melón con jamón crujiente, fácil y refrescante

 

Variantes de la receta de sopa fría de melón con jamón crujiente, fácil y refrescante:

Puedes incluir opcionalmente media manzana verde tipo Golden e incluso otros tipos de fruta según tu gusto, por ejemplo mango, melocotón… También hierbas, en este caso triturarlo todo junto con unas hojas de hierbabuena le sienta genial.

También hay quien incorpora tomate o pimiento verde, lo que hace que se acerque más a un gazpacho. Otro ingrediente que le van fenomenal son los frutos secos, por ejemplo las almendras o los anacardos, ya que le dan un cuerpo fantástico a la sopa y un sabor muy rico, aunque también se pueden utilizar de acompañamiento posterior y en ese caso me decantaría por unos piñones tostados.

 

Consejos:

La clave de esta receta está en utilizar buenos ingredientes. Es importante que el protagonista, el melón, sea de calidad y muy sabroso. También influye bastante el aceite de oliva en el sabor final del gazpacho así que utiliza uno de sabor suave o bien más intenso en función de tus gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar