Pan de pita casero

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Pan de pita casero

Seguro que alguna vez lo has probado, pero no se te había pasado por la cabeza hacerlo en casa. El pan de pita es un pan de origen árabe y que se puede encontrar cada vez con mayor facilidad en cualquier supermercado.

Sin duda alguna se han hecho conocidos por los famosos restaurantes kebab, aunque tiene muchas utilidades y no solo sirve para rellenarse con ensaladas, carnes y salsas, sino que también se sirve cortado en triángulos para acompañar aperitivos típicos como hummus (crema de puré de garbanzos), baba ganoush (crema de berenjenas asadas con especias), o también quesos y otras salsas. Y si decides rellenarlo, estos falafel al horno con salsa de yogur casera son la opción perfecta.

Es uno de los panes más rápidos y sencillos de preparar, que se hornea en apenas 10 minutos, y se puede consumir tanto frío como caliente. Vamos a la cocina a disfrutar preparando esta delicia árabe 😛

 

Ingredientes para hacer la receta de pan de pita casero (8 unidades):

  • 375 gr de harina panificable (debes ver en el paquete que cada 100 gr ponga que tiene de  proteínas entre 10 gr y 11 gr). Suele encontrarse en cualquier supermercado como harina de fuerza, pero fíjate en los valores de las proteínas.
  • 25 gr de harina de trigo integral.
  • 250 ml de agua.
  • 5 gr de levadura fresca o 1,5 gr de levadura de panadería seca.
  • 10 gr de azúcar (más o menos una cucharada sopera).
  • 5 gr de sal (más o menos una cucharadita de postre).

 

Preparación, cómo hacer pan de pita casero:

  1. Comienza calentando un poco el agua, apenas 5 o 10 segundos en el microondas para que no esté muy fría. Disuelve en ella la levadura fresca con la ayuda de una cuchara.
  2. En un bol mezcla la harina con el azúcar y la sal y añade la mezcla de agua y levadura. Mezcla bien todos los ingredientes con una cuchara y cuando estén más o menos integrados déjalos reposar 15 minutos, tapado el bol con un paño.
  3. Tras ese reposo pon la masa en una superficie lisa y amásala. Para ello puedes ir estirando un poco un borde con tu mano y plegándolo sobre la masa presionando, y así con toda la masa durante unos 10 minutos o hasta que obtengas una masa bastante manejable y de aspecto homogéneo.
  4. Haz una bola con ella, vuelve a colocarla en el bol, tápalo con un paño o papel film y deja que fermente durante media hora en un lugar cálido.
  5. Divide la masa en 8 partes (cada una pesará en torno a 80 gr) y haz una bolita con cada una haciéndolas rodar por una superficie con tu mano.
  6. Corta 2 hojas de papel vegetal que quepan en tu bandeja de horno, y en cada una coloca 4 bolas. Ve estirándolas con un rodillo de forma que queden muy finitas, con unos pocos milimetros de grosor, y midan unos 15 cm de diámetro. Deja que reposen unos 15-20 minutos mientras precalientas el horno.
  7. Calienta el horno a 250ºC con calor arriba y abajo y dentro de él la bandeja de horno en la que colocarás después el papel vegetal con los panes.
  8. Cuando hayan pasado esos 20 minutos saca la bandeja del horno con cuidado de no quemarte, coloca encima el papel vegetal con los 4 panes e introdúcelo de nuevo en el horno a altura media. Tardarán apenas un par de minutos en hincharse los panes, y cuando eso ocurra abre la puerta del horno, rápidamente dales la vuelta (te recomiendo utilizar unas pinzas de cocina) y deja que se cocinen otro par de minutos. Sácalas antes de que se resequen, pues no hay que esperar a que queden doradas.
  9. Saca los panes del horno y resérvalos cubiertos por un paño para que no se sequen y se mantengan tibios, que es como más ricos están. Tal cual los saques haz lo mismo con la otra tanda de panes.

 

Receta de pan de pita casero

Cómo preparar pan de pita casero

Tiempo: 1 hora y 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

El pan de pita está listo para consumirse apenas 5 minutos después de salir del horno. Verás que se ha hinchado y su interior está prácticamente hueco, lo que hace que sea muy fácil rellenarlo con cualquier tipo de ingrediente como si fuese un bocadillo, aunque lo típico es con pollo, ternera, falafel, lechugas, salsas…

También puedes preparar tu aperitivo árabe favorito, como hummus o baba ganoush, cortar los panes de pita en 4 partes e ir mojándolos. Es perfecto para cuando tienes invitados y quieres dejar los aperitivos listos con antelación 😉

 

Variantes de la receta de pan de pita casero:

Puedes aromatizar tu masa añadiendo algunas especias, como por ejemplo comino o pimentón dulce, y así darle un plus de sabor.

 

Consejos:

Vigila el progreso de los panes: deben hincharse mientras están en el horno, pero nunca dorarse demasiado, ya que perderían jugosidad en el interior y quedarían demasiado crujientes y quebradizos.

Puedes conservarlos varios días, preferiblemente en el interior de una bolsa para que no se resequen, y si quieres consumirlos calentitos puedes introducirlos unos segundos en el microondas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y mostrar publicidad personalizada según su navegación.
Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.

Gestionar opciones Aceptar