Sopa de cebolla francesa con queso gratinado. Receta fácil y tradicional

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 26 votos, 4,00/5 ¡Valórala!
Sopa de cebolla francesa con queso gratinado. Receta facil y tradicional

Hay recetas clásicas que nunca pasan de moda por ricas y también por sencillas, y ésta es una de ellas. En general las sopas me encantan porque admiten multitud de variaciones, se pueden adaptar a todos los gustos ya que pueden tener de protagonistas las verduras, la carne o el pescado y contar con pasta, arroz o legumbres, siendo platos de los más completos.

Esta sopa de cebolla francesa con queso gratinado es una receta fácil y tradicional, muy sabrosa y reconfortante, ideal para los meses más fríos y perfectamente presentable en el día a día y también en una ocasión especial. El toque especial, además de una cebolla bien cocinada hasta casi caramelizarse, son las tostadas de pan con queso gratinado que se añaden a la sopa y que le sientan fenomenal.

Además es una receta que podemos preparar con antelación e incluso congelarla, y justo antes de servirla debemos calentarla bien y preparar las tostadas con el queso. Está tan rica que no me extraña que lleve unos cuantos siglos danzando entre las más reputadas mesas y ahora sigamos disfrutando de ella.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encantan otras sopas muy populares como la clásica sopa de pollo con caldo de pollo casero, la sopa de picadillo, la tradicional sopa de ajo o sopa castellana, el contundente cocido madrileño, el caldo de pollo casero con garbanzos o el reconfortante consomé de Navidad.

Pasando a sopas con verduras, seguro que te encanta nuestra sopa de verduras, la famosa sopa minestrone de verduras y pasta con alubias o la riquísima porrusalda tradicional, caldosa y repleta de verduras. Siguiendo con las sopas de verduras aunque bien podría ya ser una crema, disfruta de esta sopa de tomate, caliente o fría y muy fácil.

Pasando al mar tenemos la sopa de pescado y la sopa de marisco, y lléndonos a recetas tradicionales de otras gastronomías encontramos la increíble sopa de cebolla francesa y el ramen casero japonés.

 

Ingredientes para preparar la receta de sopa de cebolla francesa con queso gratinado, fácil y tradicional (4 personas):

  •  1/2 kg de cebollas (alrededor de 4-5 cebollas).
  • 1,5 litros de caldo, y mucho mejor si es casero (a tu gusto: de carne, de pollo o de verduras). También puedes añadir esta cantidad pero de agua y una pastilla de caldo concentrado.
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • 40 gr de mantequilla.
  • 50 ml de brandy, coñac o vino blanco.
  • 2 cucharadas soperas de harina de trigo.
  • Rebanadas de pan, 2 o 3 por persona (mejor si es del día anterior, que esté algo duro).
  • 1 o 2 dientes de ajo para restregarle al pan (opcional).
  • 100 gr de queso rallado (tipo gruyere, emmental o parmesano, aunque puedes utilizar cualquier queso que te guste y se pueda gratinar).
  • Sal.

 

Preparación, cómo hacer sopa de cebolla francesa con queso gratinado, fácil y tradicional:

  1. Corta la cebolla por la mitad y después en tiras finas.
  2. En una olla añade el aceite y la mantequilla y pon el fuego suave. Cuando se haya derretido la mantequilla echa la cebolla y un poco de sal, que va a ayudar a que las cebollas se caramelicen.

    Cebolla para sopa

    Así está la cebolla antes de cocinarla

  3. Ve dándole vueltas a la cebolla de vez en cuando y deja el fuego lo suficientemente lento como para que la cebolla siga haciéndose pero que no se pegue y, en un inicio, que no se dore, deberá estar cada vez más transparente. Si te gusta que la cebolla quede muy blanquita ten la cazuela tapada, pero si prefieres que coja un color ligeramente dorado al final haz el proceso con la cacerola destapada (a mi me gusta más cuando coge un poquito de color).

    Cebolla caramelizada para sopa de cebolla

    Así queda la cebolla una vez cocinada

  4. Al cabo de unos 20 minutos echa la harina en la olla y mezcla con la cebolla para que no queden grumos. Esto ayuda a que la textura de la sopa tenga un poco más de consistencia.
  5. Incorpora el brandy, coñac o vino blanco, sube el fuego para que esté fuerte y espera a que se evapore el alcohol, tardará unos 2-3 minutos.
  6. Incorpora el caldo elegido o agua y pastilla de caldo concentrado ligeramente desmenuzada y espera a que llegue a ebullición. Cuando hierva, baja el fuego de nuevo a una temperatura suave y que siga cocinándose todo junto y con la olla tapada durante 15 minutos.

    Sopa de cebolla casera

    Ya tenemos lista la sopa de cebolla

  7. Precalienta el horno a 180ºC con la resistencia de arriba y de abajo, sin ventilador.
  8. Corta las rebanadas de pan de manera que no queden muy finas pero tampoco excesivamente gruesas. Ponlas en una bandeja de horno con papel de horno y cúbrelas con el queso rallado. También puedes, antes de ponerles el queso, restregarles un poco el diente de ajo.

    Tostadas de pan con queso

    Preparamos las tostadas para hornearlas

  9. Introduce la bandeja en el horno unos 10 minutos o hasta que el queso se vea gratinado.

    Tostadas con queso gratinado

    Ya tenemos gratinadas las tostadas de pan

  10. Cuando tengas la sopa lista, pruébala por si tienes que rectificarla de sal.

    Como hacer sopa de cebolla francesa con queso gratinado. Receta facil y tradicional

    Así de rica queda la sopa de cebolla casera

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

La sopa debe llegar a los platos bien caliente, que se note que sale vapor de ella, y puede ser recién hecha o recalentada si la has preparado con antelación. Es importante que esté caliente para que los comensales añadan las tostadas a la sopa y éstas se ablanden un poco gracias al calor y al líquido. Si te sobra puedes conservarla en la nevera 3-4 días y también congelarla.

Sírvela para una cena especial cuando tengas invitados y quieras ofrecerles un entrante sabroso y reconfortante, sobre todo en los meses de más frío o en Navidad, pero también puedes hacértela un día cualquiera en el que te apetece tomar esta deliciosa sopa de cebolla y además tienes pan que se te ha quedado un poco duro del día anterior. Es una delicia la combinación de la cebolla bien tierna, el sabroso caldo y las tostadas con queso gratinado, sin duda es una sopa de auténtico… ¡escándalo!

Receta facil y tradicional de sopa de cebolla francesa con queso gratinado

Sopa de cebolla francesa con queso gratinado. Receta fácil y tradicional

 

 

Variantes de la receta de sopa de cebolla francesa con queso gratinado, fácil y tradicional:

A la hora de elegir el queso le estarás dando tu toque personal. Puedes utilizar mozzarella pero también rulo de cabra o algún queso azul, aunque es importante que no le restes demasiado protagonismo al sabor de la sopa.

También puedes gratinar la sopa, es muy sencillo. Para ello enciende el horno a 200ºC solo con la resistencia superior y reparte la sopa en cazuelas individuales. Tuesta las rebanadas de pan, restriégales un diente de ajo si quieres, ponlas dentro de la cazuelas sobre la sopa y espolvorea el queso rallado por toda la superficie. Introduce las cazuelas en el horno durante 5 minutos hasta que el queso se haya gratinado. Después espera un poco antes de probarla ya que al haber estado la cazuela en el horno estará muy caliente.

 

Consejos:

Vigila bien la cebolla, que no se te queme y que además se cocine bien. Notarás que está cocinada cuando se vea bastante transparente y además esté un poquito pegajosa y con un ligero toque dorado. Si la pruebas, estará estar dulce y blandita.

Elige el punto de espesor que prefieres jugando con la cantidad de harina. Hay incluso quien no le añade harina, quedando una sopa ligera y deliciosa, o bien quienes añaden más harina para que esté más densa.

4 comentarios en “Sopa de cebolla francesa con queso gratinado. Receta fácil y tradicional”

  1. Newcatslover dice:

    En las cenas de Nochebuena y Nochevieja en mi casa nunca falta la sopa de cebolla. Nosotros la solemos hacer sin utilizar alcohol (ahora que los "niños" tienen mas de 20 años, probaré un dia); y el pan lo partimos y tostamos como para las sopas de ajo (sin el pimentón). Luego lo repartimos en cazuelitas inviduales, añadimos la sopa y ponemos el queso rallado por encima y a gratinar. Al estar el pan en trocitos en lugar de una rebanada grande, se mezcla con el caldo y las cebollas y en cada cucharada tienes el queso gratinadito, pan, cebolla… ¡Y como huele!. Lo dicho, que para mi familia si no hay sopa de cebolla, no hay navidad.

    1. Nata dice:

      Hola! Ya verás cuando la prepares con alcohol, le aporta un sabor estupendo 😉
      Un saludo!

  2. Emanuel dice:

    Recién llega el Invierno acá en Argentina he visto varias recetas y ésta dio con la que probé hace 12 años en Paris, espero me quede igual.
    Saludos y gracias por compartir.

    1. Nata dice:

      Hola Emanuel! Me alegro de que te haya gustado, es de mis sopas preferidas y en Francia la hacen buenísima 🙂
      Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar