Pavo relleno al horno con manzanas asadas. Receta de Navidad

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 3,00/5 ¡Valórala!
Pavo relleno al horno con manzanas asadas. Receta de Navidad

Hay recetas que son auténticos clásicos gastronómicos e incluso se consumen en unos momentos o fechas concretas, y eso es lo que sucede con el pavo. Aunque es una carne muy apreciada por apenas tener grasa y se consume durante todo el año, lo cierto es que asar un pavo entero en el horno y además rellenarlo es cosa de la Navidad e incluso del famoso día de Acción de Gracias o Thanksgiving day.

Este pavo relleno al horno con manzanas asadas es una receta ideal cuando tenemos muchos comensales alrededor de la mesa y necesitamos un plato principal sabroso, especial y que prácticamente se haga él solito en el horno. El pavo queda buenísimo y si eliges hornear una pava como he hecho yo, la carne es un punto más jugosa y tierna y queda fantástica.

El relleno va repleto de contrastes dulces y salados y también contrastes de texturas ya que el puntito crujiente de los frutos secos se lleva fenomenal con la cremosidad del boniato o las ciruelas pasas. De guarnición, aprovechando el horno se pueden servir unos gajos de manzana asados que quedan increíbles, aunque una sencilla ensalada, un puré de patatas o unas verduras salteadas también le van fenomenal.

Si estás buscando recetas de carnes para Navidad y ocasiones especiales visita nuestra sección, seguro que te encantan recetas con aves como la espectacular pularda rellena al horno con guarnición de patatas marinadas y zanahorias baby, el increíble capón relleno al horno con patatas y uvas, el pollo relleno al horno con guarnición de zanahorias asadas, uvas y boniato, el pollo relleno deshuesado al horno con salsa de cebolla y sus jugos o el pollo al horno asado entero, muy jugoso y con piel crujiente.

Siguiendo con las aves, también están riquísimas las perdices estofadas a la toledana con patatas a lo pobre o los picantones al horno con patatas hasselback y zanahorias baby. Y si lo tuyo es el pato, deléitate con este delicioso confit de pato con salsa Pedro Ximénez y puré de patatas y manzanas o el riquísimo magret de pato con salsa de frambuesas, espárragos y setas.

 

Ingredientes para preparar pavo relleno al horno con manzanas asadas para Navidad (6-8 personas):

  • 1 pavo o 1 pava. En este caso he utilizado una pava o, como se suele llamar también, pavita de 4 kg. La carne de la pava suele estar un poco más jugosa que la del pavo y además para 6-8 personas este peso va fenomenal ya que los pavos suelen pesar 6-7 kg. Pide en la carnicería que lo vacíen por dentro y le corten las patas y la cabeza.
  • Agua o caldo de pollo para ir echando durante la cocción. Si usas caldo mejor si es casero, puedes prepararlo con nuestra receta de caldo de pollo.
  • 300 ml de vino blanco.
  • 100 ml de brandy o coñac.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para el relleno:
    • 1 cebolla
    • 300 gr de boniato.
    • 1 manzana roja.
    • 70 gr de ciruelas pasas.
    • 150 gr de jamón serrano en taquitos.
    • 80 gr de frutos secos a tu gusto. Yo he utilizado nueces.
    • 1 cucharadita de postre de tomillo seco.
    • 1 cucharadita de postre de romero seco.
  • Para la guarnición:
    • 6 manzanas rojas.
  • Instrumental:
    • Hilo de bridar.
    • Aguja para poder coser con el hilo de bridar.
    • Jeringuilla de farmacia con aguja fina.

 

Preparación, cómo hacer la receta de pavo relleno al horno con manzanas asadas para Navidad:

  1. Saca el pavo de la nevera con bastante antelación para que esté a temperatura ambiente cuando vayamos a rellenarlo y hornearlo. Dado su tamaño, si tienes una cocina fría puedes sacarlo la noche anterior de la nevera. Y si lo tenías congelado te recomiendo pasarlo a la nevera 3 días antes de cocinarlo para que de tiempo a que se descongele.
  2. Empezamos preparando el relleno. Como el pavo tarda varias horas en hornearse, es buena idea preparar el relleno con antelación, por ejemplo el día anterior, y así ahorrar tiempo el día en el que necesitas que esté listo.
  3. Pela la cebolla, córtala por la mitad y después en tiras finas.
  4. En una sartén en la que te puedan caber después todos los ingredientes del relleno echa un poco de aceite y sal y la cebolla y cocínala a fuego medio-suave durante 5 minutos.
  5. Pela el boniato, córtalo en rodajas y después en cubitos y añádelo a la sartén junto con la cebolla cuando ésta lleve esos 5 minutos cocinándose.
  6. Pela la manzana, descorazónala, córtala en trocitos y échala también a la sartén.
  7. Cocínalo todo junto 5 minutos más e incorpora el jamón, las ciruelas, los frutos secos, el tomillo, el romero y un poco de pimienta negra recién molida. Mézclalo todo y cocina 2 minutos más.

    Relleno para pavo al horno

    Ya tenemos el relleno del pavo listo

  8. Retírale al pavo cualquier pluma que haya podido quedar, primero con tus manos y las que queden intenta quemarlas con un soplete de cocina o similar.
  9. Sécalo bien por dentro y también por fuera con papel de cocina, colócalo en la bandeja en la que lo vayas a hornear y salpiméntalo por dentro. Es cierto que tiene un peso considerable y a veces se hace un poco coplicado de manejar pero tampoco hay que moverlo demasiado.
  10. Precalienta el horno a 180ºC con resistencia arriba y abajo y ventilador.
  11. Rellena el pavo ayudándote con una cuchara sopera y ve presionándolo para que quede compacto en el interior. Rellena hasta que esté completo pero que se puedan unir las zonas de piel de la abertura cuando lo cosamos.
  12. Enebra el hilo en la aguja, hazle un nudo al extremo del hilo y cose la abertura hasta tenerla completamente cerrada para que el relleno no se escape del interior. Haz un nudo al terminar y corta el hilo sobrante.
  13. Además ata los extremos de los muslos colocando uno sobre el otro para que no se abran hacia los lados y la zona interior se mantenga jugosa.

    Como hacer pavo relleno al horno

    Cosemos, atamos e inyectamos el pavo

  14. Ahora toca utilizar la jeringuilla, no es que sea mi paso preferido pero es bien sencillo. Pon el brandy en un vaso o recipiente y ve llenando la jeringuilla e inyectándola por todo el pavo, sobre todo por las pechugas aunque no olvides ni los muslos ni las alas. Esto le aportará aún más jugosidad y sabor.
  15. Unta el pavo con aceite de oliva por fuera por todas partes y salpiméntalo.

    Pavo relleno al horno asado

    Le damos la vuelta al pavo y empezamos a hornearlo

  16. Dale la vuelta ya que vamos a empezar a hornearlo con las pechugas hacia abajo para que esa zona también coja color y se cocine mejor. Esto lo he podido hacer porque he utilizado una pavita de 4 kg pero si vas a utilizar un pavo más grande ponlo directamente con las pechugas hacia arriba, como en la fotografía, ya que sería muy complicado darle la vuelta después.
  17. Vierte en la bandeja el vino blanco e introdúcela a altura media en el horno. Normalmente por kg de pavo se calculan unos 40 minutos de horneado, así que en este caso voy a hornear la pavita unas 3 horas.
  18. Durante el horneado, cada 20-30 minutos riega el pavo con sus jugos y añade más líquido a la bandeja si apenas tiene (caldo o agua).
  19. Hornéalo así 1 hora, saca la bandeja, dale la vuelta y vuelve a introducirlo en el horno. Para darle la vuelta puedes ayudarte con herramientas de cocina aunque también es sencillo utilizar unos guantes para el horno, coger el pavo con las manos y darle la vuelta.
  20. Échale un poco de sal y pimienta negra molida y vuelve a introducirlo en el horno durante 2 horas más. Si ves que la piel se ha dorado y aún no se ha cumplido el tiempo, cúbrelo con papel de aluminio.
  21. Lava bien las manzanas con agua, descorazónalas y pártelas en gajos (de una manzana lo ideal es que salgan 8 gajos). Cuando le falte 1 hora al pavo reparte los gajos de manzana por la bandeja y deja que se horneen esa última hora.
  22. Saca la bandeja del horno aunque si quieres que el pavo tenga la piel más dorada o crujiente puedes hornearlo 5 o 10 minutos más a 200ºC y sin el papel de aluminio.
  23. Espera a que repose unos 20 minutos para que los jugos se asienten en su interior.
  24. Retira los gajos de manzana a un plato y recoge también los jugos y ponlos en un cazo para poder calentarlos antes de servirlos. Te recomiendo probarlos por si les pudiera faltar sal.
  25. Coloca el pavo en una fuente o plato grande junto con las manzanas asadas y cuando haya pasado el tiempo de reposo retírale los hilos para poder sacar el relleno y servirlo en un bol al centro de la mesa.
  26. Trincha el pavo y reparte las porciones entre los comensales. A continuación explico cómo trincharlo.

 

Tiempo: 4 horas

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Trincha el pavo y ve dejando las distintas partes en una fuente o bandeja para servir al centro de la mesa o bien directamente en los platos de los comensales. Comienza separando las alas y dividiéndolas por la mitad, después corta los muslos y los contramuslos y deshuesa estos últimos, y por último separa las pechugas de los huesos y córtalas en porciones. Sirve además por un lado las manzanas asadas, por otro el relleno y por otro los jugos en una salsera para que así se vayan sirviendo de todo los comensales.

Si te sobra carne o relleno no dudes en conservarlos en la nevera 2-3 días o congelarlos ya que se pueden aprovechar de muchas formas y se conservan riquísimos. Verás qué delicioso queda el pavo así, regado con sus jugos y acompañado de un relleno y guarnición con toques dulces que le sientan fenomenal. Es un plato festivo de auténtico… ¡escándalo!

Receta de pavo relleno al horno con manzanas asadas

Así queda la guarnición de manzanas asadas

 

Variaciones de la receta de pavo relleno al horno con manzanas asadas para Navidad:

Puedes cambiar el relleno del pavo a tu gusto eligiendo otras frutas secas como orejones, frutos secos como pistachos o cacahuetes, e incluso cambiando el jamón serrano por bacon, ¡siempre queda genial!

De guarnición puedes servir una sencilla ensalada, unas verduras a la plancha o un puré de patatas. La idea de las manzanas es para aprovechar el horneado y el espacio en la bandeja si es que el pavo que has elegido te lo permite, además de que el toque dulce le queda genial.

 

Consejos:

Siempre hay mucha incertidumbre cuando cocinamos algo por primera vez, y si se trata de un asado más aún ya que a veces cuesta saber cuando el horno ha terminado de hornear una pieza ya sea de pescado o carne y que no se reseque pero que tampoco quede cruda. En este caso te recomiendo tapar el pavo con papel de aluminio en cuanto veas que se está dorando y cuando se acerque al tiempo total de horneado puedes cortar un trocito de la pechuga que asoma por la zona cercana al cuello y comprobar si está bien hecha y a tu gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar