Receta de fartons caseros valencianos y horchata casera, muy fácil

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos, 3,50/5 ¡Valórala!
Fartons caseros valencianos y horchata casera, muy facil

Siempre digo que hay muchas cosas que solemos comprar ya hechas o que comemos siempre fuera de casa y nunca se nos ha ocurrido prepararlas caseras, y creo que esta receta (o más bien recetas) es una buena muestra de ello.

Aprende a preparar fartons caseros valencianos y también horchata casera de forma muy fácil para así poder disfrutar de esta riquísima merienda en casa siempre que quieras. La horchata está bastante extendida fuera de Valencia pero no sucede lo mismo con los fartons y es una pena porque, cuando lo pruebas, sabes por qué se toman juntos.

Los fartons son una especie de bollitos alargados que tienen la capacidad de absorber mucho líquido, por lo que se mojan en la horchata y al llevárnoslos a la boca y morderlos sueltan todo el líquido y es una delicia. Para prepararlos, como todas las masas, se puede amasar a mano aunque te recomiendo encarecidamente que utilices un robot amasador o similar porque se trata de un amasado un poco largo.

Lo de preparar horchata casera para nosotros es una necesidad porque, a diferencia de lo que ya ocurre en Valencia, nosotros no hemos encontrado ningún sitio cercano en el que te la sirvan sin azúcar (en algunos lugares de Valencia puedes pedirla sin azúcar o que te mezclen media y media y queda realmente rica, se aprecia mucho más el sabor de las chufas) y lo cierto es que las industriales también van muy cargadas y, simplemente por sabor, no nos gusta demasiado. Sin embargo, al prepararla en casa puedes endulzarla a tu gusto.

Si te gusta el mundo de las masas y dentro del terreno dulce, una receta que te va a encantar son estos gofres o waffles caseros o estos increíbles donuts caseros tiernos y deliciosos como pocos. Siguiendo con las masas fritas te encantarán los clásicos churros con chocolate a la taza, las tradicionales rosquillas de anís caseras y riquísimas y los crullers franceses o pasteles trenzados de pasta choux, y un dulce que me encanta y que parte de una masa levada son las clásicas Monas de Pascua u hornazos, típicos de Murcia.

Y si te gusta preparar masas levadas saladas te recomiendo elaborar recetas como nuestras mejores recetas de pizza con masa de pizza casera, el tierno pan de jamón venezolano relleno, la coca de verduras, o una deliciosa focaccia italiana con queso roquefort y hierbas aromáticas.

Si buscas panes tienes que preparar el riquísimo y tierno pan casero de avena en molde, el pan de molde integral con semillas y frutos secos, el rústico pan casero en cazuela, el pan de hamburguesa casero y el los bagels neoyorquinos.

 

Ingredientes para la receta de fartons caseros valencianos y horchata casera, muy fácil (10 fartons y 1 litro de horchata):

  • Para la horchata:
  • 250 gr de chufas de Valencia (importante que sean valencianas porque tienen buenísima calidad, se hidratan genial y tienen incluso su propio dulzor especial).
  • 1 litro de agua fría.
  • 80 gr de azúcar glas (a mi me gusta poquito dulce, pero esto va en gustos, puedes añadirle la cantidad que quieras o incluso ninguna, o también utilizar azúcar granulada normal, tanto blanca como morena).
  • Para la masa de los fartons:
    • 300 gr de harina de trigo de fuerza. Para saber de qué tipo es una harina, basta mirar la información nutricional en el propio paquete y donde indica las proteínas si el valor es más de 11 es harina de fuerza.
    • 50 gr de azúcar blanco.
    • 40 ml de aceite de semillas.
    • 90 ml de agua.
    • 25 gr de levadura fresca o 9 gr de levadura seca de panadería.
    • 1 huevo M.
    • Una pizca de sal.
  • Para el glaseado de los fartons:
    • 50 gr de azúcar glas.
    • 15 ml de agua.

 

Preparación, cómo hacer fartons caseros valencianos y horchata casera, muy fácil:

  1. Pon las chufas en un bol con agua, que queden completamente cubiertas, y déjalas en remojo al menos 8 horas, aunque lo ideal es que las tengas así un día entero. Mantenlas en la nevera y cámbiales el agua al menos 2-3 veces.

    Chufas de valencia

    Aquí se puede apreciar la diferencia entre las chufas secas y las que están en remojo 24 horas

  2. Vierte las chufas sobre un escurridor, enjuágalas con agua y déjalas escurrir.
  3. Ahora toca triturarlas, para ello utiliza idealmente un robot potente o, si no tienes, una batidora de vaso o similar. Tritúralas con la mitad del agua, hasta que se forme una pasta densa.

    Chufas trituradas para hacer horchata

    Ya tenemos las chufas trituradas

  4. Cuela la mezcla con una malla, gasa, filtro de café… lo que te pueda servir para colarla sin dejar escapar ningún grumo.
  5. Aprieta bien para que salga todo el líquido, resérvalo aparte y ahora vuelve a triturar lo que te ha quedado dentro de la gasa o colador junto con el resto del agua, de la misma forma que lo has hecho antes.

    Horchata de chufa valenciana

    Ya tenemos la horchata de chufa triturada

  6. Vuelve a colar la pasta que has obtenido, y en el líquido resultante que ya es nuestra horchata ponle el azúcar glas o edulcorante elegido, ve probando y déjala a tu gusto. ¡A la nevera directa! En cuanto esté fría, ya puedes tomártela.

    Horchata de chufa valenciana casera

    Así hemos colado la horchata de chufa

  7. Ahora vamos con los fartons. Calienta unos segundos el agua en el microondas para que esté tibia, lo ideal es que ronde los 30ºC y muy importante que no se pase de 35ºC para no matar las levaduras.
  8. Echa la levadura en el recipiente con el agua y remueve un poco con una cucharilla para que se disuelva.
  9. Pon la harina, la sal y el azúcar en un bol (si vas a amasar con un robot, cosa que te recomiendo, utiliza su bol) y mezcla un poco.

    Ingredientes fartons

    Vamos mezclando los ingredientes de la masa de los fartons

  10. Incorpora la mezcla del agua con la levadura y amasa un poco, si es con el robot siempre a la velocidad mínima y si es manual este paso puedes hacerlo con una cuchara, verás que la mezcla queda muy seca.
  11. Incorpora el huevo y sigue amasando un poco más, y por último el aceite.
  12. Amasa hasta que la masa sea suave y elástica, necesitará unos 10-15 minutos. Cógela y dale forma de bola, debería quedarte como la de la fotografía.

    Masa para fartons caseros

    Ya tenemos la masa de los fartons preparada

  13. Tapa el recipiente con un paño ligeramente húmedo aunque yo suelo taparla con un gorro de ducha de los que suele haber en los hoteles, se adapta fenomenal y puede utilizarlo las veces que quiera. Deja fermentar la masa entre 30 minutos y 1 hora o hasta que doble el volumen, en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

    Masa para fartons valencianos

    Ya ha doblado el volumen la masa de los fartons

  14. Corta la masa en porciones de unos 50-55 gr cada una, así te saldrán 10 fartons. Estira cada una con un rodillo hasta formar una especie de rectángulo ovalado, para conseguirlos simplemente estira la mas en una dirección, arriba y abajo, hasta que esté fina.
  15. Enrolla cada masa sobre sí misma y ve colocándolas en una bandeja con papel de horno, con la junta de la masa hacia abajo.

    Como darle forma a los fartons valencianos

    Dividimos la masa en bolitas, las estiramos y las enrollamos

  16. Déjalos de nuevo reposar durante 1 hora, que se note que se han hinchado un poco, y precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.

    Fartons valencianos caseros

    Ya están listos para hornearse

  17. Cuando esté a esa temperatura, introduce la bandeja con las masas a altura media y hornéalos alrededor de 7-8 minutos. Como tardan tan poco, te recomiendo estar pendiente porque cuando se doran es cuestión de segundos que pasen a estar demasiado dorados.
  18. Mientras prepara el glaseado. Caliente durante unos pocos segundos el agua en el microondas, añade el azúcar glas y mezcla con una cucharilla o con unas varillas pequeñas hasta que se haya disuelto.
  19. Saca los fartons del horno, espera unos 10 minutos para que no estén demasiado calientes y píntalos con el glaseado por encima, con ayuda de una cucharilla o un pincel de cocina. Si al echarlo ves que lo quieres más espeso, no tienes más que añadir azúcar a la mezcla.
    Fartons caseros valencianos

    Le ponemos el glaseado a los fartons

    Como hacer fartons caseros valencianos y horchata casera, muy facil

    Así de bien quedan los fartons con la horchata casera

 

Tiempo: 3 horas (incluyendo tiempos de reposo), y el día anterior debes poner a remojar las chufas

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

A partir de que la horchata está bien fría, ya puedes disfrutar de tu merienda. Lo ideal es esperar a que los fartons estén completamente fríos pero si están templados también se pueden comer y están buenísimos. Los fartons puedes conservarlos 3-4 días en una bolsa o recipiente cerrado, aunque conforme pasan los días se van endureciendo un poco, pero también puedes congelarlos una vez que estén fríos y así tenerlos siempre a mano. La horchata apenas dura 1 día o como mucho 2 en la nevera, así que prepárala para consumirla enseguida o congélala en porciones.

Es una auténtica delicia poder comer horchata casera y además con fartons, ya que son ideales para mojar en ella porque absorben mucho líquido y al morderlos es una explosión de horchata en la boca. Es una combinación de auténtico… ¡escándalo!

Receta de fartons caseros valencianos y horchata casera, muy facil

Fartons caseros valencianos y horchata casera, muy fácil

 

 

Variaciones de la receta de fartons caseros valencianos y horchata casera, muy fácil:

La horchata así tal cual está buenísima, pero si te apetece puedes ponerle un poco de canela molida o incluso un poco de piel de limón para triturarla con ella y que le aporte su aroma.

A la masa de los fartons también le puedes poner ralladura de naranja o de limón o de ambos para aromatizarlo un poco, e incluso también canela molida o un poco de esencia de vainilla.

Igualmente, el glaseado puede ser diferente y contener esos aromáticos (ralladura de piel de cítricos, vainilla o canela).

 

Consejos:

Si quieres preparar horchata y consumirla prácticamente en el momento, mézclala con 200 ml menos de agua, y una vez hecha añádele 200 gr de cubitos de hielo, de esa forma podrás servirla nada más hacerla y conforme se vayan deshaciendo los hielos irá estando más fría.

La fermentación de las masas siempre es un tema complejo sobre todo para quien no está habituado a trabajarlas, pero no hay de qué preocuparse. La temperatura influye bastante y en verano habrá que buscar estancias más frescas para dejar la reposar la masa, pero en invierno las pondremos en estancias cálidas o incluso se puede encender el horno 5 minutos a 30ºC, apagarlo y dejar dentro el bol con la masa para que suba. Eso si, no hay que llegar nunca a la sobrefermentación, así que en cuanto aproximadamente haya doblado el volumen hay que seguir avanzando con la receta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *