Potaje de garbanzos con langostinos, muy fácil y rico

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 20 votos, 4,25/5 ¡Valórala!
Potaje de garbanzos con langostinos, muy facil y rico

Me encanta cocinar y por supuesto comer legumbres, de todos los tipos, ya sean lentejas, alubias o por supuesto garbanzos. Suelen ser platos sencillos, reconfortantes si se trata de guisos o potajes y hechos de un día para otro está incluso mejor y además congelan fenomenal, por lo que puedes preparar una gran cantidad y guardarla en raciones para cuando no tienes tiempo de cocinar.

Este potaje de garbanzos con langostinos es fácil de preparar y queda muy rico. Además de los ingredientes principales se prepara un majado a partir de un sofrito que es una auténtica delicia y que, además de dar sabor, espesa el caldo del potaje y lo deja con una textura buenísima. En la receta verás que enseño a prepararlo tanto en olla normal como en olla express, obteniendo en ambas un resultado espectacular pero ahorrando mucho tiempo y energía con la olla rápida.

Si te gustan las legumbres te va a encantar nuestra sección de recetas con legumbres en la que encontrarás más platos con garbanzos como los garbanzos con espinacas, el potaje de garbanzos con espinacas y chorizo o el potaje de garbanzos con bacalao y espinacas o potaje de vigilia. Y yéndonos a un terreno exótico, anímate a preparar el hummus de garbanzos o la versión de hummus de garbanzos y remolacha, el falafel al horno con salsa de yogur oesta buenísima ensalada de garbanzos y atún con vinagreta de mostaza y pimiento.

Yéndonos a otras legumbres también tenemos recetas con lentejas como las clásicas lentejas estofadas con su choricito o las lentejas estofadas con verduras y también esta riquísima ensalada de lentejas con salmón y aguacate, ideal para seguir tomando legumbres en los meses más calurosos.

Si se trata de alubias, enseguida se nos vienen a la cabeza platazos como las fabes con almejas o la famosa fabada asturiana. Igualmente riquísimos los frijoles negros con arroz blanco y patacones o tostones de plátano macho al horno y el increíble Cassoulet, un guiso francés tradicional espectacular.

 

Ingredientes para la receta de potaje de garbanzos con langostinos (4 raciones):

  • 300 gr de garbanzos secos.
  • 400 gr de langostinos crudos. Yo suelo comprarlos congelados porque resultan más económicos.
  • 2 hojas de laurel.
  • 3 dientes de ajo para cocer los garbanzos y 2 dientes más para el sofrito.
  • 2 rebanadas de pan (o 3 si son muy pequeñas como las que yo he utilizado).
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce.
  • 150 gr de tomate triturado (yo siempre prefiero sin pieles ni pepitas así que lo compro ya tamizado o bien lo trituro y cuelo en casa).
  • 40 ml de vino blanco.
  • Perejil para decorar.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer potaje de garbanzos con langostinos:

  1. Pon a remojo los garbanzos en un bol con agua (deben estar totalmente cubiertos) durante una noche entera (al menos 10-12 horas.
  2. Descongela los langostinos si estaban congelados, lávalos bien y pélalos separando por un lado la cabeza y las cáscaras y por otro lado los cuerpos.

    Langostinos crudos

    Ve separando las partes de los langostinos

  3. Pon las cabezas y las cáscaras en una olla con un poco de aceite de oliva y saltéalas a fuego medio durante un par de minutos. Verás que cambian su color gris por el clásico color naranja de los langostinos ya cocinados.

    Cabezas y cascaras de langostinos

    Salteamos las cabezas y cáscaras de los langostinos

  4. Añade 1 litro de agua, sube el fuego para que esté fuerte y cuando hierva baja la temperatura para que se mantenga suave pero siga borboteando, tapa la olla y cocina durante 15 minutos. Cuando acabe, aprieta con un cucharón o unas pinzas de cocina las cabezas para que suelten todo su jugo.

    Caldo de langostinos

    Preparamos el caldo de langostinos

  5. Cuela el caldo y ponlo en la olla en la que vayas a cocinar los garbanzos. No lo eches todo, reserva medio vaso (unos 100 ml) para utilizarlo después al triturar el sofrito. Pon el fuego alto para que esté hirviendo cuando eches los garbanzos.
  6. Escurre los garbanzos y ponlos en la olla donde está el caldo de los langostinos junto con tres dientes de ajo sin pelar y las dos hojas de laurel, y cuécelos hasta que queden tiernos. Sigue nuestras indicaciones según el tipo de olla que utilices:
    1. Si utilizas una olla a presión como la nuestra, ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las 2 anillas rojas baja un poco el fuego (pero suficiente para que mantenga todo el tiempo las dos anillas visibles) y deja que se cocinen tan solo 15 minutos, después simplemente aparta la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.
    2. Si utilizas una olla normal necesitarás cocinarlos entre 1 hora y 1 hora y media, hasta que compruebes que están tiernos. Sube el fuego para que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo casi al mínimo para que se cocinen lentamente, siempre tapados y removiendo de vez en cuando.

      Como cocer garbanzos

      Cocemos los garbanzos

  7. Mientras se cuecen los garbanzos pela los dos dientes de ajo para el sofrito y córtalos en rodajas finas.
  8. En una sartén echa un poco de aceite y ponla a fuego medio-bajo. Cuando esté caliente añade los ajos y cocínalos hasta que se doren por ambos lados. Reserva aparte.

    Ajos sofritos

    Doramos los ajos

  9. En ese mismo aceite cocina las rebanadas de pan de forma que queden doradas por ambos lados. Reserva.

    Pan frito

    Doramos el pan

  10. Pela y pica la cebolla finita y pica también muy finito el pimiento rojo.
  11. En esa misma sartén echa un poco de aceite y cocina la cebolla y el pimiento rojo a fuego medio con un poco de sal hasta que estén tiernos y ligeramente dorados. Suelen tardar algo menos de 10 minutos.

    Sofrito de cebolla y pimiento rojo

    Empezamos a preparar el sofrito con cebolla y pimiento rojo

  12. Añade el tomate licuado junto con el pimentón y cocínalo todo junto 5 minutos más.
  13. Sube el fuego para que esté alto y echa el vino blanco. Espera 2-3 minutos hasta que se evapore el alcohol.
  14. Tritura los ajos, las rebanadas de pan y el sofrito, todo junto, con el caldo que habíamos reservado. Conseguirás una crema con un aspecto homogéneo y denso.

    Majado para potaje de garbanzos con langostinos

    Trituramos para obtener nuestro majado para el potaje

  15. Cuando los garbanzos estén listos y hayas podido abrir la olla ya sin presión, retira de ella los ajos y las hojas de laurel y pon el fuego a temperatura media.
  16. Cuando empiecen a hervir incorpora el triturado que hemos preparado junto con sal ya que anteriormente a los garbanzos ni al caldo le habíamos echado. Cocínalo todo junto 5 minutos.
  17. Añade los cuerpos pelados de los langostinos a la olla y apaga el fuego ya que con el calor que queda se cocinarán perfectamente, tomando su característico color anaranjado.

    Como hacer potaje de garbanzos y langostinos

    Así queda el potaje de garbanzos y langostinos

  18. Pruébalo por si necesitas rectificar de sal.
  19. Lava el perejil, déjalo secar o sécalo con papel de cocina y pícalo para decorar los platos.

 

Tiempo: 2 horas (son en torno a 1 hora y media de cocción a fuego lento) en olla normal, o 1 hora utilizando olla a presión, y además remojo de los garbanzos la noche anterior

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Este plato debe servirse bien caliente en la mesa aunque puede estar recién hecho o bien preparado del día anterior ya que los potajes y guisos están incluso más sabrosos al día siguiente. Si te sobra puedes guardarlo en la nevera 2-3 días sin problemas e incluso congelarlo.

Sírvelo en los platos de los comensales y espolvorea por encima un poco de perejil picado. Si te gusta acompañar con pan sirve unas buenas rodajas al centro de la mesa y a disfrutar de este potaje de auténtico… ¡escándalo!

Receta de potaje de garbanzos con langostinos, muy facil y rico

Potaje de garbanzos con langostinos, muy fácil y rico

 

Variantes de la receta de potaje de garbanzos y langostinos:

En vez de pimentón dulce puedes utilizar pimentón picante o mitad y mitad, a tu gusto. También puedes incorporar otras especias como por ejemplo el comino, que le van muy bien a los garbanzos.

 

Consejos:

Como los garbanzos congelan genial, te animo a que prepares el doble de cantidad si tu olla te lo permite y después puedes congelar el potaje de garbanzos en porciones que te vendrán genial para los días que no tengas tiempo de cocinar pero te apetezca un plato de cuchara riquísimo y reconfortante. También te recomiendo cocinarlo de un día para otro porque los  sabores serán aún más potentes.

Si después de incorporar el sofrito triturado quieres que el caldo tenga más consistencia, puedes triturar unos pocos garbanzos con algo de caldo y volverlos a echar en la olla. Hazlo hasta que consigas la textura que buscas.

4 comentarios en “Potaje de garbanzos con langostinos, muy fácil y rico”

  1. Ana dice:

    Lo he probado hoy y muy rico, mi suegra hace una receta muy parecida pero en vez de garbanzos lo hace con fideos, así que creo que probaré la variante a ver qué tal, muchas gracias por seguir dando ideas de recetas ricas 😊

    1. Nata dice:

      Hola Ana! Me alegro de que te haya gustado la receta. Seguro que con fideos también está muy rica 😛
      Un saludo!

  2. Dimoba dice:

    Una gran receta que probare a hacer en estos días, gracias por compartir recetas tan ricas!

    1. Nata dice:

      Hola! Me alegro de que te haya gustado, ya verás qué delicia 😛
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar