Receta de rosquillas de anís caseras y riquísimas

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 71 votos, 3,70/5 ¡Valórala!
Rosquillas de anis caseras y riquisimas

Me encanta preparar recetas con masas en casa porque me resulta entretenido y hasta relajante (cuando no hay prisa, claro), y después el resultado bien merece la pena. Lo que más preparo son panes y pizzas pero también me gusta de vez en cuando elaborar alguna masa dulce para darnos un capricho como en este caso.

Esta receta de rosquillas de anís caseras y riquísimas es de lo más tradicional y quedan buenísimas y esponjosas. Es una receta bastante sencilla ya que apenas hay que amasar y si seguís el paso a paso os van a quedar fantásticas, con ese particular sabor a anís (o a cualquier otro licor que queráis echarles) y el aroma de las ralladuras de los cítricos.

Si te gustan este tipo de dulces fritos seguro que te encantará nuestra receta sobre cómo hacer donuts caseros tiernos y deliciosos, los clásicos churros con chocolate a la taza y los crullers franceses o pasteles trenzados de pasta choux.

Otras recetas con masas dulces muy populares son los gofres o waffles caseros, los profiteroles rellenos de nata y con chocolate caliente o las torrijas de leche caseras al horno, sobre todo si preparas en casa el pan para hacer torrijas. Y como dulce clásico, las Monas de Pascua u hornazos, típicos de Murcia.

 

Ingredientes para la receta de rosquillas de anís caseras y riquísimas (alrededor de 35 unidades):

  • 400 gr de harina de trigo de repostería.
  • 3 huevos L.
  • 80 gr de azúcar blanco.
  • 60 ml de leche.
  • 40 ml de licor de anís o del licor que prefieras.
  • 40 gr de mantequilla sin sal.
  • 16 gr (1 sobre) de polvos de hornear, también llamado impulsor químico.
  • Ralladura de la piel de 1/2 naranja.
  • Ralladura de la piel de 1/2 limón.
  • Azúcar glas para decorar.
  • Abundante aceite para freír.

 

Preparación, cómo hacer rosquillas de anís caseras y riquísimas:

  1. Pon la mantequilla en un recipiente apto para microondas y derrítela en el microondas. Prueba con 30 segundos y sácala cuando aún quede un poco de parte sólida porque al sacarla y moverla un poco terminará de derretirse y así evitarás que pueda salpicar en el microondas.
  2. Lava bien la naranja y el limón y ralla la mitad de la piel de cada uno con un buen rallador.
  3. Pon en un bol los huevos con el azúcar y bátelos con unas varillas, ya sean manuales o eléctricas, hasta que espumen, es decir, que la mezcla se llene de aire, crezca de volumen y su color se vuelva amarillento.

    Espumar huevos con azucar

    Espumamos los huevos con el azúcar

  4. Añade al bol la leche, el anís, las ralladuras y la mantequilla (no deberá estar muy caliente sino tibia) y mezcla de nuevo con las varillas durante unos segundos.
  5. Coloca un colador encima del bol y echa encima de él la harina y el impulsor químico para tamizarlos, es decir, para que al ir golpeando el colador vayan cayendo al bol sin grumos ni apelmazamientos.

    Ingredientes rosquillas de anis

    Tamizamos la harina

  6. Mezcla de nuevo todos los ingredientes juntos, primero con una cuchara y después con tus propias manos hasta conseguir una masa homogénea. Dale forma redonda, déjala en el bol, tápalo con papel film (o con un sencillo gorro de ducha de los de usar y tirar aunque en este caso lo reutilizaremos, muy útil para las recetas con masas y reposo!) y déjala reposar en la nevera durante 2 horas.

    Masa para rosquillas de anis

    Ya tenemos lista la masa

  7. Saca la masa de la nevera y amásala un poco.
  8. Ahora ve cogiendo trocitos de masa de igual tamaño. A mi me encanta hacer estas cosas muy exactas así que he ido pesando trozos de masa de unos 25 gr para que salieran todos iguales.
  9. Haz bolitas con esos trozos y a continuación estíralas en forma de rulo. Si se te pega un poco la masa a los dedos puedes untarte las manos con un poco de aceite para facilitar la tarea.
  10. Después une los extremos de los rulos de forma que queden bien sellados y estíralos más o menos para dejarle un centro a las rosquillas más o menos apretado, como prefieras.

    Como formar rosquillas de anis

    Le damos forma a las rosquillas de anís

  11. En una sartén honda o cazo echa abundante aceite, pon el fuego fuerte y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear), ya lo tienes listo para freír las rosquillas. Si tienes un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y empezar a freír cuando llegue a 170ºC, y si no siempre puedes echar ese trocito de masa que siempre sobra, si se quema rápidamente es que está muy fuerte el aceite y si burbujea poco es que le falta un poco de temperatura.
  12. Cuando tengas el aceite preparado ve echando en él tandas de rosquillas, yo he ido poniendo 6 o 7 a la vez de forma que todas tengan espacio y no estén unas encima de otras.
  13. Ve levantando alguna de vez en cuando para comprobar si están doradas (suelen tardar entre 1 minuto y medio y 2 minutos), y en ese momento dales la vuelta.
  14. Conforme estén listas sácalas con una espumadera y déjalas en un plato con papel de horno para que absorba el exceso de aceite. Sigue con el resto de tandas y si lo necesitas utiliza más platos con papel de horno para no tener que poner las rosquillas unas encima de otras.

    Como hacer rosquillas de anis

    Vamos friendo las rosquillas en tandas

  15. Espera unos minutos a que se enfríen las rosquillas (aunque es una delicia ir probando alguna casi recién hecha) y espolvorea por encima azúcar glas. La mejor forma de hacerlo es poniendo una cucharada de azúcar glas en un pequeño colador e ir golpeándolo encima de las rosquillas para que les caiga una lluvia de azúcar homogénea y fina.

 

Tiempo: 3 horas (pero no te asustes, ahí incluyo 2 horas de reposo)

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

A mi me encanta comerme algunas casi recién hechas aunque ya frías también están buenísimas. Si te sobran puedes guardarlas en un recipiente cerrado y se irán secando conforme pasen los días, así que una buena opción para tomarlas cuando no están tan esponjosas como recién hechas es remojarlas en leche caliente o chocolate a la taza.

Deliciosas, esponjosas y con ese sabor a anís tan particular, son un dulce de auténtico… ¡escándalo!

Receta de rosquillas de anis caseras y riquisimas

Rosquillas de anís caseras y riquísimas

 

Variantes de la receta de rosquillas de anís caseras y riquísimas:

Puedes aromatizarlas como prefieras, añadiendo o sustituyendo algunos de los ingredientes que yo he utilizado, por ejemplo cambiando el tipo de licor, añadiendo canela en polvo, las semillas de una vaina de vainilla o incluso sustituir un poco del licor por agua de azahar (con una cucharada sopera sería suficiente).

Puedes darles el tamaño que prefieras ya que quedan geniales pequeñitas como las mías o más grandes como si fueran un donut.

 

Consejos:

Si la masa está pegajosa cuando la estás amasando después de añadir la harina, déjala reposar 5 o 10 minutos e inténtalo de nuevo, y así hasta que la masa sea bastante manejable. El hecho de que tenga esta textura es lo ideal para que después queden esponjosas.

8 comentarios en “Receta de rosquillas de anís caseras y riquísimas”

  1. Rosa dice:

    Hola. Las rosquillas se pueden hacer al horno en vz de freirlas

    1. Nata dice:

      Hola Rosa! Estas rosquillas son para freírlas, no creo que puedan prepararse en el horno 😉
      Un saludo!

  2. marisa dice:

    Buenos días. En vez de mantequilla , se puede utilizar aceite ? y qué cantidad ?
    Muchas gracias

    1. Nata dice:

      Hola Marisa! Si, en ese caso utiliza de aceite las 3/4 partes del peso de mantequilla 😉
      Un saludo!

  3. Suzanna dice:

    Hola! Estaba la masa tan pegajosa que añadí harina hasta tener la textura para poder moldear después del reposo de 2h. A ver qué me sale…

    1. Nata dice:

      Hola Suzanna! No hay problema en añadir un poco más de harina para ayudar a moldear, o bien untarse las manos con un poco de aceite para facilitar la tarea 😉
      Un saludo!

  4. Maite dice:

    Hola!
    Estoy deseando probar esta receta pero tengo una duda… El polvo de hornear es lo mismo que la levadura Royal? Si no es así, donde puedo conseguirlo?
    Muchas gracias!

    1. Nata dice:

      Hola Maite! Si, el polvo de hornear es la levadura Royal 😉
      Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar