Receta de gofio escaldado y otras formas de tomar el gofio canario

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 3 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Gofio escaldado y otras formas de tomar el gofio canario

Para mi es un auténtico placer conocer ingredientes y recetas tradicionales de nuestra gastronomía y la de hoy me lleva hasta las Islas Canarias, en donde probé por primera vez el gofio canario. El gofio es básicamente cereal (e incluso legumbres!) tostado y después molido, y el que más se suele encontrar es el de trigo y sobre todo el de maíz.

Esta receta de gofio escaldado es una receta de lo más sencilla de un aperitivo muy típico canario que necesita muy pocos ingredientes y tiempo de preparación para estar lista. Se trata de una mezcla de caldo y gofio que da lugar a un plato sorprendente y muy rico.

El tipo de tueste del gofio puede dar lugar a diferentes matices ya que cuanto más tostado está su sabor se vuelve más intenso y amargo, y además la cantidad de caldo a utilizar marca la textura final del gofio escaldado aunque siempre hay que procurar que no quede ni demasiado líquido ni muy duro. Es habitual servirlo con mojo verde o mojo picón rojo (puedes prepararlo siguiendo nuestra receta), al igual que sucede con las típicas papas arrugadas.

Si te interesan otros aperitivos que también sean cremosos te recomiendo preparar el labneh o queso de yogur casero y muy fácil, el hummus de garbanzos o puré de garbanzos o este riquísima versión, el hummus de garbanzos y remolacha. También te encantará el delicioso baba ganoush, mutabal o paté de berenjenas.

 

Ingredientes para la receta de gofio escaldado:

  • 50 gr de gofio, que puede ser de trigo o de maíz. En Canarias se encuentra muy fácilmente y también puedes encontrarlo en herboristerías y dietéticas.
  • 250 ml de caldo de pescado. Te recomiendo preparar mi receta de fumet de pescado o caldo de pescado casero.
  • 2 ramitas de hierbabuena (en Canarias la llaman hierbahuerto).
  • 1/4 de cebolla morada.

 

Preparación, cómo hacer gofio escaldado:

  1. Como el caldo es el que va a marcar el carácter y sabor del gofio escaldado te recomiendo preparar un buen caldo de pescado casero siguiendo nuestra receta.
  2. El caldo deberá estar hirviendo en el momento de utilizarlo así que si no es así, caliéntalo en un cazo.
  3. Échale al caldo una ramita de hierbabuena durante un par de minutos para que coja sabor, después retírala.

    Caldo para gofio canario

    Calentamos el caldo junto con la ramita de hierbabuena

  4. En un bol pon el gofio, que en este caso he elegido el de trigo.

    Gofio canario

    Gofio canario de trigo

  5. Échale por encima el caldo de pescado poco a poco y removiendo a la vez con unas varillas para evitar que se formen grumos.

    Como hacer gofio canario

    Mezclamos con unas varillas

  6. Añade más gofio o más caldo en función de la textura que busques.
  7. Decora con una ramita de hierbabuena y unos gajos de cebolla morada.

 

Tiempo: 5 minutos más el tiempo de preparación del caldo de pescado

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

El gofio escaldado se debe tomar recién hecho y calentito que es como más rico está. Se suele servir como aperitivo junto con mojo verde o rojo, todo un clásico de la gastronomía canaria, o también como acompañamiento de otros platos. Es un plato que de primeras no entra por la vista pero en cuanto lo pruebas te das cuenta de que está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de gofio escaldado y otras formas de tomar el gofio canario

Gofio escaldado recién hecho

 

Variantes de la receta del gofio escaldado:

Para prepararlo se pueden utilizar otros tipos de caldos, ya sean de verduras, de carne, de cocido… eso si, que sean caseros y con mucho sabor, aunque lo más típico es que sea un caldo de pescado.

Para darle un plus hay quien le añade patata cocida, trozos de tocino o especias como el comino o el pimentón. También es habitual servirlo con una capa por encima de ajos en trocitos y fritos.

 

Otras formas de consumir gofio:

Lo más sencillo es tomar el gofio disuelto (por cierto, se disuelve muy bien) en leche, café o agua, pero también queda riquísimo en potajes y platos de cuchara aportándole un delicioso sabor tostado y una textura un poco más espesa, y también es habitual amasarlo para preparar la pella de gofio y hacer las veces de pan.

Al margen de estos usos más tradicionales, se puede utilizar como cualquier otra harina para preparar dulces y repostería y queda genial combinado con yogures y fruta, en helados, bizcochos, etc.

 

Consejos:

El gofio escaldado está muy rico recién hecho y caliente ya que después pierde bastante potencia por lo que, como es tan sencillo de preparar, te recomiendo elaborarlo justo antes de servirlo, no vale la pena dejarlo hecho con antelación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar