logotipo de recetas de escándalo

Pastel de calabacín al horno con queso gratinado. Receta fácil

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 225 votos¡Valórala!
430 min26
Pastel de calabacin al horno con queso gratinado. Receta facil

Ingredientes para 4 personas

  • 3 calabacines.
  • 2 cebollas.
  • 3 huevos.
  • 100 ml de nata.
  • 100 ml de leche.
  • Orégano al gusto.
  • 100 g de queso rallado para gratinar.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Esta receta no puede ser más fácil y rica, con una textura de lo más jugosa y esa capa de queso que a mi me encanta que se dore bien el horno. Más abajo explico cómo puedes cocinar el calabacín y la cebolla ya que puedes hacerlo en sartén pero también en el microondas con muy buen resultado.

Preparación, cómo hacer la receta de pastel de calabacín

  1. Pela las cebollas, córtalas en tiras finas y cocínalas. Puedes hacerlo en una sartén con un chorrito de aceite, un poco de sal y pimienta negra recién molida a fuego medio-suave durante unos 10 minutos hasta que estén tiernas o puedes hacerlo en el microondas como suelo hacer yo. Pon las cebollas en un estuche para cocinar al vapor en el microondas o en un recipiente apto para microondas tapado con papel film junto con aceite, sal y pimienta y cocina durante unos 8-10 minutos a máxima potencia o hasta que veas que la cebolla está tierna.

    Cebolla al microondas

    Así queda la cebolla cocinada en el microondas

  2. Lava los calabacines y córtalos en rodajas finas, puedes utilizar un cuchillo pero también es muy útil una mandolina. Puedes hacer lo mismo que con la cebolla, cocinarlos en sartén hasta que estén tiernos o bien en el microondas, tardarán más o menos lo mismo que la cebolla.
  3. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  4. Pon en un bol los huevos con la nata, la leche, orégano al gusto y un poco de sal y mézclalo todo bien.

    Huevos con nata y leche

    Vamos mezclando los ingredientes del pastel

  5. Escurre las verduras ya cocinadas si las has preparado en el microondas para que suelten todo el agua y échalas en el bol junto con el resto de ingredientes.

    Pastel de calabacin

    Así queda la mezcla para el pastel de calabacín

  6. Vierte la mezcla en una bandeja o molde apto para horno y esparce por encima el queso rallado.

    Pastel de calabacin y cebolla

    Ya tenemos el pastel de calabacín preparado para ir al horno

  7. Introduce la bandeja o molde en el horno a altura media y deja que se cocine alrededor de 30 minutos para que el pastel quede bien cuajado y el queso se dore. Si ves que antes de esos 30 minutos el queso se ha dorado demasiado puedes tapar el molde con papel de aluminio y seguir horneándolo.
  8. El pastel puedes prepararlo en el molde que prefieras pero si es muy estrecho el pastel necesitará más tiempo para cocinarse, y por contra si es más ancho el pastel quedará finito y se cocinará en menos tiempo. Puedes hacer la prueba del palillo pinchando el pastel y, si sale completamente limpio, el pastel estará perfectamente cuajado.
  9. Saca el pastel del horno y deja que repose 10 minutos antes de cortarlo.

Tiempo: 30 minutos

Sirve y degusta

Este pastel de calabacín es muy versátil porque puedes comerlo caliente al momento tras esos 10 minutos de reposo que necesita pero también está delicioso tibio e incluso frío o del día anterior. Se mantiene perfectamente en la nevera 2-3 días, como una tortilla, y puedes calentarlo un poco en sartén o microondas o si lo prefieres tomarlo frío tal cual.

Es un plato bastante completo, de textura jugosa y riquísimo sabor, además esa capa por encima de queso gratinado hace que el conjunto esté de auténtico… ¡escándalo!

Receta facil de pastel de calabacin al horno con queso gratinado

Pastel de calabacín al horno con queso gratinado. Receta fácil

Variaciones

Hay tantas variaciones como combinaciones de hierbas y especias puedas imaginar. Con curry, con comino y pimentón, con tomillo y romero… dale el toque que más te guste.

Puedes completar tu pastel de calabacín añadiendo trocitos de queso a la mezcla, por ejemplo rulo de cabra, roquefort o mozzarella. También puedes incorporar algunos champiñones o setas a tu gusto e incluso otras verduras como berenjenas o pimientos o un poco de bacon salteado o jamón serrano en taquitos.

Consejos

Cocina los calabacines y las cebollas como más te guste pero procura siempre que suelten mucha agua antes de cocinarlos en el horno porque si no el resultado te puede quedar un poco aguado por debajo. Aún así no pasa nada, a veces sucede y el pastel sigue estando riquísimo.