recetas de escandalo en telegram
¡Únete a la comunidad de Recetas de Escándalo en Telegram!
telegram
Síguenos en el canal de YouTube de Recetas de Escándalo
¡¡Acabamos de estrenar nueva cocina!!

Milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles!

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 10 votos¡Valórala!
460 min
Milanesas de ternera a la napolitana con patatas, irresistibles

Un recurso muy extendido en la cocina es el uso del rebozado y concretamente rebozar carnes, lo que se suele llamar empanado o empanizado. De esta forma se fríen o se cocinan en el horno filetes de carne (tanto de cerdo como de pollo y de ternera) y quedan con una capa crujiente por fuera, como sucede en este caso.

Aprende a preparar milanesas de ternera a la napolitana con patatas, quedan irresistibles con su particular textura crujiente por fuera, una carne jugosa por dentro y lo de «a la napolitana» significa que llevan por encima salsa de tomate, jamón cocido y queso y se hornean durante unos pocos minutos para conseguir que el queso se funda.

En la receta verás trucos y consejos para empananar y freír las milanesas y sin duda alguna la experiencia hará que sepas entender cada vez mejor el aceite y sus temperaturas para conseguir resultados perfectos. También puedes utilizar una freidora ya que ayuda mucho en esta labor. Personalmente no suelo freír prácticamente nunca en casa, no es una técnica que me apasione pero reconozco que de vez en cuando y para recetas como ésta vale la pena. Pero para la guarnición, aunque verás cómo preparar unas patatas fritas perfectas también te doy la alternativa de cocinarlas en el horno con un resultado sorprendente y riquísimo igualmente.

Si te gustan este tipo de rebozados no dudes en cocinar los famosos flamenquines cordobeses caseros, una tapa tradicional andaluza o el cordon bleu tradicional de ternera. También están riquísimos los escalopines con salsa de cabrales y patatas panaderas y manzana al membrillo y por supuesto el cachopo asturiano de ternera con patatas fritas y pimientos del piquillo.

Y si te encantan los aperitivos rebozados seguro que te vas a animar a preparar estas deliciosas croquetas de jamón caseras, las croquetas de cocido o puchero, cremosas y crujientes, las croquetas de pollo, las croquetas de bacalao o las croquetas de espinacas. Pasando al pescado te van a encantar los calamares a la romana o calamares rebozados, el cazón en adobo o bienmesabe típico de Cádiz o los boquerones fritos, jugosos y crujientes, que aunque ligeramente también van rebozados. Y si optas por verduras nada mejor que unas berenjenas fritas y crujientes (con trucos para que no te queden aceitosas) o una riquísima tempura de verduras (también con trucos para que te quede crujiente y no sea nada aceitosa).

 

Ingredientes para preparar milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles! (4 personas):

  • 4 filetes de ternera. Te recomiendo que compres ternera de babilla, de cadera o similar, son cortes económicos y perfectos para esta receta.
  • 200 gr de tomate frito o salsa de tomate. Lo ideal es que sea espeso y grumoso pero sobre todo que no sea una salsa demasiado líquida para que no se caiga por los bordes de la milanesa.
  • 4 lonchas de jamón cocido. Las lonchas que yo utilizo son grandes, con la forma del jamón, pero si utilizas otras más pequeñas o cuadradas cuenta con 8 lonchas entonces.
  • 2 bolas de mozzarella fresca.
  • Orégano seco.
  • Pimienta negra molida y sal.
  • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.
  • Para rebozar:
    • Pan rallado. Yo suelo utilizar pan rallado especial crujiente pero puedes utilizar el que prefieras.
    • 2 huevos.
  • Para la guarnición de patatas fritas:
    • 4 patatas medianas.
    • Aceite de oliva o de girasol, cantidad suficiente para freír.
    • Sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles!:

  1. Seca bien los filetes de ternera con papel de cocina.
  2. Prepara un plato con pan rallado y otro con el par de huevos batidos.
  3. Salpimenta los filetes por ambos lados y pásalos primero por pan rallado, después por huevo batido y de nuevo por pan rallado, procurando que queden totalmente cubiertos de pan rallado por ambos lados. Ve dejándolos en un plato aparte.

    Milanesas de ternera caseras

    Empanamos las milanesas de ternera

  4. Prepara las patatas como la forma que más te guste. Yo he recurrido a la opción más clásica de patatas fritas, las he pelado y las he cortado primero en rodajas y después en palitos, procurando que queden todas bastante iguales. Puedes hacerlo con un cuchillo pero quedan mejor aún con una mandolina ya que así te aseguras cortarlas con el mismo tamaño.

    Como hacer patatas fritas

    Cortamos las patatas en palitos

  5. Ponlas a remojar con agua fría en un bol durante 5 minutos para que suelten el almidón y así evitar que después se peguen unas con otras.

    Patatas a remojo en agua

    Sumergimos las patatas en agua

  6. Seca las patatas muy bien con papel de cocina o con un paño.
  7. Para freír los filetes de ternera empanados puedes optar por varias opciones. Yo en este caso he optado por utilizar una sartén y después las patatas las he hecho al horno pero también puedes utilizar una freidora y aprovechar para freír ambas cosas:
    1. En freidora: prográmala a 140ºC y cocina los filetes (quizás tengas que hacerlos en 2 tandas) apenas 3 minutos por cada lado, aunque el mejor indicador es darle la vuelta cuando se hayan dorado por debajo.
    2. En sartén: calienta abundante aceite en una sartén amplia (para que al menos te quepan dos y así preparas solo dos tandas) pero sin llegar al punto de que humee. Cocínalos unos 3 minutos por cada lado, y al igual que en la freidora, el mejor indicador es darle la vuelta cuando veas que está empezando a dorarse por debajo.

      Milanesas de ternera fritas rebozadas

      Yo he optado por freír las milanesas en sartén

  8. Retira los filetes empanados a un plato cubierto con papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.
  9. Vamos con las patatas, puedes cocinarlas de dos formas:
    1. En freidora o en sartén: programa la freidora a 140ºC, pero si las cocinas en sartén esta temperatura es cuando introduces una patata y burbujea de forma constante y sin dorarse para nada, y por supuesto que el aceite no humee. Cocínalas unos 5 minutos. El punto perfecto es cuando puedas atravesar una patata con un cuchillo y la notes tierna. Saca el cestillo de la freidora o retíralas a un plato con una espumadera si estás con la sartén, y sube la temperatura. En freidora es hasta 180ºC, y en sartén sin que llegue a humear el aceite pero que esté bastante caliente, de forma que las patatas se doren en cuestión de 2-3 minutos. Están listas cuando se vean doradas a tu gusto aunque vigílalas bien porque cambian de color muy rápidamente. Ve dejándolas en un plato con papel de cocina de forma que no estén amontonada para que no se reblandezcan y queden crujientes por fuera.
    2. Al horno: ponlas en un bol con un par de cucharadas soperas de aceite de oliva, mezcla y colócalas en una bandeja de horno con papel de horno intentando que no estén unas encima de otras. Hornéalas a altura media a 180ºC durante 30 o 40 minutos, hasta que estén a tu gusto. Remuévelas o dales la vuelta cada 10 minutos.
  10. Fritas o al horno, recién hechas las patatas échales sal por encima.
  11. Mientras preparas la guarnición precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo (si ya lo tienes caliente por las patatas pues mejor que mejor, simplemente cuando hayas terminado de hornearlas sube la temperatura).
  12. Coloca los filetes empanados o milanesas en una bandeja de horno con papel de horno y reparte por encima la salsa de tomate y las lonchas de jamón cocido.

    Milanesas a la napolitana caseras

    Cubrimos las milanesas con salsa de tomate y jamón cocido

  13. Rompe la mozzarella con tus manos en trozos y cubre las milanesas por encima. Por último échales un poco de orégano.

    Milanesas de ternera a la napolitana caseras

    Ponemos el queso y el orégano y horneamos las milanesas

  14. Lleva la bandeja al horno a altura media durante  3-4 minutos, lo justo para que el queso se funda un poco y así evitamos que la carne se reseque en exceso.

    Como hacer milanesas de ternera a la napolitana con patatas, irresistibles

    Así de irresistibles quedan las milanesas a la napolitana

 

Tiempo: 1 hora, dependiendo de cómo cocines las patatas

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Reparte las milanesas a la napolitana recién salidas del horno en los platos de los comensales junto con las patatas. Lo ideal es elaborar esta receta justo antes de comerla porque los rebozados y fritos van perdiendo su toque crujiente en cuanto se enfrían.

Disfruta con la milanesa a la napolitana y las diferentes texturas que a modo de capas podemos comer con cada bocado. De sabor notarás que te recuerda a una pizza en la que la base es la propia milanesa y se corona con la inconfundible combinación de tomate y queso. La guarnición de patatas tanto si son fritas como al horno completan un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de milanesas de ternera a la napolitana con patatas, irresistibles

Milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles!

 

Variaciones de la receta de milanesas de ternera a la napolitana con patatas, ¡irresistibles!:

Para darle un toque 100% casero anímate a preparar esta salsa de tomate casera o salsa pomodoro y utilízala en esta receta. Por supuesto también puedes utilizar otros quesos a tu gusto, por ejemplo añadir queso cheddar o rulo de cabra.

De guarnición lo más típico son unas patatas fritas pero eso hace que el plato quede bastante contundente por lo que puedes aligerarlo un poco sirviendo la milanesa a la napolitana con una ensalada, unas patatas cocidas o unas verduritas a la plancha por ejemplo.

 

Consejos:

Cuando vayas a comprar la carne comenta que es para empanarla y seguro que te asesoran sobre el mejor corte que tienen para ello y te lo cortan con el grosor adecuado, ni muy fino ni muy grueso.

Manejar bien las frituras es cuestión de experiencia ya que si el aceite tiene poca temperatura tanto la milanesa como las patatas absorberán demasiado aceite y no quedarán bien pero si por el contrario está demasiado fuerte quemarás la superficie más externa y no cocinarás bien el interior ni de las milanesas ni de las patatas. Una ayuda extra puede ser la utilización de un termómetro de cocina o directamente una freidora si te estás iniciando.

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.