Repollo rehogado con pimentón y ajos, una receta ligera, sencilla y rica

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 1 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Repollo rehogado con pimenton y ajos, una receta ligera, sencilla y rica

Hay muchísimas formas de cocinar cada tipo de verdura y lo cierto es que suelo decantarme por las opciones más sencillas. Cocidas, al vapor, salteadas, a la plancha, al horno… siempre quedan riquísimas si se cocinan adecuadamente.

Este repollo rehogado con pimentón y ajos es una receta ligera, sencilla y rica. El repollo queda muy sabroso y con su particular textura, y el aliño no le puede sentar mejor.

Siéntete libre de añadir otras especias o ingredientes, para ello puedes seguir las recomendaciones que doy más abajo en la sección de Variantes. Además es una receta que puedes preparar con antelación y también conservar unos días en la nevera o incluso congelarla, perfecta como guarnición o como cena ligera.

Si te gusta esta receta no te pierdas nuestra sección de verduras en la que encontrarás una receta muy similar, las acelgas rehogadas con patatas y pimentón, y además con coles están estas estupendas coles de bruselas salteadas al ajillo con salsa de queso y el Trinxat de la Cerdaña de col y patata, una receta tradicional deliciosa.

También te encantarás otras recetas tradicionales como la clásica menestra de verduras con jamón, las alcachofas con jamón y cebolla, el zarangollo murciano tradicional de la huerta, las lentejas estofadas con verduras o los garbanzos con espinacas.

También queda genial esta riquísima sopa de verduras, el caldo de verduras, la tradicional porrusalda, la famosa ratatouille o verduras al horno de la película, las alcachofas al horno o el fantástico pisto manchego con verduras tradicional. Y además esta receta me ha recordado a otra tradicional en la que la patata se mezcla con otro ingrediente a modo de puré, es el bacalao al ajoarriero o atascaburras.

 

Ingredientes para hacer repollo rehogado con pimentón y ajos, una receta ligera, sencilla y rica (4 personas):

  • 1 repollo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce.
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco o de manzana.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo preparar la receta de repollo rehogado con pimentón y ajos, una receta ligera, sencilla y rica:

  1. Retírale al repollo las hojas más externas si están sucias y córtalo en tiras gruesas, quitando la zona del tallo central que está más dura. Ponla en un escurridor y lávala con agua fría.
  2. Llena de agua una olla, suficiente para que pueda cubrir después el repollo, y ponla a fuego fuerte.
  3. Cuando el agua esté hirviendo echa un poco de sal y el repollo, y cocínalo durante unos 20 minutos o hasta que compruebes que está tierno.

    Repollo cocido

    Cocemos el repollo hasta que esté tierno

  4. Pela los ajos, córtalos en rodajas finas y cocínalos a fuego medio-suave en una sartén amplia con un par de cucharadas soperas de aceite de oliva hasta que se doren.
  5. Aparta la sartén del fuego y, cuando el aceite esté un poco más tibio, échale el pimentón dulce, un poco de sal y el vinagre.

    Ajos salteados con pimenton

    Preparamos la mezcla de ajos, pimentón, aceite y vinagre

  6. Cuando el repollo esté cocido vierte todo el contenido de la olla en un escurridor para que suelte el agua.
  7. Pon la sartén de nuevo al fuego, a temperatura media, y añade el repollo. Cocínalo todo junto durante 5 minutos, y mientras puedes ir partiéndolo un poco con la paleta de cocina si prefieres que los trozos no sean muy grandes.

    Repollo rehogado

    Cocinamos el repollo con el aliño

  8. Pruébalo por si necesita que lo rectifiques de sal o añadir más pimentón dulce.

    Como hacer repollo rehogado con pimenton y ajos, una receta ligera, sencilla y rica

    Así de bien queda el repollo rehogado

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Está muy rico caliente y recién hecho pero esto ya va en gustos ya que incluso frío también está muy rico, y el reposo no le sienta nada mal. Si te sobra puedes conservarlo 3-4 días en la nevera y también congelarlo, por eso es una receta que se puede preparar con antelación sin problemas.

Disfruta de la combinación de los ajos, el pimentón y el repollo, fantástica como guarnición o incluso como cena ligera, está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de repollo rehogado con pimenton y ajos, nn plato ligero, sencillo y rico

Repollo rehogado con pimentón y ajos, una receta ligera, sencilla y rica

Variantes de la receta de repollo rehogado con pimentón y ajos, una receta ligera, sencilla y rica:

Puedes optar por cocinar el repollo al vapor en vez de cocerlo, en ese caso necesitará unos 12 minutos cortado de la misma forma, y unos minutos menos si lo cortas más fino.

Si le añades patata al plato queda aún más completo. Para ello pela un par de patatas de tamaño mediano, córtalas en cuartos y cada cuarto en 3 o 4 partes, y cuécela junto con el repollo. Antes de retirar la olla del fuego pincha algún trozo de patata y comprueba que está tierno.

Le puedes dar una alegría extra al plato cocinando los ajos con un poco de cebolla o puerros, o incluso añadiendo unas setas, jamón, bacon, chorizo y especias y hierbas a tu gusto.

 

Consejos:

Controla la cocción del repollo ya que según como lo hayas cortado tardará más o menos tiempo, y no buscamos que se deshaga demasiado.

Es importante que apartes la sartén del fuego antes de añadir el pimentón dulce y el vinagre porque, si lo añades a la sartén con el aceite aún caliente es muy probable que el pimentón se queme y el vinagre empiece a salpicar por todas partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *