Muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas “fritas” al horno

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
490 min
Muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas fritas al horno

Me encanta cocinar y comer pollo, así en general, y una de las partes más agradecidas son los muslos ya que resultan jugosos y sabrosos y, si están bien cocinados, el hueso se quita prácticamente solo. Están buenísimos al horno y en todo tipo de guisos y estofados, y con esta elaboración en sartén pero con salsita quedan espectaculares.

Esta receta de muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas «fritas» al horno es todo un acierto y un éxito en la mesa. Los muslos de pollo quedan tiernos y muy sabrosos gracias a la salsa que les acompaña, hecha a base de un sofrito de verduras, vino y hierbas aromáticas.

De guarnición he elegido preparar unas patatas «fritas» al horno, es decir, cortadas en palitos como típicamente se hace para frerírlas pero, en vez de eso, se cocinan en el horno, dando lugar a unas patatas con mucha menos grasa e igualmente riquísimas, ligeramente crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Si te ha gustado esta receta te encantarán otros guisos con pollo como el pollo a la cerveza con champiñones, el pollo a la cerveza con patatas, el estofado de pollo con patatas y verduras, ¡riquísimo! y por supuesto también el pollo en salsa tradicional con patatas salteadas.

Disfruta del pollo con recetas tradicionales como el pollo en salsa al ajillo y el pollo al ajillo tradicional, el clásico pollo en pepitoria , el pollo al chilindrón, receta de guiso tradicional riquísimo, el caldo de pollo casero con garbanzos y el delicioso escabeche de pollo.

 

Ingredientes para hacer muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas «fritas» al horno (4 personas):

  • 8 muslitos de pollo. Si es campero saldrá más sabroso aún.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 200 ml de vino blanco.
  • 100 ml de coñac.
  • 2 hoja de laurel.
  • Una ramita de tomillo.
  • Una ramita de romero.
  • 500 ml de caldo de pollo o de verduras casero, o agua. Puedes optar por preparar en casa nuestro caldo de pollo o el caldo de verduras. Yo he utilizado caldo de pollo ya que lo preparo mucho en casa y siempre tengo congelado.
  • 4 patatas grandes o 6 medianas.
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.

 

Preparación, cómo hacer muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas «fritas» al horno:

  1. Salpimenta los muslitos de pollo por todas sus caras.
  2. En una sartén en la que pueda caber todo el pollo echa un chorrito de aceite, ponla a fuego medio y cuando esté caliente añade los muslos de pollo. Deja que se doren por un lado y ve girándolos para que queden dorados por todas partes. En menos de 10 minutos suelen estar listos, resérvalos aparte.

    Muslos de pollo a la plancha

    Doramos los muslitos de pollo

  3. Pela y pica muy finitos los dientes de ajo.
  4. Pela la cebolla y córtala en trocitos pequeños.
  5. Cuando hayas sacado los muslitos de pollo de la sartén echa el ajo y la cebolla junto con un poco de sal y cocina a fuego medio unos 5 minutos, hasta que la cebolla esté empezando a dorarse.

    Sofrito cebolla y ajo para salsa de la abuela

    Ya tenemos listo el sofrito de ajos y cebolla

  6. Incorpora de nuevo los muslos de pollo junto con el vino blanco, el coñac, las hojas de laurel y las ramitas de tomillo y de romero.

    Muslos de pollo en salsa

    Añadimos de nuevo los muslitos de pollo a la sartén junto con más ingredientes

  7. Sube el fuego para que esté fuerte y se evapore el alcohol, tardará unos 2-3 minutos.
  8. Incorpora el caldo de pollo o el agua (debe cubrir hasta casi la mitad los muslos de pollo, si falta échale un poco más).Cuando empiece a hervir baja el fuego para que esté suave pero que siga borboteando, tapa la sartén y cocina un total de 45 minutos o hasta que el pollo esté tierno y no te olvides de darle la vuelta a los 25 minutos. Para comprobar que está tierno tan solo tienes que abrir un poco un muslo de pollo, verás que la carne se despega con facilidad del hueso y está jugosa y blanca, sin zonas rosadas y crudas.

    Muslitos de pollo en salsa

    Empezamos a cocer el pollo en salsa

  9. Mientras vamos a preparar las patatas «fritas» al horno. Se trata de conseguir un resultado similar a si las freímos pero de una forma más saludable y quedando igualmente riquísimas. Pela las patatas y córtalas en palitos más o menos del mismo tamaño con un cuchillo o mejor aún con una mandolina (es lo que he utilizado yo).

    Patatas fritas al horno saludables

    Cortamos las patatas en palitos de similar tamaño

  10. Ponlas a remojo en un bol con agua fría durante 20 minutos para que suelten el almidón y así evitar que después se peguen unas con otras.

    DSC00742-3 copia

    Así las patatas sueltan el almidón

  11. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  12. Escurre las patatas y sécalas muy bien con papel de cocina o con un paño. Ponlas en un bol, echa un poco de aceite de oliva (por ejemplo un par de cucharadas soperas) y mézclalas con unas pinzas de cocina o con tus propias manos, que queden todas impregnadas con el aceite.
  13. Forra una bandeja de horno con papel de horno y coloca en ella las patatas. Si quieres que queden bien crujientes lo que tienes que hacer es que no haya nunca unas encima de otras para que se cocinen perfectamente por fuera. A mi no me importa que no queden totalmente crujientes por fuera y me gusta preparar gran cantidad de una vez así que las horneo como puedes ver en la fotografía.

    Como hacer patatas fritas al horno, muy ricas y sin apenas aceite

    Así es como las horneo yo pero si las quieres crujientes deberán estar más separadas unas de otras

  14. Introduce la bandeja en el horno a altura media y hornéalas durante unos 30 o 40 minutos o hasta que veas que están a tu gusto. Cada 10 minutos lo ideal es que las remuevas un poco para que se vayan cocinando por todos lados. De nuevo, si las quieres bien crujientes tienes que procurar cada vez que las muevas que no estén unas encima de otras.
  15. Vigila las patatas y ve probando alguna para saber cuando sacarlas del horno, ¡con cuidado de no quemarte!
  16. Sácalas del horno y ahora que aún están calientes échales un poco de sal por encima.
  17. Cuando el pollo esté listo, si quieres que la salsa se reduzca y espese un poco puedes destapar la sartén y seguir cocinándolo a fuego medio unos 5 minutos más o hasta que esté a tu gusto. También puedes espesar la salsa de forma fácil y rápida añadiendo 1/4 de cucharadita de postre de maicena disuelta en un poco de agua a la salsa cuando esté borboteando. Además, también puedes triturar la salsa si no te gusta que se noten los trocitos de cebolla.

    Muslitos de pollo en salsa de la abuela

    Ya tenemos listos los muslitos de pollo en salsa de la abuela

  18. Prueba la salsa por si tienes que rectificarla de sal, y ya tienes el pollo en salsa de la abuela listo.

    Como hacer muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas fritas al horno

    Así de ricos quedan los muslos de pollo en salsa con patatas

 

Tiempo: entre 1 hora y 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Degusta este riquísimo pollo bien calentito, acompañado de su salsa y las patatas. Puedes dejar el pollo hecho con antelación, pero las patatas te recomiendo hornearlas justo antes de comerlas que es como más buenas están. Si te sobra puedes conservar el pollo en un recipiente cerrado en la nevera durante 2-3 días y también congelarlo, incluyendo su salsa. A las patatas no les sienta muy bien el frío, aún así si te sobran puedes guardarlas en la nevera y recalentarlas un poquito en el horno o incluso en el microondas, aunque no tendrán ese ligero toque crujiente por fuera.

Se trata de un plato delicioso en el que se mezclan las piezas de pollo, tiernas y sabrosas, una salsa riquísima y con cierto cuerpo que le acompaña fenomenal, repleta de trocitos de cebolla (si no se tritura) y unas patatas finitas, sin pizca de aceite y más saludables de lo habitual. Sin duda alguna se trata de una receta de auténtico… ¡escándalo!

Receta de muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas fritas al horno

Muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas «fritas» al horno

 

Variantes de la receta de muslitos de pollo en salsa de la abuela con patatas «fritas» al horno:

Siéntete libre de añadir más verduras al sofrito, por ejemplo zanahoria bien picadita o incluso un poco de apio o puerro. También puedes incorporar champiñones o setas en cuartos o en rodajas, a este plato le quedan fenomenal.

Dale un toque diferente a la salsa incorporando un poco de salsa de soja o incluso sustituyendo el vino blanco por un vino dulce como el Pedro Ximénez, le dará un toque festivo único. También puedes experimentar con todo tipo de especias y hierbas aromáticas.

 

Consejos:

El pollo puedes cocinarlo con o sin piel. A mi me gusta con piel porque se mantiene un poco más jugoso pero si suelta mucha grasa al principio retiro un poco para aligerar el plato, y si se trata de pollo campero es más necesario aún que retires grasa antes de añadir la cebolla y el ajo, ya que después la salsa te quedaría con demasiada grasa flotando por encima y no queda nada bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *