Receta de naranjas confitadas caseras, ¡fantásticas!

Cualquiera
80 min

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 9 votos¡Valórala!

Naranjas confitadas caseras, fantasticas

Ingredientes

  • 2 naranjas.
  • 200 g de azúcar blanco.
  • 300 ml de agua.

Quedan tiernas, potentes de sabor y dulces gracias al almíbar con el que se cocinan. Es un proceso largo pero durante el que no hay que hacer prácticamente nada. En la preparación descubrirás de qué 3 formas puedes acabarlas y conservarlas y cuál es la mejor para decorar el Roscón de Reyes. Además a continuación vas a descubrir un montón de opciones para utilizarlas en casa y que no sea solamente con el Roscón ya que pueden darle el toque dulce y gracioso tanto a elaboraciones dulces como saladas. Y es más, yo cuando las hago caseras en cuanto se enfrían no me resisto a comerme un par así tal cual, quedan riquísimas.

Cómo hacer naranjas confitadas

  1. Lava bien con agua fría las naranjas y sécalas con papel de cocina.
  2. Corta las naranjas en rodajas. Lo ideal es que sean finas pero no en exceso para que no se rompan y, aunque puedes hacerlo con un cuchillo, si optas por una mandolina como he hecho yo te asegurarás de que todas queden con el mismo grosor.

    Naranjas frescas para confitar
    Cortamos las naranjas en rodajas
  3. Utiliza una cazuela bastante ancha ya que la idea es que no haya más de 2 capas de rodajas de naranja para que todas se cocinen de manera bastante uniforme.
  4. En la cazuela echa el azúcar y el agua y calienta la mezcla a fuego suave hasta que se disuelva el azúcar y tengamos un almíbar, tardará entre 5 y 10 minutos dependiendo de la temperatura del fuego.

    Azucar y agua para almibar naranjas
    Empezamos a preparar el almíbar para las naranjas
  5. Pon las naranjas en la cazuela y cocínalas a fuego suave y tapadas durante 30 minutos. En ningún momento las remuevas porque podrían romperse, simplemente si ves que lo necesitan puedes acomodarlas mejor con unas pinzas de cocina.

    Naranjas confitadas caseras
    Colocamos las naranjas en la cazuela y empezamos a cocinarlas
  6. Destápalas y sigue cocinándolas durante otros 30 minutos o hasta que veas que la corteza está tierna y la naranja en general se transparenta un poco. Puedes ver cómo deben quedar en la siguiente fotografía.

    Naranjas confitadas
    Ya tenemos listas las naranjas confitadas caseras
  7. Ya están listas, espera a que se enfríen y decide con qué acabado las dejas. Básicamente hay 3 posibilidades:
    1. En almíbar: lo más sencillo y lo que yo suelo hacer es guardarlas con su almíbar en la nevera, aguantan varios meses así (siempre y cuando queden sumergidas). Esta es la forma en la que mejor quedan para ponerlas sobre el Roscón de Reyes, ya que no se resecan mientras éste se hornea.
    2. Secas: se escurren bien y se dejan encima de una rejilla para que se sequen durante unas horas (4 o 5 o incluso de un día para otro) y ya se pueden guardar en un recipiente cerrado o congelarlas para que aguanten más tiempo. El almíbar puedes guardarlo aparte para utilizarlo en cualquier receta de repostería (incluso en el propio Roscón de Reyes).
    3. Escarchadas: igual que secas pero cuando las hayas puesto sobre la rejilla échales azúcar blanco por encima, verás que al secarse quedan con ese azúcar ligeramente disuelto, pegado y blanco, dando la apariencia de escarcha.

      Como hacer naranjas confitadas caseras, fantasticas
      Así de bien quedan las naranjas confitadas caseras

Tiempo: 1 hora y 20 minutos

Sirve y degusta

Recién hechas y cuando se hayan enfriado un poco ya puedes probarlas, tiernas y con un potente sabor y acompañadas por el almíbar que se ha ido cocinando a la vez. Para conservarlas ya has visto en la preparación las opciones, pueden ser en un recipiente en la nevera con su propio almíbar o bien secas o escarchadas y en estos dos últimos casos te recomiendo dejarlas una vez secas en un recipiente cerrado en la nevera (pueden aguantar unas semanas) o congelarlas, lo cual es estupendo para tenerlas a mano cuando las queramos utilizar para alguna preparación.

Las naranjas confitadas están buenísimas porque el proceso de cocción nos permite que nos podamos comer la corteza que, aunque sigue estando muy potente de sabor, es agradable comerla. Tanto si las consumes en almíbar como secas o escarchadas verás que es un bocado de auténtico… ¡escándalo!

Receta de naranjas confitadas caseras, fantasticas
Receta de naranjas confitadas caseras, ¡fantasticas!

Variaciones

Puedes aromatizar durante el cocinado para que tanto las naranjas como el almíbar tengan un punto diferente y para ello lo más habitual es incluir una rama de canela. También podrías añadir clavos de olor, anís estrellado o cardamomo, tanto en combinación como solas.

Consejos

Procura que el fuego esté suave y si en algún momento ves que la cazuela se queda sin apenas líquido, sobre todo durante la primera media hora, añade un poco más de agua para que las naranjas se cocinen bien.

Es importante que utilices una olla bastante ancha para que las naranjas no se amontonen unas encima de otros y se cocinen de forma homogénea.

Natalia Sala, la cocinera de Recetas de Escándalo

Me encanta cocinar, llevo haciendo recetas y experimentando con la cocina desde mi adolescencia, y no puedo resistirme ante sabores nuevos e innovadoras formas de tratar los alimentos. Mi gran momento de relax llega cuando puedo pasar un rato en la cocina preparando un nuevo plato.

Saber más sobre Natalia >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio