Receta de ramen casero, una sopa japonesa deliciosa y reconfortante

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Ramen casero, una sopa japonesa deliciosa y reconfortante

Cada vez me gusta más conocer, probar y preparar recetas asiáticas, y últimamente sobre todo japonesas. La forma que tienen de destacar el sabor de cada ingrediente y aliñarlo me encanta, y lo mejor de todo es que son recetas en las que se utilizan ingredientes de lo más naturales y saludables como sucede en este plato.

Esta receta de ramen casero o sopa japonesa es de mis platos favoritos de cuchara. Resulta reconfortante y deliciosa y combina una serie de ingredientes que hacen del ramen un plato completo, muy adaptable a nuestros gustos y del cual te recomiendo que prepares una gran cantidad porque vale la pena.

Mi intención es que todo el mundo pueda preparar un ramen casero sin complicaciones. Hay todo un mundo en torno al ramen, muchísimas formas de prepararlo e ingredientes diferentes, por eso he hecho mi propia versión con ingredientes en su mayoría muy fáciles de encontrar y sobre todo con un sabor casero increíble. Si algún ingrediente no está a vuestro alcance me podéis preguntar en los comentarios por una posible sustitución, pero también os podéis animar a hacer como yo y pedirlos por internet ya que cada vez hay más tiendas online de alimentación asiática.

Si te interesa la comida japonesa seguro que te encantará nuestro post sobre cómo preparar sushi en casa paso a paso con trucos para un arroz perfecto, es una receta que elaboro en casa bastante porque nos encanta el sushi y comerlo en gran cantidad y hacerlo en casa resulta económico, divertido y sale buenísimo. También te gustará el sashimi de salmón con wasabi, jengibre y salsa de soja, y por supuesto el famoso pollo teriyaki con arroz basmati  las gyozas o empanadillas japonesas, un dumpling delicioso.

Y si además quieres complementar tu menú con otras recetas asiáticas, elige la ensalada china con su salsa blanca agridulce casera, los rollitos de primavera al horno con su salsa agridulce china casera, el clásico arroz tres delicias, los fideos de arroz chinos salteados con champiñones y pak choi, el chop suey de pollo con verduras y arroz, el pollo con almendras al estilo chino o, si te encantan los contrastes dulce-salado, nada mejor que este jugoso pollo con piña al estilo chino y el tradicional cerdo agridulce al estilo chino.

 

Ingredientes para la receta de ramen casero o sopa japonesa (6 personas):

  • Para preparar el caldo:
    • La carcasa de un pollo o huesos de pollo. A mi me gusta que sean de pollo campero pero esto ya va en gustos.
    • 1 cebolla pequeña o cebolleta.
    • La parte verde de 2 cebolletas o puerros.
    • 2 zanahorias.
    • 3 dientes de ajo.
    • Unas rodajas de jengibre fresco (no hace falta pelarlo).
    • 3-4 setas shiitake. Si no tienes puedes utilizar cualquier otro tipo de seta, cuanto más aromática mejor.
  • 300 gr de panceta de cerdo cortada en un solo trozo. Intenta comprar un trozo que tenga gran cantidad de carne y menos de grasa. Consigue también hilo bramante para atar la panceta.
  • 6 huevos M y un poco de sal y vinagre para cocerlos.
  • 480 gr de fideos ramen (suelo servir 80 gr por persona). Estos fideos se pueden comprar en tiendas de alimentación asiática (son ondulados) pero si queréis una opción muy fácil de encontrar podéis usar los fideos orientales que venden en los supermercados en bolsitas. También necesitarás un poco de sal para cocerlos.
  • Algunas verduras para la sopa como la col pak choi u hojas de espinacas. Yo he utilizado de ambas.
  • Un poco de la parte verde de una cebolleta.
  • Cubitos de hielo para cortar la cocción de los huevos y las verduras.
  • Para la marinada (si no encuentras mirin o sake, sustitúyelos por más salsa de soja y una cucharada sopera de azúcar moreno):
    • 1 diente de ajo.
    • 1 rodaja de jengibre.
    • 80 ml de salsa de soja.
    • 20 ml de sake, una bebida alcohólica conocida como vino de arroz (opcional, le aporta un sabor más auténtico aún).
    • 30 ml de mirin. Es un condimento parecido al sake pero con mucho menos alcohol y dulce.

 

Preparación, cómo hacer ramen casero o sopa japonesa:

  1. El primer paso consiste en limpiar las carcasas. Para ello, echa abundante agua en una olla (yo voy a utilizar olla a presión para todo pero puedes también usar una olla normal) a fuego fuerte y, cuando hierva, echa las carcasas de pollo, baja un poco el fuego y deja que hiervan 5 minutos.

    Así quedan las carcasas una vez hervidas

  2. Saca las carcasas de la olla, lávalas bajo un chorro de agua fría y déjalas en un escurridor.
  3. Saca el agua de la olla y friégala.
  4. Para acompañar el ramen vamos a servir chashu o cerdo marinado japonés, es decir, vamos a cocinar la panceta y darle un toque asiático.
  5. Ata la panceta como puedes ver en la fotografía, de forma que la piel quede por fuera y prácticamente se junten un extremo y otro. Lo puedes atar con hilo bramante que es el que se suele utilizar en cocina.
  6. Pon la olla de nuevo en el fuego, a temperatura media, y cuando esté caliente pon en el centro la panceta atada. Ve cocinándola de forma que se vaya dorando por todas partes, tardarás unos 10 minutos en conseguirlo. Te recomiendo ayudarte con unas pinzas de cocina para ir dándole la vuelta.
  7. Mientras prepara las verduras para el caldo. Lava la cebolleta, quítale la parte de las raíces y reserva por un lado la parte blanca y por otro lado la verde, incluso si es posible incluye otra parte verde más.
  8. Pela las zanahorias y córtales la zona superior.
  9. Lava las setas shiitake o las que vayas a utilizar para que no tengan tierra.
  10. Pela los dientes de ajo y corta el jengibre en rodajas.
  11. Cuando la panceta esté dorada añade el resto de ingredientes y dales unas vueltas para que cojan un leve puntito dorado y vayan soltando aroma durante apenas 2 minutos.

    Ingredientes caldo de pollo ramen

    Se van añadiendo los ingredientes del caldo a la olla

  12. Incorpora las carcasas y echa agua hasta cubrir, con cuidado de que en la olla a presión no superéis la marca de 2/3 de su capacidad. En mi caso he utilizado unos 2,5 litros.

    Caldo de pollo casero

    Ponemos todos los ingredientes para el caldo en la olla

  13. Si utilizas una olla a presión como la nuestra, ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las 2 anillas rojas baja un poco el fuego (pero suficiente para que mantenga todo el tiempo las dos anillas visibles) y deja que se cocine tan solo 15 minutos, después simplemente aparta la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.
  14. Si utilizas una olla normal necesitarás cocinarlas alrededor de 1 hora, hasta que veas que están tiernas y cremosas. Sube el fuego para que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo un poco, lo justo para que se siga cocinando mientras borbotea un poco, y remueve de vez en cuando.

    Caldo de pollo para ramen

    Listo el caldo de pollo para el ramen

  15. Cuando esté listo reserva la panceta y las setas ya que las utilizaremos para el ramen, el resto de sólidos no vamos a utilizarlos así que te recomiendo colar el caldo. Si quieres puedes guardarte la cebolleta y las zanahorias para utilizarlas en alguna sopa o triturarlas para crema.
  16. Mientras puedes ir preparando los huevos. Pon un cazo con suficiente agua como para que después cubra los huevos y a temperatura alta, junto con un poco de sal y vinagre. Cuando esté hirviendo echa los huevos con cuidado para que no se rompan y cuenta exactamente 6 minutos.
  17. Cuando se cumpla el tiempo ten preparado un bol con agua fría y cubitos de hielo, y saca los huevos y échalos en él. El objetivo es cortar la cocción y así conseguir que la clara quede completamente cuajada pero que la yema aún esté un poco líquida o con textura mantequillosa.
  18. Una vez listo el caldo puedes quitarle la grasa que flota por encima, esto ya va en gustos.
  19. En un cazo pon los ingredientes de la marinada: la salsa de soja, el mirin y el sake junto con el diente de ajo pelado y la rodaja de jengibre.

    Marinada para el ramen

    Preparamos la marinada

  20. Pon el fuego a temperatura media y en cuanto empiece a borbotear apágalo y retira el cazo.
  21. Coloca en el cazo los huevos y la panceta (también puedes pasar la marinada a otro recipiente si te es más cómodo para que quepa todo) y ve dándole vueltas a los ingredientes cada 10-15 minutos para que se marinen por todas partes. Déjalos reposar el tiempo que quieras, mínimo una hora pero pueden estar en nevera desde el día anterior. Lo ideal sería sumergirlos completamente pero me parece un gasto innecesario de marinada.

    Panceta de cerdo y huevos con marinada de ramen

    Dejamos en la marinada los huevos y la panceta

  22. Todo lo que hemos preparado hasta ahora se puede preparar con antelación de unas horas e incluso días. Los huevos solo 1 día de antelación pero la panceta y el caldo aguantan 2-3 días en nevera y también se pueden congelar una vez hechos. Ahora vamos con lo que hay que preparar justo antes de servir.
  23. Sigue las instrucciones del paquete de fideos ramen para prepararlos. En mi caso me recomendaba una cantidad fija de agua que he puesto en una olla a fuego alto con un poco de sal y cuando se ha puesto a hervir he echado los fideos. Necesitarán 3-4 minutos, durante los cuales se recomienda, conforme vayan ablandándose un poco, ayudarles a separarse unos de otros con unos palillos chinos. Cuando estén listos sácalos de la olla y déjalos en un plato.

    Fideos ramen

    Fideos ramen cocidos

  24. En la olla en la que has preparado los fideos vuelve a echar abundante agua y, cuando esté hirviendo, cuece en ella las verduras que vayas a utilizar. En mi caso ha sido pak choi, he cortado las hojas más exteriores y el interior lo he partido por la mitad, todo limpio bajo un chorro de agua fría y cuando el agua se ha puesto a hervir la he puesto en la olla y a partir de aquí solo necesita 3 minutos.
  25. Cuando la col llevaba 1 minuto he echado unas hojas de espinacas frescas porque solo necesitan 2 minutos.
  26. A los 3 minutos están todas listas, en ese momento sácalas y échalas en un bol con agua fría y cubitos de hielo para cortar la cocción y que mantengan ese bonito color verde y una buena textura.

    Pak choi y espinacas

    Cortamos la cocción de las verduras con agua helada

  27. Quítale los hilos a la panceta de cerdo y córtala en rodajas finas.

    Chashu o panceta de cerdo marinada

    Ya tenemos el chashu o panceta marinada lista

  28. Parte también las setas en rodajas y la parte verde de la cebolleta en rodajas también.
  29. Calienta el caldo hasta que hierva para que llegue con buena temperatura a la mesa.
  30. Echa en cada cuando que vayas a servir 4-5 cucharadas de la marinada que hemos utilizado para la panceta y los huevos.
  31. Pon encima fideos y distribuye alrededor las verduras (pak choi, espinacas), las setas, un poco de la parte verde de la cebolleta y un par de rodajas de la panceta marinada o chashu.
  32. Casca los huevos, pélalos y ábrelos por la mitad, con cuidado de que no se te salga la yema, y pon cada uno en un bol.
  33. Por último echa caldo en los boles, la cantidad que prefieras. A mi me gusta que esté caldoso y suelo cubrir casi hasta arriba. Si lo pruebas y está falto de sal (verás que no le hemos añadido en ningún momento), échale más marinada o directamente salsa de soja.

 

Tiempo: alrededor de 2 horas, dependiendo del tipo de olla y algunos reposos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Lo ideal es que el ramen llegue a la mesa con el caldo bien caliente para que se calienten todos los ingredientes, tanto los que estaban hechos previamente como los últimos. Puedes elaborar el caldo y la panceta con antelación e incluso congelarlos, y el resto de ingredientes (huevos, verduras, fideos) se suelen preparar justo antes de servirse (los huevos lo primero para que se tinten un poco con la marinada).

De cubiertos te recomiendo servir una cuchara y también unos palillos para ir cogiendo los ingredientes sólidos. Te preguntarás cómo comer todo lo que no está cortado… pues bien, la recomendación es comer los huevos con la cuchara y las verduras (por ejemplo el pak choi) y la panceta, simplemente coger, darles un bocado y volver a dejar el resto en el plato. Disfruta de esta reconfortante sopa japonesa que está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de ramen casero, una sopa japonesa deliciosa y reconfortante

Ramen casero, una sopa japonesa deliciosa y reconfortante

 

Variantes de la receta de ramen casero o sopa japonesa:

Existen tantas variaciones del ramen que es complicado poden concentrarlas todas. Sin embargo, pensando que mi intención con esta receta es acercarnos a un ramen casero con ingredientes que podamos conseguir fácilmente, me inclino a sugerir por ejemplo cambiar el chashu o panceta marinada por simplemente carne picada de cerdo o incluso utilizar otra pieza de cerdo, por ejemplo hombro, para cocerla con el caldo y luego simplemente servirla deshilachada. También se puede preparar en vez de con carne con marisco, por ejemplo mejillones, almejas, langostinos, gambas…

En cuanto a las verduras, experimenta y añade las que más te gusten, por ejemplo unos brotes de bambú, otro tipo de setas, col de la que más te guste, cebolleta salteada e incluso maíz dulce. Y para quienes buscan un toque muy japonés, os propongo echar en los boles un poco de alga nori, polvo de bonito seco o el famoso kamaboko que es ese pastel de carne de pescado de color blanco con una espiral rosa en el centro que se suele servir en rodajas.

 

Consejos:

La mayoría de ingredientes se pueden encontrar ya de forma fácil en supermercados, como la salsa de soja, el jengibre fresco e incluso la col china pak choi, pero otros como el sake, los fideos ramen, el mirin o el sake se venden solamente en establecimientos de ingredientes asiáticos. Lo bueno es que cada vez es más fácil comprar estos ingredientes por internet en tiendas online.

2 comentarios en “Receta de ramen casero, una sopa japonesa deliciosa y reconfortante”

  1. Elena Tortosa dice:

    Hola! Me puedes decir, Que haces con el primer caldo en el que cueces solo las carcasas de pollo? Que página web compras los.productos asiáticos? gracias!

    1. Nata dice:

      Hola Elena! Ese primer caldo se desecha, no pasa nada porque apenas se lleva sabor pero sí impurezas y algo de grasa. Respecto a los productos asiáticos, cuando me hace falta alguno lo busco directamente en Google y ahí aparecen varias webs en las que se puede comprar 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner tienda online liquidación

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar