Merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 3,50/5 ¡Valórala!
Merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca

En ocasiones especiales y en Navidad muchas veces nos decantamos por un pescado pero a veces es complicado dar con recetas con un toque diferente ya que al menos yo opino que el pescado cuanta menos manipulación, añadidos y cocinado lleve, mejor. Sin embargo, en días señalados nos gusta lucirnos un poco y con esta receta de merluza los platos quedan de lo más apetecibles y todos los elementos no hacen más que resaltar el sabor del pescado sin enmascararlo.

Esta receta de merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca es muy sencilla de preparar e incluso rápida ya que en tan solo 1 hora podemos tener listo un plato principal de auténtico lujo tanto para pocos como para muchos comensales.

El relleno a base de gambones, setas y jamón queda muy sabroso y con un toque de sal que le viene genial a la merluza, y la cremosidad de la bechamel acompaña fenomenal al conjunto. Esta bechamel y el relleno te los puedes dejar listos incluso el día de antes para así tan solo tener que hornear la merluza en el último momento y que llegue a la mesa recién hecha, jugosa y riquísima.

Si te gusta esta receta seguro que te encantará nuestra sección de pescados y mariscos para Navidad y ocasiones especiales, entre los que hay algunas recetas de pescados a horno como el besugo al horno con patatas al vino y limón, el rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas, el rodaballo al horno con patatas panaderas, la dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, el bacalao al horno con patatas y cebolla, la dorada al horno con cebolla, el salmón al horno con salsa de mostaza y miel y el hojaldre relleno de salmón con queso feta y espinacas.

Si te gusta la merluza seguro que te encantarán recetas como la merluza a la vasca o merluza en salsa verde tradicional, la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla, la merluza a la plancha muy jugosa y con trucos para que no se rompa, la merluza a la gallega con ajada, patatas y guisantes tradicional o la merluza en salsa verde con almejas.

 

Ingredientes para hacer merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca (4 personas):

  • 1 cola de merluza de 1 kg aproximadamente. Si vas a preparar la receta para más comensales, utiliza una merluza entera del tamaño que necesites, teniendo en cuenta que por cada kg son unas 4 raciones.
  • 10 gambones.
  • 250 gr de setas o champiñones, variados o del mismo tipo.
  • 150 gr de jamón serrano en lonchas.
  • 30 gr de pasas.
  • 2 cucharadas soperas de vino blanco.
  • Aceite de oliva, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para la bechamel de puerros y albahaca:
    • 25 gr de mantequilla
    • 1/2 puerro.
    • 20 gr de harina de trigo.
    • 300 ml de leche.
    • 2 ramas de albahaca.
    • Sal.

 

Preparación, cómo hacer la receta de merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca:

  1. Pide en la pescadería que te arreglen la merluza retirando la cola y la cabeza, la raspa central del interior y las escamas de la piel. debe quedar abierta solo por un lado, a modo de libro.

    Cola de merluza limpia

    Así de limpia debemos tener la merluza. Esta cola que he preparado es para dos comensales

  2. Empieza preparando el relleno. Corta el jamón serrano en tiras.
  3. Retírale la cabeza a los gambones (puedes guardarlas congeladas para preparar un caldo de pescado ya que aportan mucho sabor), pélalos por completo y córtalos en 4 tacos.
  4. Limpia con un poco de papel de cocina las setas o champiñones si tienen algo de tierra, y si son grandes córtalos en rodajas. Yo he utilizado una mezcla de setas ostra, shiitake y shimeji.
  5. En una sartén a fuego medio echa un poco de aceite y cuando esté caliente echa las setas y saltéalas 3 minutos.
  6. Añade los gambones, las pasas y el jamón serrano junto con un poco de sal (no mucha porque el jamón ya aporta la suya) y cocínalo todo junto 2 minutos más. Reserva.

    Relleno para merluza rellena

    Ya tenemos listo el relleno de setas, gambones y jamón serrano

  7. Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
  8. Coloca la merluza en una bandeja con papel de horno y el vino blanco y rellénala con la mezcla del relleno. Si te sobra no te preocupes, después sírvelo directamente en los platos a modo de guarnición extra.
  9. Échale a la merluza un poco de sal y aceite por encima.

    Como hacer merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca

    Ya tenemos la merluza rellena y lista para hornearse

  10. Introduce la bandeja a altura media y hornea la merluza rellena durante 15, 20 o incluso 25 minutos dependiendo de su tamaño. La que yo he horneado ha tardado 20 minutos, y se puede ver fácilmente si está hecha ya que debe pasar de ese color crudo y rosado a un color más blanquecino y opaco.
  11. Mientras prepara la bechamel. Retírale la raíz al puerro y la primera capa, y la parte verde puedes conservarla para utilizarla al preparar un caldo casero. Córtalo por la mitad y después en rodajas.
  12. Pon la mantequilla en un cazo a fuego suave y cuando se haya derretido incorpora el puerro con un poco de sal y cocínalo durante 5 minutos para que esté tierno.

    Puerro para bechamel

    Cocinamos el puerro para la bechamel

  13. Incorpora la harina y mézclala con el puerro durante 1 minuto.
  14. Calienta la leche un poco y viértela poco a poco en el cazo mientras lo mezclas todo con ayuda de unas varillas de cocina.
  15. En tan solo 5 minutos y con el fuego suave tendrás la bechamel lista y espesa, aunque ten en cuenta que al enfriarse se espesa aún más. No te preocupes porque si después quieres que quede menos densa puedes añadir un poco más de leche.
  16. Tritura la bechamel con una batidora de mano y después incorpora la albahaca picada (reserva un poco de albahaca para decorar al final) y mezcla. Pruébala por si tienes que rectificarla de sal.
  17. Saca la merluza del horno y espera 5 minutos a que se asiente un poco ya que si la mueves nada más sacarla se podría romper fácilmente.
  18. Puedes servirla entera en una fuente sobre una cama de bechamel o bien cortar la merluza en raciones y servirla junto con la bechamel en los platos de los comensales. Esparce un poco de albahaca recién picada por encima.

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Después de ese breve reposo y presentación sírvela a la mesa para que llegue bien caliente. Es una receta que puedes dejar lista con antelación y ya a última hora hornear la merluza para que llegue recién hecha a la mesa pero sini prisas finales. La merluza, sobre todo si es fresca, aguanta bien el reposo así que si te sobra puedes guardarla en la nevera un par de días.

La combinación es exquisita ya que la merluza queda tan tierna que se deshace en la boca, el relleno repleto de sabor le acompaña fenomenal y como colofón es una delicia ir mojando los ingredientes en la bechamel de puerros y albahaca, muy aromática y cremosa. Esta merluza rellena está de auténtico… ¡escándalo!

Receta de merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca

Merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca

 

Variaciones de la receta de merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca:

Puedes rellenar la merluza con los ingredientes que prefieras, ya sea un poco de bacon, frutos secos tostados, otras verduras salteadas… lo que prefieras.

La bechamel puedes prepararla con otras verduras como zanahoria, cebolla morada o incluso champiñones. Y también puedes sustituir la albahaca por orégano, tomillo, romero o las hierbas que más te gusten.

 

Consejos:

La merluza no es un pescado de los más económicos, sobre todo si es fresca. Congelada si que resulta más adsequible pero suele quedar un poco más reseca y también es posible que se desmigue más. Sin embargo, en esta receta se utilizan colas o merluzas enteras y compradas así en las pescaderías suelen ser más económicas que cuando solamente queremos unas rodajas o algún filete.

La bechamel la puedes dejar hecha con antelación incluso el día de antes, así que en el último momento caliéntala en un cazo o en el microondas y añádele leche (puede ser fría) hasta que la textura esté a tu gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar