Receta de galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 14 votos, 4,14/5 ¡Valórala!
40 uds45 min
Galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras

Me encantan las recetas en las que, con pocos ingredientes y técnicas sencillas, se consiguen unos resultados increíbles, unas elaboraciones de delicioso sabor y fantástica textura, y eso es justo lo que sucede con esta receta de galletas. Creadas en la confitería Rialto de Oviedo (Asturias), son una auténtica maravilla y es un gustazo poder prepararlas en casa.

Esta receta de galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras necesitan pocos ingredientes, poca elaboración y poco tiempo para estar listas. Es por eso que se han convertido en una de mis galletas favoritas y además son fantásticas para servir en ocasiones especiales, cuando te juntas con la familia o los amigos o incluso para regalar.

Quedan muy crujientes y se mantienen así muchos días, por lo que es un dulce que puedes dejar listo con antelación y triunfar. Eso si, partiendo de la receta tradicional puedes modificarla a tu gusto un poco y para eso he dejado algunas sugerencias más abajo en la sección de Variaciones.

Si te gustan las galletas te animo a que prepares las clásicas galletas de mantequilla caseras o pastas de té, o las galletas de mantequilla caseras con pepitas de chocolate, que son iguales que las primeras pero con chocolate. También son un básico estas deliciosas galletas de avena, crujiente y muy fáciles y me encanta preparar la variación de galletas caseras de avena con chocolate, una de mis combinaciones favoritas. También puedes optar por las frutas y los frutos secos y preparar unas deliciosas galletas de avena caseras con manzana y nueces, aromatizadas con canela, o bien las riquísimas galletas caseras de avena con arándanos, que son ideales para acompañar lácteos, ya sea un buen vaso de leche o un yogur.

Y si quieres darles una vuelta de rosca a las galletas dulces y prepararlas saladas, nada mejor que seguir esta receta de galletas saladas caseras de mantequilla y queso o bien esta otra de galletas saladas caseras con queso crema al wasabi y aceitunas, cuya masa está repleta de semillas y aceitunas y quedan increíbles.

 

Ingredientes para la receta de galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras (dos bandejas de horno completas, alrededor de 35-40 galletas):

  • 100 gr de nata líquida para montar.
  • 100 gr de almendra cruda en granillo.
  • 100 gr de azúcar glas.
  • 20 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de chocolate negro para postres.

 

Preparación, cómo hacer galletas Moscotivas de almendras y chocolate caseras:

  1. Pon en un cazo la nata y el azúcar glas y cocínalos 2 o 3 minutos a fuego suave hasta que el azúcar se disuelva por completo y no haya grumos.

    Nata y azucar glas para galletas moscovitas

    Empezamos mezclando la nata y el azúcar glas

  2. Añade las almendras en granillo y la harina, mezcla y cocina 1 minuto más y aparta del fuego.

    Mezcla para galletas moscovitas

    Ya tenemos lista la mezcla para las galletas Moscovitas

  3. Deja reposar la mezcla unos 5-10 minutos para que se enfríe un poco.
  4. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  5. Cubre una bandeja de horno con papel de horno y ve dejando en él porciones de mezcla de las galletas. Yo lo que hago es llenar una cucharilla de postre rasa y con otra cucharilla me ayudo para que caiga sobre el papel de horno.
  6. Como puedes ver en la fotografía, deben quedar bastante separadas porque al hornearse se expanden bastante. Así, te recomiendo esta medida de 25 galletas en una bandeja de horno y te quedará masa para preparar otra tanda prácticamente igual.

    Galletas moscovitas

    Ponemos porciones de mezcla de las galletas en la bandeja de horno

  7. Hornéalas a altura media durante unos 10 minutos o hasta que se doren, con cuidado de que no se quemen ya que en pocos segundos pasan de estar aún blanquitas a demasiado tostadas. Para mi el punto ideal es el que puedes ver, que se aprecia un color como de caramelo dorado muy bonito.
  8. Hornea la otra tanda de la misma forma.
  9. Espera 5 minutos a que se enfríen las galletas Moscovitas y despégalas del papel.
    Galletas moscovitas caseras

    Así quedan las galletas Moscovitas por encima

    Receta de galletas moscovitas caseras

    Y así de lisa está su base

  10. Cuando las tengas todas horneadas y frías pon el chocolate en un recipiente apto para microondas y derrítelo a temperatura máxima en el microondas, en tandas de 30 segundos, hasta que veas que está prácticamente deshecho. Lo ideal es que, cuando queden solo unos pocos trocitos enteros, no lo sigas calentando porque simplemente moviéndolo con una lengua de cocina o una cuchara conseguirás que se derrita por completo y así te aseguras de que no se te quema.
  11. Ahora pinta el lado liso de las galletas con el chocolate. Yo he utilizado una lengua de cocina para ello pero puedes utilizar otro tipo de espátula de cocina o incluso el reverso de una cucharilla. Te irás pringando un poco de chocolate, sobre todo para cubrir los extremos, así que de vez en cuando limpia tus dedos (de la mejor forma que consideres :P).

    Galletas moscovitas con chocolate

    Vamos pintando las galletas Moscovitas con chocolate derretido

  12. Ve colocándolas en una rejilla con el chocolate hacia arriba para que se enfríe y solidifique, y cuando eso ocurra ya las tienes listas.

    Como hacer galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras

    Así de deliciosas quedan las galletas Moscovitas

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

En cuanto se endurezca el chocolate ya puedes probarlas, aunque debo reconocer que siempre que las preparo me como al menos un par sin chocolate porque no me puedo resistir y ya simplemente así están riquísimas. Lo cierto es que aguantan crujientes más de 4-5 días y para conservarlas lo ideal es en un recipiente cerrado a temperatura ambiente, o en una despensa fresquita o en la nevera si es verano y hace calor.

Su combinación de sabores es una delicia, a mi siempre me da la sensación de que sea una mezcla de caramelo, almendras y chocolate y quedan equilibradas y crujientes, sin duda están de auténtico… ¡escándalo!

Receta de galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras

Galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras

 

Variantes de la receta de galletas Moscotivas de almendra y chocolate caseras:

Las galletas Moscovitas tradicionales son así, pero siempre podemos partir de esta receta y hacer algunos cambios a nuestro gusto. Por ejemplo, en vez de chocolate negro puedes utilizar chocolate con leche o incluso chocolate blanco. También puedes añadir unas gotitas de aroma de vainilla a la mezcla de nata y azúcar glas para aromatizarlas un poco.

Además puedes aromatizar el chocolate, pues una vez derretido queda fenomenal que le añadas canela molida, caradamomo en polvo o incluso un poco de ralladura muy finita de naranja.

 

Consejos:

No te olvides de vigilar las galletas en el horno durante los últimos minutos ya que en cuestión de segundos pueden pasarse de horneado y sería una pena.

En cuanto a la almendra, lo ideal es que sea de variedad Marcona. Respecto a que sea en granillo, que es como en trocitos, es bastante importante. Alguna vez he probado a picar yo la almendra y no quedan igual, sobre todo si parte de la almendra se ha convertido en harina, ya que eso hace que la masa espese demasiado y queden gruesas y muy poco similares a su forma habitual. Si que es verdad que si picas almendra y la pones sobre un colador, reservando la que ha quedado más harinosa para otro uso, seguramente te queden bien estas galletas. A mi siempre me ha costado encontrar la almendra en granillo así que desde hace un tiempo la busco y la compro por internet.

2 comentarios en “Receta de galletas Moscovitas de almendra y chocolate caseras”

  1. Pepa dice:

    Hola ,se pueden hacer con harina de maíz???
    Mi hija es intolerante al gluten

    1. Nata dice:

      Hola Pepa! Pues no sabría decirte, es cierto que se utiliza muy poca cantidad pero la harina de trigo tiene unas características que hacen que la textura quede correcta. Yo te animo a que hagas el experimento y nos cuentes qué tal 😉
      Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *