Paté de mejillones en escabeche y atún. Aperitivo facilísimo

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 29 votos, 3,93/5 ¡Valórala!
Pate de mejillones en escabeche y atun. Aperitivo facilisimo

Siempre he pensado que es una pena que no sepamos sacarle más partido a las conservas, o al menos a mi me sucede. Normalmente las conservas las solemos consumir tal cual o bien como acompañamiento a platos sencillos pero no las transformamos ni las cocinamos. Unas alcachofas con anchoas, unos berberechos o mejillones en escabeche comidos tal cual, unas tostadas con bonito en conserva y pimientos del piquillo… son aperitivos riquísimos pero podemos ir un poco más allá.

Esta receta de paté de mejillones en escabeche y atún no puede ser más sencilla de preparar ya que basta con triturar los ingredientes para conseguir un paté que, aunque su apariencia no es muy atractiva, os aseguro que el sabor le da la vuelta completamente a esa primera impresión ya que se obtiene un paté súper sabroso, de textura muy suave y que va genial con tostadas crujientes o incluyéndolo como crema en canapés.

En cuanto a la textura, en la receta verás algunas alternativas según si quieres que quede así de cremoso o bien con un toque más rústico y grumoso. Lo mejor de todo es que se obtiene una buena cantidad y puedes conservarlo 3-4 días en la nevera e incluso congelarlo en porciones para tenerlo disponible cuando quieras.

Si te ha gustado esta receta seguro que te encantan otras recetas con pato como este delicioso confit de pato con salsa Pedro Ximénez y puré de patatas y manzanas o el riquísimo magret de pato con salsa de frambuesas, espárragos y setas. Y también te encantarán algunas sugerencias dulces para acompañar el foie gras micuit como la clásica cebolla caramelizada o la mermelada de tomate casera.

Si buscas otros aperitivos ideales para ocasiones especiales que también se sirvan con tostadas, anímate a preparar un delicioso pastel de cabracho o un pastel de salmón fresco, ambos untables y riquísimos. Las tostadas también son el acompañamiento perfecto para el exquisito foie gras micuit de pato casero o el el steak tartar de carne. Pasando a los pescados, decántate por el tartar de atún rojo y aguacate, el tartar de salmón ahumado y aguacate o los canapés de salmón marinado con queso de cabra y anchoas, y en el terreno de los quesos el aperitivo de queso de cabra con cebolla caramelizada y nueces no puede estar más rico a pesar de lo sencillo que es de preparar.

 

Ingredientes para preparar paté de mejillones en escabeche y atún (unos 300 gr):

  • 75 gr de queso crema.
  • 115 gr de mejillones en escabeche (suele ser el peso escurrido de una lata).
  • 115 gr de atún en conserva en aceite (suele ser el peso escurrido de dos latas).
  • Pimienta blanca molida.

 

Preparación, cómo hacer la receta de paté de mejillones en escabeche y atún:

  1. Para tritura el paté puedes utilizar una batidora de mano, de vaso (como yo) o un robot de cocina. También puedes triturarlo todo con un tenedor para una textura más rústica aunque de esa forma hay que estar un buen rato para integrar bien los ingredientes entre sí. Otra opción es triturar la mitad y la otra mitad con tenedor, y después juntarlo todo.
  2. Escurre el atún, desmenúzalo un poco y ponlo en donde lo vayas a triturar.
  3. Añade también el queso crema.
  4. De los mejillones, para aprovechar un poco el líquido que llevan (aunque solo un poco), lo que hago es ir cogiéndolos con tenedor de la lata en vez de escurrirlos previamente para que así les acompañe un poco del escabeche.
  5. Echa también los mejillones y por último la pimienta blanca molida.

    Ingredientes pate de mejillones en escabeche y atun

    Juntamos todos los ingredientes para triturarlos

  6. Tritúralo todo junto o bien siguiendo alguna de las otras opciones que he comentado al principio y pruébalo por si tienes que rectificarlo de sal, aunque normalmente con la que llevan las conservas es suficiente.

    Como hacer pate de mejillones en escabeche y atun

    Así queda el paté de mejillones en escabeche y atún

  7. Ponlo en uno o varios botes según te convenga y déjalo reposar en la nevera al menos 1 hora para que se asiente un poco y esté menos líquido. También puedes dejarlo de un día para otro e incluso congelarlo.

 

Tiempo: 2 horas

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Una vez reposado en la nevera verás que tiene un poco de más cuerpo y ya se puede untar sobre tostadas o utilizarlo para rellenar canapés o como prefieras. Puedes guardarlo 3-4 días sin problemas en la nevera y también congelarlo (puedes hacerlo en porciones y así ir sacándolas según las necesites).

A mi me encanta utilizar tostadas bien crujientes, ya sean de las que se venden o bien tostar un buen pan en el momento. Si te apetece puedes decorarlas con un poco de cebollino por encima, más pimienta blanca recién molida o incluso con un mejillón en escabeche. Es un paté que está buenísimo y su color no le hace justicia, sin duda un bocado de auténtico… ¡escándalo!

Receta de pate de mejillones en escabeche y atun. Aperitivo facilisimo

Paté de mejillones en escabeche y atún. Aperitivo facilísimo

 

Variantes de la receta de paté de mejillones en escabeche y atún:

Aunque he dado medidas concretas en la sección de ingredientes realmente se pueden cambiar las proporciones a tu gusto para darle un toque diferente, por ejemplo más atún o menos queso para conseguir una textura un poco más compacta.

Se puede sustituir el queso crema por quesitos o incluso por aguacate maduro, o añade palitos de cangrejo (a mi personalmente no me gustan demasiado), un poco de mayonesa, ketchup, tabasco para un toque picante, zumo de limón e incluso un poco de cebolleta o cebolla morada. Yo he ido probando con algunas de esas combinaciones y quedan fenomenal aunque el básico es el que más suele triunfar en casa.

 

Consejos:

Al prepararlo sale una buena cantidad, diría que ideal para tomarlo como aperitivo unas 8-10 personas aunque esto siempre es muy relativo. Si no sois tantos en casa puedes preparar la mitad de la cantidad aunque lo bueno es que está pensado para terminar una lata de mejillones (también es verdad que la otra mitad la puedes servir como aperitivo complementario), y en caso de preparar toda la cantidad si no la vas a necesitar en el momento puedes congelarla en porciones y así tenerlo a mano para una próxima ocasión.

Los ingredientes son tan pocos y marcan tanto el sabor que lo ideal es que recurras a conservas de calidad e incluso que el queso crema sea lo más sabroso posible. Eso si, también debes saber que incluso recurriendo a ingredientes económicos, la mezcla queda riquísima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar