Macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate, ¡riquísimos!

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 5 votos, 5,00/5 ¡Valórala!
460 min
Macarrones a la bolonesa con carne picada y tomate, riquisimos

En casa no falta un buen plato de pasta cada semana, incluso hay semanas que más de uno. La principal razón es que nos encanta, se puede preparar de mil formas y con una salsa casera queda increíble. Ese es el caso de esta receta, un auténtico clásico en el que no se sabe bien si la protagonista es la pasta o la salsa.

Estos macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate están riquísimos, es una receta para triunfar, un plato de lo más completo y sabroso. La salsa boloñesa se prepara con un sofrito de verduras como base y se cocina tranquilamente para que la carne quede tierna.

Con macarrones queda fenomenal porque tienen esas características estrías por fuera que hacen que las salsas se les adhieran muy bien, aunque es una salsa que podrías servirla con casi cualquier tipo de pasta. A la hora de servirlos, simplemente mezclados ya están de 10 pero también puedes echarles un poco de queso por encima como perfecto colofón.

Como muestra de con qué otras pastas queda genial esta salsa, puedes preparar estos rigatoni con salsa boloñesa, la lasaña de carne a la boloñesa o los spaguetti a la boloñesa. Y por supuesto puedes inspirarte en nuestra sección especial de recetas de pasta para preparar otros platos.

Pero además de con pasta, puedes utilizar la deliciosa salsa boloñesa para elaborar unos champiñones rellenos al horno, cocinar berenjenas rellenas de carne picada al microondas, o lanzarte a la cocina internacional y preparar una sabrosa musaka o moussaka griega o una pizza calzone casera con salsa boloñesa y verduras.

 

Ingredientes para preparar la receta de macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate, ¡riquísimos! (4 personas):

  • 400 gr de macarrones. Una ración puede ir entre 80 y 120 gr por persona, según gustos y si es plato único o no en tu menú.
  • 300 gr de carne picada (100 de magro de cerdo y 200 de babilla de ternera). La mejor carne picada es la que tú eliges en la carnicería y te la pican en el momento, olvídate de las que ya están envasadas.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 200 gr de salsa de tomate o tomate frito.
  • 50 ml de leche.
  • Orégano.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

 

Preparación, cómo hacer macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate, ¡riquísimos!:

  1. Empezamos preparando la salsa boloñesa. Pela la cebolla y pícala finita.
  2. Pela la zanahoria con un pelapatatas, córtala por en medio y de nuevo cada parte por la mitad y pícala finita también.
  3. Puedes utilizar una sartén o una olla para prepararla, yo suelo utilizar una olla porque al final añadiré también la pasta ya cocida para mezclarla, pero en una sartén quedan igual de bien.
  4. Echa un poco de aceite en la olla o sartén, ponla a fuego medio-suave y cuando esté caliente añade la cebolla y la zanahoria junto con un poco de sal. Cocínalas durante unos 10 minutos o hasta que estén tiernas y apenas empiecen a dorarse. Si se doran demasiado pronto baja la temperatura del fuego para evitar que se quemen.

    Sofrito de verduras para salsa bolonesa

    Preparamos el sofrito de verduras para la salsa boloñesa

  5. Añade la carne picada, mézclala con el resto de ingredientes y ve picándola con una espátula para que se vaya separando y cocinando. Échale sal, pimienta negra recién molida y orégano al gusto.
  6. Cuando la carne deje de estar rosada sube el fuego para que esté alto, añade el vino blanco y espera a que se evapore el alcohol, tardará unos 2-3 minutos.

    Salsa bolonesa casera

    Preparamos la salsa boloñesa

  7. Baja el fuego para que esté suave e incorpora la salsa de tomate y la leche y déjalo cocer todo durante 20 minutos para que los sabores se fusionen y la carne quede tierna.

    Salsa bolonesa casera

    Salsa boloñesa casera

  8. Mientras tanto aprovecha para preparar a la vez los macarrones. Pon abundante agua en una olla a fuego alto y cuando esté hirviendo échale una cucharadita de postre de sal.
  9. En ese momento echa los macarrones y en cuanto hierva el agua de nuevo baja un poco la temperatura y empieza a contar los minutos que indique el paquete, en mi caso han sido 7 minutos.
  10. Cuando los macarrones estén listos échalos sobre un escurridor en el fregadero para que escurran el agua.
  11. Incorpora los macarrones a la olla de la salsa boloñesa con el fuego ya apagado, mézclalos bien y ya los tienes listos.
    Macarrones a la bolonesa caseros

    Mezclamos los macarrones con la salsa boloñesa

    Como hacer de macarrones a la bolonesa con carne picada y tomate, riquisimos

    Así de apetecibles quedan los macarrones boloñesa

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Pon en la mesa este platazo de pasta en cuanto lo tengas listo, está riquísimo recién hecho y caliente. También puedes prepararlo con antelación, ya sea solamente la salsa para cocer la pasta en el último momento o incluso todo, los macarrones mezclados con la salsa, a falta de recalentarlos un poco en la propia olla durante unos pocos minutos. Si al hacer esto ves que quedan un poco secos puedes añadir un poco más de agua o incluso leche. Si te sobran siempre puedes guardarlos en la nevera 3-4 días, de hecho es una de esas recetas que está incluso más rica al día siguiente.

Ya en los platos puedes simplemente espolvorear un poco de orégano por encima o, si lo prefieres, un poco de queso rallado del que más te guste. Es una receta de pasta exquisita porque la salsa queda sabrosísima gracias a la mezcla de carne picada y ese sofrito de verduras que la hace tan especial, sin olvidar la cremosidad del tomate. Sin duda alguna es un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de macarrones bolonesa con carne picada y tomate, riquisimos

Macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate, ¡riquísimos!

 

Variantes de la receta de macarrones a la boloñesa con carne picada y tomate, ¡riquísimos!:

Puedes sustituir la salsa de tomate por tomate fresco triturado o incluso utilizar una conserva, por ejemplo de tomate tamizado que no tiene ni pieles ni pepitas. Elegir uno u otro dependerá de tus gustos, de su disponibilidad y de la textura que busques, ya que con el tomate tamizado conseguirás una salsa más líquida y sin grumos, y sin embargo con tomate fresco triturado (aunque no triturado en exceso) te quedará más grumosa.

Dale un toque diferente a la salsa boloñesa incorporando unos ajos al sofrito, un poco de guindilla para darle un toque picante o innova con las hierbas y especias, por ejemplo con un toque de comino o incluso de curry.

 

Consejos:

Yo suelo preparar una gran cantidad de salsa boloñesa y la congelo en porciones. De esta forma puedo tener en cualquier momento un plato de pasta de lo más completo y elaborado simplemente descongelando la salsa y cociendo pasta del tipo que sea. También se podría congelar con la pasta ya cocida, pero de esta forma ahorro espacio en el congelador, que nunca está de más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *