Risotto a la milanesa con azafrán, una receta italiana deliciosa

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 3 votos, 4,33/5 ¡Valórala!
Risotto a la milanesa con azafrán, una receta italiana deliciosa

El arroz está presente en la gastronomía tradicional de muchos lugares del mundo ya que precisamente es el cereal más consumido en el mundo. Es fantástico conocer cómo se prepara el arroz en cada lugar ya que es un ingrediente de lo más versátil y forma parte de platos de todo tipo, tanto dulces como salados, y además cocinado de muy diversas formas.

Este risotto a la milanesa con azafrán es una receta italiana deliciosa, uno de los risottos más sencillos y elegantes que existen. La receta es muy sencilla y el risotto queda con esa cremosidad tan característica que se consigue gracias al tipo de arroz con el que se elabora y la técnica que se sigue para cocerlo. Sin duda la nota de color y sabor la pone el azafrán, ingrediente imprescindible en esta receta. Es ideal como plato único y también como guarnición para platos de carne y pescado, siendo un clásico que acompañe al famoso ossobuco a la milanesa.

El risotto es un arroz que siempre ha tenido fama de complicado pero realmente es muy sencillo de preparar aunque si que es verdad que requiere estar pendiente del arroz para que se cocine adecuadamente. Eso si, el resultado es espectacular y tan solo necesitas seguir la receta paso a paso para conseguir un risotto de auténtico… ¡escándalo!

Si lo que te gusta el arroz, nuestra selección de arroces va a encantarte, donde se mezclan la tradición con la cocina internacional y descubrirás nuevas formas de degustar este versátil ingrediente. No puedes perderte este delicioso risotto de champiñones, y pasamos a España con un clásico, el arroz con pollo, uno de los más sencillos y con el que suelen disfrutar todos los comensales, al igual que sucede con el arroz con verduras o paella de verduras o el arroz con setas. Yéndonos a los productos de mar, tenemos auténticos clásicos como la paella de marisco, el delicioso Caldero del Mar Menor, el arroz a banda murciano, el exquisito arroz caldoso con bogavante, el original arroz negro con sepia y gambas y salsa alioli o el arroz con pulpo.

También te interesará saber cómo hacer arroz blanco y que te quede perfecto y servirlo de acompañamiento en platos como el pollo al curry, el pollo a la naranja al estilo chino, el chop suey de pollo o el delicioso pollo teriyaki. Especial protagonismo tiene en recetas como el arroz basmati con langostinos cocidos y espárragos, arroz al curry con pollo y verduras o el clásico arroz tres delicias chino. Y por supuesto también está presente en ensaladas como esta ensalada de arroz y pollo al lemongrass con mango.

 

Ingredientes para preparar risotto a la milanesa con azafrán (4 personas):

  • 400 gr de arroz arborio o arroz especial para risotto si va a ser plato único, pero como guarnición es mejor preparar 320 gr de arroz.
  • 1 cebolla.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 1,5 litros de caldo de carne, de pollo, de verduras o agua (con caldo de pollo se notará más gustoso el arroz, y con agua se notarán más los champiñones). Puedes preparar nuestro caldo de pollo casero para conseguir un plus de sabor. Esta cantidad prácticamente la gasto cuando preparo 400 gr de arroz, si preparo menos utilizo un poco menos.
  • 50 gr de queso parmesano o grana padano (rallado o en bloque para rallar).
  • Unas hebras de azafrán (en torno a 10 hebras).
  • Mantequilla y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de risotto a la milanesa con azafrán:

  1. Pela la cebolla y pícala finita con el cuchillo.
  2. En una olla (mejor si es baja) echa un poco de mantequilla y sal y ponla a fuego medio-bajo. Cuando esté caliente la mantequilla incorpora la cebolla y ve removiéndola de vez en cuando. Cocínala alrededor de 10 minutos, hasta que esté tierna y ligeramente dorada.
  3. Ve calentando el caldo o agua que vayas a utilizar ya que hay que ir echándoselo al risotto caliente. Puedes hacerlo en un cazo en el fuego o bien en un recipiente en el microondas, debe estar prácticamente hirviendo o casi. Si utilizas agua deberás echarle un poco de sal y si utilizas caldo, échale sal o no en función de si ya lleva.
  4. Cuando la cebolla esté lista sube el fuego un poco, echa el arroz y cocínalo un poco, que se tueste ligeramente, durante 2 o 3 minutos removiéndolo para que se mezcle con la cebolla.

    Sofrito para risotto

    Añadimos el arroz al sofrito de cebolla

  5. Sube el fuego para que esté a temperatura alta y vierte el vino blanco. Mantén así el fuego para que se evapore el alcohol, tardará unos 2-3 minutos.
  6. Ahora vuelve a bajar el fuego para que esté a temperatura media y ve añadiendo caldo caliente en tandas, una buena medida sería un vaso aunque esto es aproximado (unos 200 o 300 ml cada vez), y cuando el arroz lo haya absorbido casi por completo añade otra medida. La idea es continuar el proceso durante entre 15 y 20 minutos (a veces en el propio paquete del arroz nos indica los minutos que necesita).
  7. Ve removiendo de vez en cuando el arroz y siempre que le eches caldo o agua debe estar bien caliente. Respecto a la cantidad de líquido, lo estimado es 1,5 litros aunque puede haber variaciones y si tu risotto está antes de gastarlo por completo, no necesita más.

    Risotto a la milanesa

    Cocemos el arroz con el caldo

  8. Cuando lleve unos 15 minutos te recomiendo ir probando el arroz para comprobar el punto. Debe estar jugoso y con el centro hecho, que no se note duro, pero que en ningún caso llegue a estar pasado.
  9. Tritura un poco las hebras de azafrán (con un mortero o incluso con tus propios dedos) y échalas en un recipiente con un poco de caldo o agua. Remueve con una cuchara para que el azafrán despliegue todo su aroma y también su característico color amarillo.
  10. Cuando el risotto esté listo échale el azafrán con el líquido y mézclalo bien. Si te gusta que quede más amarillo puedes volver a mezclar azafrán con un poco de agua o caldo y echarlo al arroz.
  11. Apaga el fuego, aparta la olla e incorpora el queso parmesano rallado junto con un poco de mantequilla (yo suelo echar una cucharada sopera) y mézclalo con el risotto.

    Como hacer risotto a la milanesa

    Añadimos queso y mantequilla cuando el risotto esté listo

  12. Pruébalo por si hay que rectificarlo de sal y tapa la olla para que repose 5 minutos.

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Espera esos 5 minutos de reposo con la olla tapada y ya puedes servir el risotto, bien caliente y recién hecho. Aunque el arroz no congela bien ya que su textura se ve afectada, si te sobra si que puedes guardarlo en la nevera 2-3 días y después recalentarlo en una olla o sartén o en el microondas.

Sirve este delicioso y elegante risotto ya sea como plato único o como guarnición acompañando a carnes o pescados. Disfruta de su textura cremosa que se crea por el propio arroz y el toque del azafrán que aporta un fantástico color y también un toque de sabor muy particular y exquisito. Sin duda es un risotto de auténtico… ¡escándalo!

Receta de risotto a la milanesa con azafran

Risotto a la milanesa con azafrán, una receta italiana deliciosa

 

Variantes de la receta de risotto a la milanesa con azafrán:

El risotto a la milanesa es una receta tradicional y como tal tiene pocas variaciones, más allá del líquido utilizado y que marca mucho el sabor del resultado final. Puede ser caldo o agua, y el caldo ideal es de pollo o verduras. Personalmente si tienes caldo casero es lo mejor que puedes utilizar, pero si no es así optaría por agua para no añadir sabores demasiado artificiales a la receta. Si quieres preparar un caldo casero te animo a elaborar nuestra receta de caldo de pollo casero.

Si quieres salirte un poco de esta receta siempre puedes incorporar setas o champiñones junto a la cebolla, verduras como el calabacín o espárragos cortados en pequeños trocitos, elaborarlo con caldo de pescado y añadir unas gambas… ya no sería el risotto a la milanesa tradicional pero queda riquísimo.

 

Consejos:

Para quien no ha preparado nunca un risotto le pueden surgir muchas dudas con el proceso de ir añadiendo líquido caliente «hasta que el risotto esté listo». Yo siempre recomiendo seguir la receta paso a paso y sobre todo probar el arroz cuando prácticamente haya cumplido el tiempo necesario y así saber si necesita más minutos de cocinado, más líquido, más sal, etc. La clave está en que el interior del grano de arroz no se note duro.

Para preparar un risotto es fundamental que utilices el arroz apropiado que es arroz arborio o si indican en el paquete que es arroz para risotto, y si no cuentas con él mejor que prepares otro tipo de receta de arroz. La particularidad de este tipo de arroz es que aporta esa característica cremosidad al plato que mucha gente piensa que se debe al queso o a la utilización de nata o alguna crema, sin embargo procede en su totalidad del arroz y es una auténtica delicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar