Potaje de garbanzos con acelgas, un platazo saludable de cuchara

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 4,50/5 ¡Valórala!
Potaje de garbanzos con acelgas, un platazo saludable de cuchara

De pequeña renegaba mucho para comer los típicos platos de cuchara y ahora son mi perdición sobre todo en los meses más fríos. Dentro de ese tipo de platos, unos que disfruto muchísimo son los que tienen a las legumbres como protagonistas y dentro de la gastronomía española tenemos la suerte de contar con muchas recetas así y encima a cual más rica.

Este potaje de garbanzos con acelgas es un platazo saludable de cuchara, una delicia que se prepara de forma muy fácil con ingredientes sencillos y económicos y la clave está en cocer bien los ingredientes y preparar un majado con especias que le aporta un sabor y una cremosidad única.

Es una receta tradicional pero además vegetariana y vegana, aunque para quien le guste también se le pueden añadir los clásicos embutidos de este tipo de platos como el chorizo o la butifarra. Lo mejor es que se puede preparar en gran cantidad porque no hay problema en congelarlo si sobra y además en la receta verás que puedes prepararlo con olla tradicional o con olla rápida, obteniendo en ambas un resultado espectacular pero ahorrando mucho tiempo y energía con la olla rápida.

Si te gusta esta receta seguro que te encantará nuestra sección de recetas con legumbres entre las que destacan algunas tradicionales con garbanzos como el potaje de garbanzos con espinacas y chorizo, el potaje de garbanzos con bacalao y espinacas o potaje de vigilia o el potaje de garbanzos con langostinos, muy fácil y rico.

También está riquísima la tapa de garbanzos con espinacas y podemos comer legumbres en forma de hummus de garbanzos o la versión de hummus de garbanzos y remolacha. Los garbanzos también son los protagonistas del exótico falafel al horno con salsa de yogur y de esta deliciosa ensalada de garbanzos y atún con vinagreta de mostaza y pimiento.

Otras recetas con legumbres que me encantan son las riquísimas fabes con almejas o la famosa fabada asturiana, además de las lentejas estofadas más tradicionales con su choricito, las lentejas estofadas con verduras, el Cassoulet, un guiso francés tradicional espectacular con alubias, los frijoles negro con arroz blanco o esta ensalada de lentejas con salmón y aguacate, ideal para seguir tomando legumbres en los meses más calurosos.

 

Ingredientes para la receta de potaje de garbanzos con acelgas (4 raciones abundantes):

  • 300 gr de garbanzos secos.
  • 1 manojo de acelgas (suelen ser de 1 kg).
  • 2 clavos de olor.
  • 1 hoja de laurel.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 rebanada de pan (o 2 como yo si son pequeñas).
  • 2 tomates maduros rallados o 200 gr de tomate natural tamizado (lo venden ya así, sin piel ni pepitas).
  • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de postre de comino en polvo.
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer potaje de garbanzos con acelgas:

  1. Pon a remojo los garbanzos en un bol con abundante agua de forma que estén totalmente cubiertos y sobre bastante agua por encima de ellos, durante una noche entera (al menos 10-12 horas).
  2. Al día siguiente escurre los garbanzos y en el propio escurridor lávalos un poco con un chorro de agua fría.
  3. Córtale a las acelgas el extremo de las pencas (los tallos), es decir, apenas el último cm, y divide las acelgas en dos partes, por un lado las pencas y por otro las hojas.
  4. Lávalas muy bien con agua fría, para ello lo mejor es que las dejes sumergidas en un recipiente con agua y las repases un poco con tus manos para que eliminen la tierra que puedan llevar.

    Acelgas frescas

    Separamos las pencas de las hojas de las acelgas y las lavamos bien

  5. Corta los tallos de las acelgas en trozos y haz lo mismo con las hojas, poniéndolas todas juntas unas encima de otras y cortándolas a la vez.
  6. En una olla (voy a utilizar mi olla a presión pero también puedes utilizar una olla normal) echa los garbanzos junto con los clavos de olor, la hoja de laurel, un poco de sal y las acelgas, tanto las pencas como las hojas.
  7. Cubre con agua caliente (yo suelo calentar alrededor de 1 litro y medio de agua en un cazo aparte o con un hervidor), suficiente para que queden los garbanzos cubiertos y además 2-3 cm extra por encima. Las acelgas quedarán sobre el agua pero con la cocción irán bajando.

    Garbanzos con acelgas

    Cocemos los garbanzos con las acelgas

  8. Si utilizas una olla rápida ponla a fuego medio-bajo, ciérrala y, cuando aparezcan las 2 anillas rojas baja un poco el fuego (pero suficiente para que mantenga todo el tiempo las dos anillas visibles) y deja que se cocinen tan solo 15 minutos, después simplemente aparta la olla del fuego y espera a que baje la presión y no se vea ninguna anilla para abrirla.
  9. Si utilizas una olla normal necesitarás cocinarlos entre 1 hora y 1 hora y media, hasta que compruebes que están tiernos. Sube el fuego para que hierva el agua, y cuando eso ocurra bájalo casi al mínimo para que se cocinen lentamente, siempre tapados y removiendo de vez en cuando.
  10. Mientras se cuecen los garbanzos con las acelgas vamos a preparar el majado. Pela los ajos y córtalos en rodajas finas.
  11. En una sartén con aceite de oliva (que no llegue a cubrir el fondo) a temperatura media sofríe los ajos durante unos minutos hasta que se doren pero procurando que no se quemen, y cuando estén listos retíralos al vaso de tu batidora de mano o al mortero si lo prefieres.

    Ajos fritos

    Doramos los ajos

  12. En el aceite de los ajos fríe las rebanadas de pan, primero 2 o 3 minutos por un lado y después por el otro, de forma que queden crujientes y doradas. Ponlas junto con los ajos.

    Pan frito

    Freímos el pan en el aceite de los ajos

  13. En esa misma sartén echa el tomate y cocínalo a fuego medio-bajo durante 5 minutos con un poco de sal. Añade el pimentón y el comino y cocínalo 2 minutos más.

    Tomate para el potaje

    Cocinamos el tomate con las especias

  14. Mientras se cocina el tomate tritura el pan y los ajos junto con un poco del caldo de cocción de los garbanzos o, si todavía no ha terminado y no puedes disponer de él, con un poco de agua, de forma que te resulte sencillo triturarlos y el resultado sea una crema.

    Ingredientes majado para potaje

    Trituramos los ajos con el pan y el caldo

  15. Incorpora la mezcla de pan y ajos a la sartén y mezcla todos los ingredientes durante 2 minutos.

    Majado para potaje de garbanzos y acelgas

    Ya tenemos listo el majado para potaje de garbanzos y acelgas

  16. Cuando los garbanzos y las acelgas estén listos, abre la olla y echa el majado en ella.
  17. Cocina durante 5 minutos a fuego medio y ya tienes listo el plato. Eso si, recuerda probarlo primero por si tienes que rectificarlo de sal. También puedes ajustar la textura ya que si ha quedado muy espeso puedes añadir un poco de agua y si por el contrario quieres que espese un poco más deberás dejarlo más minuto en el fuego para que se evapore parte del líquido.

    Como hacer potaje de garbanzos con acelgas, un platazo saludable de cuchara

    Así queda el potaje de garbanzos y acelgas

 

Tiempo: 2 horas en olla normal o 1 hora utilizando olla a presión, y además remojo de los garbanzos la noche anterior

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Procura que llegue a la mesa y sobre todo a los platos bien caliente, ya sea recién hecho o reposado del día anterior, algo que siempre le sienta fenomenal a este tipo de preparaciones. Si te sobran puedes guardarlos 3-4 días en la nevera o incluso congelarlos sin problemas.

Es un potaje lleno de sabores y matices gracias a la especias y ese majado al que los ajos sofritos le dan tanta personalidad. Los garbanzos quedan tiernos y las acelgas suaves tanto de sabor como de textura, sin duda un plato de cuchara de auténtico… ¡escándalo!

Receta de potaje de garbanzos con acelgas, un platazo saludable de cuchara

Potaje de garbanzos con acelgas, un platazo saludable de cuchara

 

Variantes de la receta de potaje de garbanzos con acelgas:

Este potaje se puede preparar de forma similar tanto con acelgas como con espinacas, aunque si es con espinacas es mejor cocer éstas en una olla aparte unos pocos minutos (2 o 3 es suficiente) y después añadirlas a los garbanzos cuando estos se hayan cocido.

También puedes incorporar embutidos como chorizo o butifarras o pescados como el bacalao (eso si, ten en cuenta que el bacalao aporta bastante sal).

 

Consejos:

Si te encanta este plato, aprovecha que los garbanzos congelan genial y prepara el doble de cantidad si tu olla te lo permite. Congela el potaje en porciones para solucionar tu comida los días que no tengas tiempo de cocinar pero necesites un plato caliente y reconfortante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar