Rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 1 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas

Elaborar una receta con pescado siempre resulta bastante sencillo ya que los pescados, al igual que los mariscos, necesitan muy poquita preparación para estar perfectos utilizando buenas técnicas de cocina para controlar los tiempos y que queden en su punto. Eso si, cuando pensamos en una receta para una ocasión especial vale la pena añadir algunos elementos que le den un toque diferente al plato pero sin restarle protagonismo a ese pescado que vamos a presentar.

Esta receta de rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y chips de alcachofas es muy sencilla de preparar y sin embargo estéticamente queda ideal para ocasiones especiales como la Navidad, muy vistoso y sobre todo con una combinación de sabores muy rica.

Las patatas con una cama de cebolla quedan tiernas y sabrosas, con algunas zonas más crujientitas, el pescado jugoso y buenísimo, la salsa de almendras le acompaña fenomenal y queda cremosa y su sabor no puede ser más navideño, y los chips de alcachofas aportan alegría al plato y están buenísimos. Además más abajo podrás leer recomendaciones por si tienes que dejarte esta receta preparada con antelación casi al completo, para que salga a la mesa como recién hecha.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encantará el rape el salsa verde con almejas y también otras recetas de pescados al horno como la lubina al horno con patatas y verduras salteadas, ¡jugosa y fácil! o la lubina a la sal con pisto de verduras, y pasando a la dorada me encantan la dorada al horno con cebolla, la clásica dorada a la sal, tan fácil de preparar como esta receta, el asado de dorada al horno con patatas si prefieres cocinar las doradas junto a su guarnición o la dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, una receta clásica con una guarnición diferente y muy sabrosa. Eso si, en verano las reinas son las sardinas al horno, muy fáciles y con trucos contra el olor.

También puedes entrar a nuestra sección de recetas de pescados y maricos para Navidad en la que encontrarás recetas tan apetecibles como la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla, y para las ocasiones especiales como la Navidad nada mejor que un besugo al horno con patatas al vino y limón o el rodaballo al horno con patatas panaderas.

 

Ingredientes para preparar rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y chips de alcachofas (4 personas):

  • 4 o 2 colas de rape, según sea su tamaño y lo que quieras servir por comensal. Pueden ser frescas o congeladas, lo que te permita el bolsillo.
  • 1 cebolla.
  • 3-4 patatas de tamaño medio.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Unas ramas de tomillo y romero, ya sean frescas o secas.
  • 6 alcachofas frescas.
  • Aceite de oliva y sal.
  • Para la salsa de almendras (con estas cantidades te saldrá bastante cantidad de salsa, así que si solo la quieres para esta receta puedes elaborarla con la mitad de los ingredientes):
    • 100 gr de almendras crudas peladas.
    • 2 rebanadas de pan blanco.
    • 1 cebolla.
    • 1 diente de ajo.
    • 100 ml de vino blanco.
    • 250 ml de caldo de pescado. Lo ideal es que sea casero (aquí tienes nuestra receta para preparar un buen caldo de pescado o fumet casero), y en caso de no disponer de caldo también se podría hacer con agua aunque con caldo queda más rica y sabrosa.

 

Preparación, cómo hacer rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y chips de alcachofas:

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador
  2. Pela la cebolla, córtala por la mitad y después en tiras.
  3. Reparte la cebolla en la bandeja de horno que vayas a utilizar y échale un poco de sal.
  4. Pela las patatas y córtalas en rodajas finas, aproximadamente unos 3 mm de grosor. Yo he utilizado una mandolina porque así es muy rápido cortarlas y quedan todas con el mismo grosor pero también puedes hacerlo con un cuchillo.
  5. Coloca las patatas encima de la cebolla, siendo lo ideal que como mucho haya dos capas de patatas para que se horneen bien (cuando hayas puesto una capa échale un poco de sal y aceite y a continuación sigue con la segunda capa). Si necesitas hornear más cantidad de patatas deberás utilizar una bandeja más grande para que te quepan bien y no queden muy amontonadas.
  6. Echa por los laterales de la bandeja el vino blanco para evitar en lo posible que arrastre el aceite y la sal de las patatas y coloca por encima las ramitas de tomillo y romero.
    Patatas y cebolla para guarnicion

    Empezamos a hornear la guarnición de patatas y cebolla

  7. Cubre la bandeja con papel de aluminio e introdúcela en el horno a altura media durante 20 minutos.
  8. Saca las patatas, destápalas y vuelve a hornearlas así durante 15 minutos. Si ves antes de ese tiempo que las puntas de varias patatas empiezan a dorarse, puedes sacarlas en ese momento.
  9. Al sacar las patatas, si ves que apenas hay líquido en el fondo puedes echar un poco más de vino blanco.
  10. Coloca encima las colas de rape, échales un poco de aceite y sal por encima, sube la temperatura del horno a 200ºC pero solo la resistencia de arriba y de abajo y hornéalos durante unos 20 o 25 minutos, hasta que veas que no están crudos y, por lo general, los lomos empezarán a separarse un poco de la raspa central.
    Ingredientes rape al horno

    Ya podemos hornear las colas de rape

  11. Mientras se hornean las patatas puedes preparar la salsa de almendras:
    1. Pon las almendras en un cazo con un poco de aceite de oliva (un par de cucharadas soperas) a fuego suave y ve moviendo el cazo de vez en cuando para que se doren de manera uniforme. Estate pendiente cuando empiecen a estar doradas ya que se acumula mucho calor en las almendras y el aceite y en cuestión de un minuto pueden pasar de doradas a quemadas. Yo lo que hago es apartar el cazo del fuego cuando empiezan a dorarse y con el calor que queda terminan dorándose fenomenal. Ponlas en un recipiente aparte.
      Almendras tostadas con aceite

      Tostamos las almendras con el aceite

    2. Corta las rebanadas de pan en trocitos y cocínalas a fuego suave en el aceite de las almendras hasta que se doren y estén crujientes. Reserva junto a las almendras.
      Pan tostado con aceite

      Tostamos el pan en trocitos

    3. Pela la cebolla y pícala finita. Haz lo mismo con el diente de ajo.
    4. Echa el ajo en el cazo, que esté a fuego suave, mueve un poco y enseguida incorpora la cebolla junto con un poco de sal. Cocina algo menos de 10 minutos o hasta conseguir que la cebolla esté tierna y ligeramente transparente, apenas empezando a dorarse.
      Sofrito de ajo y cebolla para la salsa de almendras

      Preparamos el sofrito de ajo y cebolla

    5. Machaca un poco las almendras en un mortero y añádelas al cazo junto con el pan y cocínalo todo junto 3 minutos.
      Almendras machacadas

      Machacamos un poco las almendras

    6. Incorpora el vino blanco, sube el fuego para que esté alto y espera 2-3 minutos a que se evapore el alcohol.
    7. Añade el caldo y cocina a fuego suave 15 minutos.
      Ingredientes salsa de almendras casera

      Cocinamos todos los ingredientes de la salsa de almendras

    8. Tritura la salsa con una batidora de mano, de vaso o un robot hasta que esté fina y con la textura que más te guste. Yo a veces le he tenido que añadir más caldo para que quedase menos densa, pero esto ya va en gustos.

      Así de cremosa queda la salsa de almendras

    9. Pruébala por si tienes que rectificarla de sal.
  12. Por último y mientras el pescado se hornea prepara los chips de alcachofas:
    1. Córtales el rabo (si lo pelas el interior está muy rico para prepararlo tanto cocido como a la plancha, pero en esta elaboración no lo vamos a utilizar) y quítales con tus propias manos las hojas más exteriores y duras hasta llegar a esas que están un poquito más amarillas y suaves. Corta el extremo inferior de las alcachofas, de nuevo para quedarte con la parte más amarilla y solo un poco de la zona verde.
    2. Corta las alcachofas en rodajas finas y ponlas en una sartén con un par de cucharadas soperas de aceite a fuego medio. Cocínalas por un lado y cuando levantes alguna y se haya dorado ya puedes darles la vuelta y cocinarlas por el otro lado. Suelen tardar apenas unos 3 minutos por cada lado aunque depende de su grosor.
      Chips de alcachofas

      Cocinamos los chips de alcachofas

    3. Ve dejándolas en un plato con un papel de cocina para que absorba el posible exceso de aceite y así favorecer que queden crujientes, y échales un poco de sal cuando todavía están calientes. Si quieres que queden muy crujientes deberás esperar a que estén bastante doradas pero si están menos hechas, aunque no crujan, también quedarán buenísimas.
  13. Cuando el rape esté listo ponlo en un plato y retírale la raspa central de forma que te quedes con los dos lomos de cada cola.
    Rape al horno

    Ya tenemos listo el rape con las patatas y la cebolla

  14. Vuelve a poner la salsa de almendras en el cazo y enciende un poco el fuego justo antes de servir los platos para que esté caliente.
  15. Coloca en los platos de los comensales una cama de patatas y cebolla, encima el o los lomos de rape (según cuantos hayas cocinado y cual sea su tamaño) y por último la salsa de almendras y los chips de alcachofas.
    Como hacer rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas

    Así de apetecibles quedan los platos de rape al horno

 

Tiempo: 1 hora y 30 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

El rape al horno debe servirse nada más salir del horno ya que mientras montas los platos es el tiempo suficiente para que repose un poco y no queme al llevártelo a la boca. Si tienes que preparar esta receta con antelación puedes elaborar la salsa uno o dos días antes incluso y las patatas unas horas antes e incluso el día anterior, al igual que las alcachofas. Así, justo antes de servirlo simplemente pon el pescado encima de las patatas y hornéalo el tiempo que necesita, y a las alcachofas vuelve a darles una vuelta por la sartén.

El emplatado de este plato queda vistoso y fenomenal para una ocasión especial pero también puede ser un plato para elaborar siempre que te apetezca, de hecho si simplemente preparas el rape y las patatas ya tienes un platazo completo y de auténtico… ¡escándalo!

Receta de rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas

Rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas

 

Variaciones de la receta de rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y chips de alcachofas:

La merluza es otro pescado que puedes utilizar para esta receta y también queda genial con bacalao aunque realmente es una receta abierta a casi cualquier tipo de pescado que te guste preparar al horno.

La salsa de almendras queda genial con muchos platos e incluso diría que le sienta bien tanto a la carne como al pescado. Eso si, también puedes elaborar esta misma receta con otros frutos secos como nueces, avellanas, anacardos, pistachos

 

Consejos:

Lo ideal siempre es utilizar pescado fresco, pero si quieres que el plato sea más económico puedes utilizar rape congelado. Eso sí, procura hornearlo solo el tiempo necesario para que quede jugoso y no se reseque, simplemente con que deje de tener aspecto crudo ya está listo.

Si te sobra salsa puedes mantenerla en la nevera 4-5 días sin problemas y también puedes congelarla para futuras ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar