Receta de lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y fácil

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 5 votos, 3,00/5 ¡Valórala!
460 min
Lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y facil

Cuando quiero preparar algo sencillo y saludable muchas veces opto por un pescado al horno como la lubina o la dorada. Quedan buenísimos, se puede cocinar la guarnición también en el horno y prácticamente a la vez y mientras no hay que estar en la cocina ni vigilándolos, con un simple temporizador que te avise es suficiente para llevar un platazo perfecto a la mesa.

Esta receta de lubina al horno con patatas y verduras salteadas está riquísima y es muy completa. Siguiendo nuestro paso a paso se consigue un pescado jugoso y unas patatas con mucho sabor y tiernas en tiempo récord, todo complementado con unas setas y espárragos a la plancha que le quedan de 10.

El truco para economizar el tiempo de horneado está en cortar muy finitas las patatas para que se asen más rápidamente que si estuvieran en rodajas gruesas. Además vas a conocer los tiempos que necesitan las lubinas para hornearse y cómo se deben abrir y limpiar.

Si te gusta la lubina seguro que te encantará esta receta de lubina a la sal con pisto de verduras  o la lubina a la plancha con aliño de mostaza y guarnición de verduras. Pasando a otro pescado que se suele cocinar de forma similar tenemos la dorada, y puedes disfrutarla de diversas formas y a cual más deliciosa, como la dorada al horno con cebolla, la clásica dorada a la sal, el asado de dorada al horno con patatas o la dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, una receta clásica con una guarnición diferente y muy sabrosa.

Otras recetas de pescados quedan también fantásticos en el horno  son la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla, la merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca, la corvina al horno con verduras y setas y aliño de mostaza y alcaparras, el besugo al horno con patatas al vino y limón o el rodaballo al horno con patatas panaderas.

También quedan buenísimos el mero al horno con patatas, zanahorias y chalotas, el rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas, el bacalao al horno con patatas y cebolla, el bacalao a la portuguesa al horno al estilo à Margarida da Praça y el salmón al horno con salsa de mostaza y miel y arroz blanco con verduras.

 

Ingredientes para hacer lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y fácil (4 personas):

  • Puedes utilizar 2 o 4 lubinas, según sea su tamaño. Eso si, que sean todas del mismo tamaño para que se horneen en el mismo tiempo.
  • 2 cebolletas tiernas.
  • 3-4 patatas de tamaño medio.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Unas hojas de perejil.
  • Verduras al gusto. Yo en este caso he utilizado champiñones, setas de cardo y espárragos verdes.
  • Zumo de limón (opcional, para aliñar al final).
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y fácil:

  1. Ve a la pescadería a por unas buenas lubinas con la piel brillante y los ojos transparentes. Pide en la pescadería que te las abran un poco y les quiten las tripas y también que las descamen y les corten las aletas. Yo en casa además las lavo bajo un chorro de agua fría y las dejo en un escurridor.
  2. Quítale a las cebolletas tiernas las raíces y el extremo de la parte verde (solo el extremo), lávala con agua fría y córtala en tiras finas.
  3. Lava muy bien las patatas ya que se van a hornear con piel. Puedes también pelarlas para cocinarlas sin piel pero a mi me gustan así porque las voy a cortar muy finitas y de esta manera evito que se peguen unas con otras y mantienen mejor su forma sin deshacerse.
  4. Precalienta al horno a 200º mientras preparas la bandeja de horno con los ingredientes (no tardarás más de 10 minutos).
  5. Corta las patatas muy finitas, mejor si lo haces con una mandolina aunque también puedes utilizar un cuchillo.
  6. Echa un chorrito de aceite de oliva en la bandeja de horno que vayas a utilizar y también un poco de sal.
  7. Coloca las patatas por encima y también la cebolleta, y vuelve a echar por encima aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  8. Remuévelo todo bien con tus propias manos o una espátula de cocina para que las patatas y la cebolleta queden bien impregnadas. Si es posible procura que las patatas cubran las tiras de cebolleta ya que éstas se pueden quemar con el horneado, sin embargo si están por debajo quedan tiernas y buenísimas.
  9. Echa el vino blanco por los bordes de la bandeja y un poco por el centro, intentando no arrastrar la sal ni la pimienta de las patatas.

    Guarnicion de patatas asadas y cebolle

    Preparamos las patatas para asarlas

  10. Introduce la bandeja en el horno a altura media y deja que se cocinen unos 20 minutos o hasta que veas que la cebolleta está empezando a dorarse y los bordes de las patatas de más arriba se doblan un poco hacia arriba.

    Como hacer patatas asadas al horno

    Ya tenemos las patatas y la cebolleta a medio asar

  11. Saca la bandeja del horno y coloca encima las lubinas. Échales aceite de oliva, sal, pimienta negra recién molida y un poco de perejil picado.

    Como hacer lubinas al horno

    Colocamos las lubinas en la bandeja de horno

  12. Introduce de nuevo la bandeja en el horno y hornea durante unos 20 minutos. Te recomiendo que cuando lleven 20 minutos saques un momento la bandeja del horno, abras un poco la lubina y compruebes si la carne está todavía un poco cruda o si por el contrario ya está perfectamente hecha. Este tiempo es para lubinas de ración, que rondan los 600 gr. Si utilizas lubinas de mayor tamaño deberán hornearse más tiempo, por ejemplo lubinas de 1,2 kg serán unos 25-30 minutos.
  13. Mientras se cocinan las lubinas puedes preparar la guarnición de verduras. Lava los espárragos, córtales la parte final y más dura del tallo y pártelos por la mitad.
  14. En una sartén echa un chorrito de aceite de oliva y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente cocina los espárragos con un poco de sal y déjalos a tu gusto. A mi me gusta que no se hagan mucho y queden un poco crujientes por dentro pero sin sensación de crudos por lo que los cocino un par de minutos, les doy la vuelta o los remuevo un poco y sigo cocinándolos un par de minutos más. Reserva aparte.

    Esparragos salteados

    Salteamos los espárragos verdes

  15. Retírale cualquier resto de tierra a las setas y los champiñones, divide las setas si son muy grandes y corta los champiñones en cuartos. Saltéalos en la misma sartén durante 3 o 4 minutos con un poco de aceite y sal sin mover mucho para que se doren.

    Setas y champinones salteados

    Salteamos las setas y los champiñones

  16. Cuando la lubina esté lista y mientras la sirves en los platos junto con las patatas, puedes poner las setas y champiñones y los espárragos de nuevo en la sartén y saltearlos un par de minutos a fuego medio-alto para que salgan calientes a la mesa.

    Como hacer lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y facil

    Así queda la lubina al horno ya abierta en el plato y con su guarnición

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Coloca cada lubina en un plato si es que habías horneado una por comensal, o si es una para cada dos lo mejor es limpiarla antes de servirla. Para ello retira la cabeza, la cola y la piel y después la raspa central, procurando quitar también algunas raspas que hay sobre todo en la zona más cercana a la cabeza. Una vez en el plato no te olvides de aliñarla con un poco de aceite de oliva, sal y perejil picado. A mi además me encanta echarle un chorrito de zumo de limón, me parece que potencia el sabor de este tipo de pescados.

Dispón la guarnición de patatas y las verduras en un plato al centro o bien repártelas en los platos de los comensales directamente. Es un plato sencillo, sano y sabroso, la combinación de la jugosa carne de la lubina con la guarnición de patatas asadas y las verduras salteadas es un auténtico… ¡escándalo!

Receta de lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y facil

Lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y fácil

 

Variantes de la receta de lubina al horno con patatas, verduras y setas:

Aromatiza las patatas con la cebolleta y la lubina de formas diferentes. Por ejemplo, un toque de pimentón les sienta fenomenal y también añadir algunas hierbas secas como orégano, tomillo o romero.

También puedes preparar toda la guarnición a la vez en el horno. Para ello, hornea las patatas con la cebolleta y cuando incorpores las lubinas reparte por alrededor las setas, los champiñones y los espárragos, ya que tardarán más o menos el mismo tiempo en cocinarse.

Si quieres darle un toque picante al plato y además que cada comensal pueda elegir si añadirlo o no, simplemente calienta un poco de aceite de oliva con unas guindillas y utilízalo para aliñar el pescado cuando ya lo tengas abierto y limpio en tu plato.

 

Consejos:

No te pases de horneado, vigila el punto del pescado para que se mantenga tierno. Puedes ir mirando a través de la ventana del horno y cuando creas que está listo saca un momento la bandeja del horno, separa un poco la carne y si te gusta como está ya lo tienes listo. Deberá verse blanca, sin zonas rosadas ni exceso de líquido. Ojo, si las lubinas que vas a utilizar son mucho más grandes que las de ración necesitarán más tiempo de horneado, por lo que debes procurar utilizar una bandeja de horno en la que quepan justitas para que, mientras se hornean, tapen casi por completo las patatas y éstas no se quemen. Si se quedan sin líquido no dudes en ir añadiendo más vino blanco.

Corta muy finitas las patatas para que se puedan cocinar en tan poco tiempo. Sin embargo, si las prefieres más gruesas siempre puedes contar con que debes dejarlas más tiempo en el horno antes de colocar las lubinas encima. Por ejemplo, en esta receta de secreto ibérico al horno con patatas asadas y cebolla necesitan cerca de 1 hora para estar listas, así que puedes empezar a hornearlas 40 minutos antes de añadir las lubinas. Además ten en cuenta el líquido, en esa receta se utilizan 200 ml de cerveza así que deberías subir la cantidad de vino hasta esos 200 ml para que te queden tiernas y perfectamente asadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *