Receta de sopa de pollo con caldo de pollo casero, ¡irresistible!

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 1 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Sopa de pollo con caldo de pollo casero, irresistible

Yo soy muy estacional para la comida y cuando hace frío me encanta tomar cosas calentitas y sin duda alguna los caldos caseros son un gran aliado. Ya sean de pescado, verduras o como el de esta receta, de carne, vienen genial para tomar simplemente una taza y sentir su efecto reconfortante pero también para elaborar sopas o incluso utilizarlos en arroces o guisos y así darles una potencia de sabor increíble.

Esta receta de sopa de pollo con caldo de pollo casero no puede ser más fácil de preparar y está repleta de ingredientes frescos y naturales, lo que le aporta un sabor muy especial. La primera parte consiste en preparar el caldo con verduras y pollo y después en ese caldo se cuecen los fideos, dando lugar a una sopa riquísima.

Lo mejor de todo es que se puede conservar en la nevera 3-4 días sin problemas y sobre todo congelarlo, lo que da pie a que preparemos una gran cantidad de una vez y así poder tenerlo a mano siempre que lo necesitemos. En la receta aprenderás a prepararlo tanto en olla tradicional como en olla rápida y también algunos trucos para que quede limpio de impurezas y de grasa de forma sencilla.

Si lo tuyo son los caldos caseros seguro que también te interesa preparar nuestro fumet de pescado o caldo de pescado casero, y por supuesto el famoso cocido madrileño tradicional y delicioso o el caldo de pollo casero con garbanzos, muy similar a esta receta.

Sin irnos del cuchareo te animo a que prepares la tradicional sopa de ajo o sopa castellana o la reconfortante sopa de verduras. Yéndonos a sopas tradicionales de otros países nos encontramos con el caldo verde portugués, la famosa sopa de cebolla gratinada y el cada vez más conocido ramen o sopa japonesa. Y también está muy rica la sopa de tomate, caliente o fría y muy fácil de preparar.

 

Ingredientes para hacer sopa de pollo con caldo de pollo casero (4 personas):

  • 1/2 pollo campero (puede ser pollo sin ser campero, aunque éste le aportará mucho más sabor, que es de lo que se trata ya que es el ingrediente principal). Si solamente quisieras preparar el caldo y no te interesa conseguir carne de pollo cocida también puedes utilizar una carcasa de pollo.
  • 3 zanahorias.
  • 1 puerro.
  • Varias ramas de apio.
  • 1 cebolla.
  • Sal.
  • 250 gr de fideos finos (tamaño 000 o también llamados cabello de ángel, aunque cualquier fideo fino sirve).

 

Preparación, cómo hacer la receta de sopa de pollo con caldo de pollo casero:

  1. Quítale la piel al pollo campero o mejor aún pide en la carnicería cuando vayas a comprarlo que lo hagan, ya que no queremos que agregar más grasa de la cuenta al caldo.
  2. Pela las zanahorias (lo mejor es con un pelador, típico de las patatas, ya que no te cortarás y lo harás rápidamente) y también la cebolla.
  3.  Corta las raíces del puerro, quítale la capa más externa y divide por un lado la parte verde y por otra la más blanca.
  4. Lava bien las ramas de apio y córtalas en 2 o 3 partes para que no sean muy largas y quepan bien en la olla.
  5. En una olla (puede ser tradicional o rápida, más abajo verás los tiempos y modos de preparación con cada una), pon el pollo junto con las zanahorias peladas, el puerro, las ramas de apio y la cebolla con agua que los cubra de sobra y una cucharadita de postre de sal.

    Ingredientes caldo de pollo casero

    Echamos los ingredientes del caldo de pollo a la olla

  6. Sube el fuego para que esté fuerte y cuando hierva baja la temperatura un poco y durante unos 5 minutos ve espumando el caldo, es decir, retírale la espuma que va quedando arriba con una espumadera ya que son impurezas de la carne y las verduras y así quedará bien limpio.
  7. Ahora toca realizar la cocción según sea la olla:
    1. En olla tradicional: pon el fuego suave de forma que siga borboteando pero no en exceso y con la olla tapada cocínalo todo junto 1 hora.
    2. En olla rápida: mantén el fuego fuerte, ciérrala y a partir de que se vean las dos anillas rojas baja el fuego de manera que se mantenga la presión y deja que se cocine 12 minutos. Después simplemente espera a que se vaya la presión por completo de la olla (verás que el pitorrillo o válvula está completamente bajado de nuevo) y ya podrás abrirla.

      Caldo de pollo casero

      Así queda recién hecho el caldo de pollo casero

  8. Con ayuda de unas pinzas de cocina saca todos los ingredientes sólidos a un plato aparte.
  9. Prueba el caldo por si tienes que rectificarlo de sal, cuélalo y resérvalo.
  10. Así ya tendrías listo el caldo de pollo para preparar la sopa y las verduras obtenidas se pueden utilizar trituradas para servirlas como crema de verduras. Yo suelo recurrir a un truco de mi madre y consiste en triturar la mitad de las verduras (si la parte verde del puerro es un poco dura no la añado) junto con un poco de caldo y después se lo echo al caldo para que tenga más consistencia y sabor. La otra mitad suelo reservarla para añadirla a los platos cortada en trocitos, pero esto ya va en gustos.

    Verduras trituradas para la sopa de pollo

    Me encanta añadir parte de las verduras trituradas al caldo de pollo

  11. El caldo puedes utilizarlo en el momento o dejarlo para otro día en la nevera e incluso congelarlo. Hay mucha gente a la que le gusta limpiarlo completamente de grasa y lo más sencillo es dejarlo reposar de un día para otro en la nevera porque así la grasa se quedará sólida en la parte superior y es muy sencillo retirarla. De todas formas si quieres usarlo en el momento siempre puedes retirarla con un poco de paciencia con un cucharón o similar de la superficie, aunque así es difícil no retirar a la vez un poco de caldo.
  12. De una forma u otra, ahora es el momento de preparar la sopa de pollo. Pon el caldo que vayas a necesitar en una olla a fuego fuerte para que hierva y mientras tanto desmenuza el pollo para quedarte con la carne.
  13. Cuando el caldo esté hirviendo es el momento de echarle si quieres una cucharada sopera por persona de la mezcla de verduras trituradas, y también los fideos finos. Baja un poco la temperatura del fuego.

    Sopa de cocido madrileño con fideos

    Preparamos la sopa con el caldo de pollo y los fideos

  14. Cocina los fideos el tiempo que te indica el paquete, que serán entre 1 y 2. Transcurrido el tiempo, retira del fuego y sirve.

Tiempo: 1 hora y 15 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Lo importante es servir bien caliente esta sopa de pollo y para ello lo más sencillo es disponer en la mesa los platos hondos o cuencos de los comensales y sacar la olla a la propia mesa para ir sirviendo la sopa. En un plato aparte saca el pollo desmenuzado junto con (opcionalmente) las verduras que hayan quedado partidas en trocitos, y que cada comensal eche a su plato la cantidad que prefiera. A mi además me encanta echarle siempre un chorrito de zumo de limón, le alegra mucho el sabor pero no lo enmascara.

Con lo sencillo que es de preparar un buen caldo y a mi siempre me parecerá un platazo irresistible, sobre todo para los meses más fríos. Además si te sobra siempre puedes congelarlo (cada cosa por su lado, eso si) y tenerlo listo para cuando quieras. La combinación de un caldo tan sabroso con los fideos y los trozos de pollo es de auténtico… ¡escándalo!

Receta de sopa de pollo con caldo de pollo casero, irresistible

Sopa de pollo con caldo de pollo casero, ¡irresistible!

 

Variantes de la receta de sopa de pollo con caldo de pollo casero:

Puedes añadirle o eliminarle cualquier verdura, o incluso utilizar un tipo de pollo u otro, ciertas partes del pollo e incluir un hueso de jamón para darle un punto extra de sabor, aunque en este caso deberás evitar salarlo en exceso antes de probarlo ya que el jamón suele aportar bastante sal.

Yo soy partidaria de preparar el caldo con sabor pero sin incluirle matices para poder utilizarlo de distintas formas pero es muy buena idea añadir especias y hierbas a tu gusto para darle cada vez un matiz distinto, por ejemplo el tomillo o el romero le van fenomenal, y también la pimienta o el comino.

 

Consejos:

Prepara la sopa de fideos en el último momento justo antes de servirla ya que si cocinas los fideos con antelación es muy posible que cuando vuelvas a la olla los fideos hayan absorbido todo el caldo y además estén blandos.

Tanto si lo preparas en olla tradicional como en olla rápida no te olvides de espumarlo esos primeros minutos para retirar impurezas y también grasa que va saliendo a la superficie. Además si quieres retirarle la grasa por completo debes dejarlo reposar en un recipiente en la nevera y al día siguiente será muy fácil quitarla con una cuchara porque se habrá quedado arriba del todo y sólida. Eso si, si vas a hacer esto es recomendable que no le añadas antes las verduras trituradas porque ellas también suelen subir a la parte superior y se mezclarían con la grasa, así que mejor tritúralas y guárdalas en un recipiente aparte hasta que vayas a utilizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar