Pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 2 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
Pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos

Las ocasiones especiales como la Navidad son un momento genial para preparar recetas un poco más elaboradas que el resto del año pero para mi eso no es sinónimo de complicado y tampoco tiene que ser poco económico, pues hay opciones para todos los bolsillos. Si además quieres una receta que se pueda preparar incluso 1 o 2 días antes, esta te interesa.

Esta receta de pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos es de lo más navideña y además queda riquísima. Te sorprenderá ver lo fácil que es de preparar, lo jugosísimo que queda el pollo y lo rico que está el relleno con geniales contrastes dulces y salados.

Eso si, los jugos que quedan dan lugar a una salsa muy especial con un sabor potente y delicioso, genial para regar este pollo relleno y servirlo recién hecho pero también cuando hayan pasado uno, dos e incluso cuatro días ya que se conserva fenomenal y también se puede congelar. De guarnición, unos ricos pimientos verdes al horno terminan de completar el plato.

Si estás buscando recetas de carnes para Navidad, visita nuestra sección especial, seguro que te encantan recetas como la espectacular pularda rellena al horno con guarnición de patatas marinadas y zanahorias baby, el pollo relleno al horno con guarnición de zanahorias asadas, uvas y boniato, el pollo al horno asado entero, muy jugoso y con piel crujiente. Siguiendo con las aves, también están riquísimas las perdices estofadas a la toledana con patatas a lo pobre y si te encanta el pato como a mi es ideal esta receta de confit de pato con salsa Pedro Ximénez y puré de patatas y manzanas o el magret de pato con salsa de frambuesas, espárragos y setas.

En esa sección también encontrarás otros platos de carne ideales para Navidad como el cochinillo al horno asado con la piel crujiente y carne jugosa y tierna, un bocado espectacular, las espectaculares carrilleras de cerdo en salsa con puré de patatas cremoso, el clásico solomillo Wellington al horno recubierto de hojaldre o el increíble solomillo de ternera a la plancha con chips de boniato, cebolla caramelizada y foie micuit. Y pasando al cordero no te quedes sin preparar esta deliciosa pierna de cordero al horno con patatas y uvas o bien estas paletillas de cordero lechal al horno con patatas, que se cocinan de forma muy similar a la pierna.

 

Ingredientes para preparar pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos (6-8 personas):

  • 1 pollo deshuesado, campero o no (campero suele quedar más jugoso y sabroso y suelo elegirlo pero en esta ocasión no tenían y me quedé con uno no campero, que también sale muy rico). El mío pesaba casi 2 kg y es ideal para 6-8 personas. Pide en la carnicería que te lo deshuesen, dejando solo las alitas con hueso.
  • 2 cucharadas soperas de vino Pedro Ximénez u Oporto para el interior y 100 ml más para la bandeja.
  • 100 ml de caldo de pollo o agua.
  • 1 o 2 cebollas, las que necesites para cubrir la bandeja del horno.
  • 2 ramitas de romero, fresco o seco.
  • 2 ramitas de tomillo, fresco o seco.
  • 5 pimientos verdes pequeños por persona.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para el relleno:
    • 300 gr de carne picada de cerdo (cabeza de lomo o similar).
    • 300 gr de carne picada de ternera (babilla o similar).
    • 100 gr de jamón serrano picado.
    • 40 gr de pasas sultanas.
    • 300 gr de calabaza ya limpia de piel y pepitas.
    • 40 gr de frutos secos (yo he utilizado anacardos).
    • 100 gr de setas (yo he utilizado shiitake).
  • Instrumental especial:
    • Hilo de bridar.
    • Aguja para poder coser con el hilo de bridar.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos:

  1. Lo primero que vamos a hacer es sacar el pollo de la nevera y dejarlo en una fuente o plato hondo en el que quepa.
  2. Empezamos preparando el relleno. Pon los frutos secos en un recipiente apto para microondas con un poco de aceite y cocínalos en tandas de 30 segundos hasta que estén dorados, moviéndolos un poco para que se tuesten por todas partes. Es una forma muy sencilla de tostar los frutos secos aunque también puedes hacerlo en una sartén. Pícalos un poco con un mortero o con el cuchillo.

    Anacardos tostados en microondas

    Así de bien quedan los anacardos tostados en el microondas

  3. Pica el jamón serrano si no lo habías comprado ya picado.
  4. Limpia las setas de cualquier resto de tierra y córtalas en trocitos pequeños.
  5. Pela la calabaza (yo suelo hacerlo con un pelapatatas) y córtala en tacos pequeños. Si te cuesta pelarla o cortarla porque está muy dura, un truco es ponerla en un plato y cocinarla en el microondas un par de minutos o hasta que notes que ya puedes manipularla sin problemas.
  6. Pon en un bol las carnes picadas, el jamón serrano, las pasas, la calabaza, los frutos secos y las setas junto con un poco de sal y pimienta negra recién molida, y mezcla bien.

    Relleno para pollo deshuesado

    Mezclamos los ingredientes del relleno

  7. Precalienta el horno a 180ºC con resistencia arriba y abajo y ventilador. Si tu horno mantiene bien la temperatura sin ventilador puedes dejar solo las resistencias, el mío por ejemplo sí que lo necesita todo.
  8. Cose el cuello al pollo con la aguja de bridar y el hilo, pasándolo de un lado hacia el otro y haciendo un nudo al acabar.

    Aguja e hilo de bridar pollo relleno

    Cosemos el cuello del pollo

  9. Mezcla en un recipiente las 2 cucharadas de vino junto con un cucharada sopera de aceite, un poco de sal y pimienta negra molida y con una brocha de cocina pinta el interior del pollo.
  10. Rellena el pollo ayudándote con una cuchara o con tus propias manos, procurando aplastar bien el relleno en el interior para que quede compacto y rellene el pollo por completo, aunque siempre procurando que después puedas unir bien las aberturas y coserlo sin problemas. Si te sobra (a mi me ha sobrado un poco) puedes congelarlo y guardarlo para otra preparación o bien darle forma de hamburguesa y cocinarlo como tal.
  11. Cose la abertura para que el relleno no se escape, pasando la aguja con el hilo de un lado hacia el otro.

    Como coser pollo relleno

    Cosemos la abertura del pollo para que no se salga el relleno

  12. Después pasa hilo de bridar por todo el cuerpo para que queden fijas las alas y las patas.

    Pollo relleno bridado

    Bridamos el pollo para que quede bien compacto

  13. Pela la o las cebollas, córtatas por la mitad y después en tiras. Colócalas cubriendo la bandeja en la que vayas a hornear el pollo.
  14. Echa por encima el vino Pedro Ximénez, el caldo o agua y las ramitas de tomillo y romero. Yo he utilizado una bandeja muy ajustada al pollo pero eso no es necesario, de hecho para que después te resulte más fácil regarlo, procura utilizar una bandeja en la que haya cierto margen por los laterales.

    Cama de cebolla y Pedro Ximenez para el pollo relleno

    Preparamos la cama de cebolla, vino y hierbas aromáticas

  15. Coloca el pollo encima con las pechugas hacia arriba y píntalo con aceite de oliva. Échale también sal y pimienta negra recién molida por encima.

    Pollo relleno deshuesado al horno

    Colocamos el pollo en la bandeja y lo aliñamos

  16. Introduce la bandeja en el horno a altura media y hornéalo en torno a 2 horas, regándolo cada 20 o 30 minutos con sus propios jugos. Cuando lleve 1 hora y media vigílalo porque si se ha dorado demasiado la piel deberás cubrirlo con papel de aluminio para evitar que se queme.
  17. Cuando haya pasado esa hora y media podemos preparar la guarnición de pimientos verdes. Ponlos en una bandeja de horno (yo he utilizado una que cabía a la vez que la del pollo en el mismo nivel del horno) con un poco de aceite de oliva y sal e introdúcelos en el horno. Deja que se horneen 15 o 20 minutos o hasta que empiecen a dorarse, y recuerda darles la vuelta cuando lleven 10 minutos.
  18. Saca el pollo del horno y déjalo reposar 30 minutos para que se asiente un poco.

    Como hacer pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos

    Ya tenemos el pollo relleno listo

  19. Retira el pollo a una tabla y por otro lado tritura los jugos con la cebolla, desechando las ramas de tomillo y romero.
  20. Este pollo puedes servirlo recién hecho o bien reposado al día siguiente, de hecho así reposado será más fácil cortarlo en rodajas.
  21. Retírale los hilos de bridar, corta las alitas con sus huesos y después corta todo el pollo en rodajas con un cuchillo bien afilado.
  22. Ten caliente la salsa y riega con ella las rodajas de pollo en los platos de los comensales. Sirve los pimientos verdes acompañando.

 

Tiempo: 3 horas

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Este pollo relleno se puede servir recién hecho con su correspondiente reposo pero también reposado de un día para otro, bien guardado en un recipiente cerrado en la nevera y sin cortar aún y la salsa por otro lado. El día de servirlo puedes sacarlo 2 o 3 horas antes de la nevera y en el último momento calentarlo en el horno a 180ºC unos 10 minutos o hasta que veas que está bien caliente (puedes cortar una rodaja para comprobar cómo está el interior). La salsa también caliéntala con un cazo, y si te sobra de cualquier cosa puedes dejarlo 3-4 días en la nevera sin problemas y también congelarlo.

Esta receta es una auténtica delicia, el contraste dulce y salado de los ingredientes queda fenomenal y las carnes se mantienen jugosas y muy sabrosas. Sin duda es un bocado de auténtico… ¡escándalo!Receta de pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos

 

Variaciones de la receta de pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos:

Puedes cambiar el relleno del pollo a tu gusto eligiendo otras frutas secas como ciruelas u orejones, frutos secos como castañas, almendras, pistachos o cacahuetes, e incluso cambiando el jamón serrano por bacon, ¡siempre queda espectacular!

De guarnición unas sencillas verduritas a la plancha o una buena ensalada también le van genial, sobre todo si incluyes esta receta en un menú con varios platos.

 

Consejos:

Hay mucha gente que le tiene cierto «miedo» a cocinar un pollo en casa porque piensa que no le va a quedar jugoso. Si sigues nuestro paso a paso te va a quedar genial, ya que además como cada 20 o 30 minutos tienes que sacarlo para regarlo con los jugos, es el momento de vigilarlo y ver cómo va, intentando que la piel no se queme antes de tiempo. Si tienes dudas siempre puedes cortar un trocito de la pechuga que asoma por la zona cercana al cuello y comprobar si está ya cocinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner YouTube

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar