Monas de Pascua u hornazos. Receta tradicional murciana

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Monas de Pascua u hornazos. Receta tradicional murciana

Nuestra gastronomía está repleta de recetas tradicionales para cualquier evento y época del año. En Semana Santa lo más típico son las recetas con bacalao, espinacas y sobre todo dulces como las torrijas o los buñuelos que se elaboran con los ingredientes más básicos y que, si se preparan en casa, son una auténtica delicia.

Estas Monas de Pascua u hornazos son típicos de Murcia en Semana Santa y también de más regiones, aunque yo hablaré de cómo los preparamos en mi tierra porque los conozco bien. Se trata de una masa muy similar a la que se utiliza para las toñas o los panes quemados, con la particularidad de que se coloca un huevo en el centro que da un carácter muy curioso al resultado final. Nosotros las solemos comer el Domingo de Pascua (aunque en otros sitios la tradición es el lunes) y lo mejor de todo es acompañarlas con unas onzas de chocolate o ir mojándolas en una rica taza de chocolate caliente.

Si te gusta preparar dulces tradicionales, inspírate con la deliciosa quesada pasiega, las clásicas torrijas caseras de pan y leche, la tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada, el arroz con leche, la crema catalana o unas magdalenas caseras y esponjosas.

También están riquísimas  la leche frita o la quesada pasiega, sin olvidar el tradicional flan de huevo casero. Y en Navidad disfruta elaborando nuestras figuritas de mazapán casero o los mantecados caseros tradicionales.

 

Ingredientes para la receta de Monas de Pascua u hornazos tradicionales murcianos (4 unidades):

  • 315 gr de harina de fuerza.
  • 1 cucharadita de postre de ralladura de limón.
  • 1 cucharadita de postre de ralladura de naranja.
  • 50 ml de leche.
  • 50 ml de agua.
  • 7 gr de levadura fresca.
  • 25 gr de aceite de oliva.
  • 1 huevo.
  • 50 gr de azúcar y un poco más para espolvorear por encima al final.
  • 2,5 gr de sal.
  • 1 yema de huevo y un poco de leche para pincelar las monas.

 

Preparación, cómo hacer Monas de Pascua u hornazos tradicionales murcianos:

  1. En un bol pon la leche y el agua, que deberán estar a temperatura ambiente. Si están muy frías puedes calentarlas apenas 5 segundos en el microondas para que se templen.
  2. Añade la levadura y con ayuda de una cuchara disuélvela en los líquidos removiendo.
  3. Incorpora también el aceite de oliva, el huevo, el azúcar y la ralladura de la piel de naranja y de limón.
  4. Mezcla ligeramente estos ingredientes, puede ser incluso con una cuchara, simplemente para que se rompa la yema del huevo y se vaya disolviendo bien el azúcar.

    Ingredientes monas de pascua u hornazo

    Vamos añadiendo los ingredientes de las monas de pascua al bol

  5. Añade la harina y la sal y comienza a amasar, para ello puedes optar por dos opciones:
    1. Si lo haces con una amasadora eléctrica simplemente ponla a velocidad baja durante 5 y después otros 5 minutos más a velocidad media hasta que la masa tenga un aspecto bastante homogéneo y no esté pegajosa.
    2. Si lo vas a hacer a mano, primero mézclalo todo con una cuchara para que los ingredientes se vayan compactando, y cuando veas que ya no hay líquido en la masa porque se ha absorbido puedes pasarla a una superficie limpia para amasarla durante unos 10 minutos hasta que consigas una masa con textura homogénea y suave, aplastándola y cogiendo pliegues de los laterales y doblándolos hacia el centro. Si se pega mucho tan solo debes dejarla reposar 5 o 10 minutos y volver a amasarla. No caigas en el error de echarle más harina porque le estarás restando esponjosidad al resultado final.
  6. Haz una bola con la masa y déjala de nuevo en el bol tapada con papel film o un paño húmedo. Deja que fermente alrededor de 1 hora y media o 2 horas, aproximadamente hasta que doble el volumen. Para ello lo ideal es que el bol esté en un sitio cálido y sin corrientes de aire.

    Masa monas de pascua tradicionales

    Ya tenemos la masa amasada y preparada para fermentar

  7. Una vez la masa haya subido, divídela en 4 partes iguales. Amasa cada parte un poco y déjala primero con forma de bola y después hazla rodar por la superficie de trabajo para que tome una forma un poco más cilíndrica. Haz lo mismo con las 4 y colócalas sobre un papel de horno.
  8. Aplástalas con tus manos y, si lo necesitas, ayudándote de un rodillo para conseguir darles la forma definitiva que es un poco ovalada y con un grosor aproximado de medio centímetro.
  9. Tápalas con un paño y déjalas reposar alrededor de 1 hora para que se hinchen un poquito.

    Masa monas de pascua u hornazos

    Debemos darles esta forma a las monas antes de la última fermentación

  10. Mientras cuece los huevos, para ello ponlos en un cazo, cúbrelos con agua y pon el cazo a fuego medio. En cuanto empiece el agua a hervir cuenta 10 minutos. Sácalos del cazo con cuidado de no quemarte.
  11. Mezcla en un recipiente la yema de huevo con una cucharada sopera de leche y con ello pinta con un pincel de cocina las monas de pascua.
  12. Precalienta el horno a 180ºC. Nosotros hemos puesto nuestro horno Brandt con calor arriba y abajo y ventilador.
  13. Espolvorea un poco de azúcar al gusto por encima y coloca en el centro de cada mona uno de los huevos que habíamos cocido, aplastándolos un poco para que queden bien pegados a la masa.

    Monas de Pascua u hornazos

    Ya tenemos las monas preparadas para entrar al horno

  14. Cuando el horno esté a 180ºC pon las monas de pascua con su papel encima de una bandeja de horno e introdúcela en el horno a media altura.
  15. Hornéalas entre 12 y 15 minutos. Como tardan tan poco lo ideal es que las vigiles y, si ves que se están dorando demasiado (deben estar doraditas por el azúcar y el huevo, pero no quemarse o ennegrecerse) y no han llegado ni a 10 minutos, coloca encima papel de aluminio para que se sigan horneando pero sin quemarse.
  16. Saca la bandeja del horno cuando estén listas, déjalas que se enfríen 5 minutos y después colócalas en una rejilla para que terminen de enfriarse.

 

Tiempo: 3 horas y 30 minutos (pero no te asustes, ahí incluyo mucho tiempo de reposo)

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Espera a que se enfríen por completo y ya puedes comerlas. Si has preparado muchas o si son de un día para otro puedes guardarlas en una bolsa o recipiente cerrado en la nevera, pero si las preparas con mucha antelación también puedes congelarlas porque después descongelan fenomenal, como cualquier otro bizcocho o pan.

Realmente el huevo no se come con la mona, es simplemente un huevo crudo y como tal lo utilizamos como tal para alguna ensalada o cualquier otra preparación. La Mona de Pascua se puede comer tal cual aunque lo ideal es acompañarla de chocolate, ya sea algunas onzas de tableta o bien un buen chocolate caliente para ir mojándolas, están de… ¡escándalo!

Receta tradicional murciana de Monas de Pascua u hornazos

Monas de Pascua u hornazos. Receta tradicional murciana

Como hacer Monas de Pascua u hornazos murcianos

Monas de Pascua u hornazos murcianos

 

Variantes de la receta de Monas de Pascua u hornazos tradicionales murcianos:

En muchas casas las preparan sin ralladura pero a mi me gustan mucho más así, e incluso siempre he estado tentada de añadir una cucharadita de agua de azahar como al Roscón de Reyes porque le iría fenomenal, si te apetece puedes probar esta variante.

También puedes dividir la masa solamente en dos y así obtener dos monas más grandes, y por supuesto puedes pintar los huevos con colorante para darles una decoración más llamativa.

 

Consejos:

La fermentación de las masas siempre es un tema complejo sobre todo para quien no está habituado a trabajarlas, pero no hay de qué preocuparse. La temperatura influye bastante y en verano habrá que buscar estancias más frescas para dejar la reposar la masa, pero en invierno las pondremos en estancias cálidas o incluso se puede encender el horno 5 minutos a 30ºC, apagarlo y dejar dentro el bol con la masa para que suba. Eso si, no hay que llegar nunca a la sobrefermentación, así que en cuanto aproximadamente haya doblado el volumen hay que seguir avanzando con la receta.

Amasar es muy fácil, pero si no sabes cómo hacerlo te sugiero por ejemplo que vayas presionándola con tus manos en el centro y después vayas doblando los extremos hacia dentro como si fuese un hatillo, y así repite hasta que la masa vaya quedando lisa y homogénea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner instagram @recetasdeescandalo
¿Aceptas las cookies?Aceptar