Lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 6 votos, 3,83/5 ¡Valórala!
460 min
Lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaina

Hay muchas formas de asar los pescados en el horno y diría que todas quedan riquísimas. Pueden asarse enteros y también en lomos o en rodajas, totalmente cubiertos a la sal y por supuesto abiertos, lo que se denominaría «a la espalda», como en este caso. Además es genial jugar con los tiempos para cocinar también en el horno la guarnición y que, al final, tanto el pescado como la guarnición estén listos a la vez.

Esta receta de lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína está tremenda, es un éxito asegurado. El pescado queda muy rico y jugoso si lo cocinamos el tiempo que necesita, la guarnición de patatas y cebolla siempre es un acierto y el toque final lo da la salsa bilbaína que, con su característico picante, alegra mucho el plato.

Con el paso a paso detallado de la receta conocerás los tiempos que necesita el pescado para estar en su punto y cómo coordinarlo con la guarnición para que estén listos a la vez. Además aprenderás a preparar la sencilla salsa bilbaína que te servirá para este y cualquier otro plato de pescado.

Si te gusta la lubina seguro que te encantará esta receta de lubina a la sal con pisto de verduras, la lubina al horno con patatas, verduras y setas, jugosa y fácil o la lubina a la plancha con aliño de mostaza y guarnición de verduras. Pasando a otro pescado que se suele cocinar de forma similar tenemos la dorada, y puedes disfrutarla de diversas formas y a cual más deliciosa, como la dorada al horno con cebolla, la clásica dorada a la sal, el asado de dorada al horno con patatas o la dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, una receta clásica con una guarnición diferente y muy sabrosa.

Otras recetas de pescados quedan también fantásticos en el horno  son la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla, la merluza rellena de gambones y setas con bechamel de puerros y albahaca, la corvina al horno con verduras y setas y aliño de mostaza y alcaparras, el besugo al horno con patatas al vino y limón o el rodaballo al horno con patatas panaderas.

También quedan buenísimos el mero al horno con patatas, zanahorias y chalotas, el rape al horno con patatas panaderas, salsa de almendras y alcachofas, el bacalao al horno con patatas y cebolla, el bacalao a la portuguesa al horno al estilo à Margarida da Praça y el salmón al horno con salsa de mostaza y miel y arroz blanco con verduras.

 

Ingredientes para hacer lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína (4 personas):

  • Puedes utilizar 2 o 4 lubinas, según sea su tamaño. Eso si, que sean todas del mismo tamaño para que se horneen en el mismo tiempo.
  • 2 cebollas.
  • 3-4 patatas de tamaño medio.
  • Unas ramitas de tomillo fresco (o si no tienes, también puede ser seco o sustituirlo por romero).
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.
  • Para la salsa bilbaína:
    • 3 dientes de ajo.
    • 2 guindillas rojas o, si te gusta especialmente picante, añade más.
    • 100 ml de aceite de oliva.
    • 30 ml de vinagre de vino blanco.
    • 1/2 cucharadita de postre de pimentón dulce (opcional).
    • Unas ramas de perejil fresco.

 

Preparación, cómo hacer la receta de lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína:

  1. Ve a la pescadería a por unas buenas lubinas con la piel brillante y los ojos transparentes. Pide en la pescadería que te las abran por la mitad en libro, es decir, sin separar ambas mitades. Que les quiten la raspa central, las raspas y la cabeza es opcional, yo suelo decir que me la quiten porque así me caben mejor en la bandeja del horno.
  2. Precalienta al horno a 200º con calor arriba y abajo mientras preparas la bandeja de horno con los ingredientes (no tardarás más de 10 minutos).
  3. Pela las cebollas, córtalas por la mitad y después en tiras.
  4. Pela las patatas y córtalas muy finitas con un cuchillo o mejor aún con una mandolina si tienes, así saldrán todas del mismo tamaño.
  5. En la bandeja de horno que vayas a utilizar echa las cebollas y las patatas y un poco de aceite de oliva, pimienta negra molida y sal. Mezcla bien y deja los ingredientes bien repartidos por la bandeja. Coloca encima unas ramitas de tomillo fresco.

    Ingredientes guarnicion patatas cebolla lubina

    Colocamos la guarnición en la bandeja de horno

  6. Pon la bandeja en el horno a altura media y hornea durante unos 25-30 minutos, que apenas estén empezando a dorarse.

    Guarnicion patatas y cebollas para lubina a la espalda

    Así van quedando las patatas y la cebolla

  7. Saca la bandeja del horno y coloca encima las lubinas. Échales aceite de oliva, salpimienta negra recién molida. Yo estoy preparando la receta solo para 2 personas y he utilizado una lubina de tamaño medio.

    Lubina asada a la espalda

    Colocamos la lubina encima de la guarnición

  8. Introduce de nuevo la bandeja en el horno y hornea durante unos 15 minutos. Si son más pequeñas con 12 minutos será suficiente, y si horneas una lubina más grande puede tardar unos 20 minutos. Para saber si ya está hecha tan solo tienes que ver que el pescado ya no tiene zonas rosadas y está blanco, y si abres un momento el horno y remueves un poco con un tenedor se desmenuza fácilmente.

    Lubina al horno a la espalda

    Ya tenemos lista la lubina a la espalda

  9. Mientras vamos a preparar la salsa bilbaína. Lava y seca el perejil, quédate solo con las hojas y pícalas con un cuchillo, pela los ajos y córtalos en rodajas finas y las guindillas échalas enteras o cortadas en aros si son grandes.
  10. Pon un cazo a fuego suave con el aceite de oliva y los ajos y espera unos 4-5 minutos a que se doren. P
  11. Añade la guindilla y deja que se cocine con los ajos 1 minuto.

    Sofrito ajos y guindilla salsa bilbaina

    Sofreímos los ajos y las guindillas

  12. Incorpora el vinagre y sigue cocinándolo todo junto 2 minutos más.
  13. Retira el cazo o sartén del fuego, espera un par de minutos para que no esté tan caliente y añade el perejil y el pimentón dulce y lista.

    Ingredientes salsa bilbaina casera

    Ya tenemos lista la salsa bilbaína casera

  14. Recién sacadas las lubinas del horno repártelas entre los platos de los comensales junto con la guarnición de patatas y cebolla y vierte la salsa bilbaína por encima.

    Como hacer lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaina

    Así de bien queda la lubina a la espalda con su guarnición

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Recién horneadas y con esa magnífica guarnición de patatas y cebolla asadas y el toque picantito de la salsa bilbaína es como más ricas están. Si te sobra salsa no te preocupes, guárdala una semana (o incluso más) en un recipiente en la nevera. Si te sobra pescado o patatas puedes guardarlo 2 días en la nevera, aunque al recalentarlo estará un poco más seco.

Disfruta de una lubina tierna y jugosa acompañada de las patatas y la cebolla que al estar tan finas quedan muy bien cocinadas. Como colofón, la salsa bilbaína que incluye algunos de los ingredientes que mejor sientan al pescado como los ajos, el perejil o el aceite de oliva. Es un platazo de pescado de auténtico… ¡escándalo!

Receta de lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaina

Lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína

 

Variantes de la receta de lubina a la espalda al horno con patatas y salsa bilbaína:

Al condimentar las patatas y la cebolla antes del horneado puedes utilizar otras hierbas y especias, por ejemplo un poco de pimentón (aunque en este caso no lo he echado porque ya lleva la salsa bilbaína) o bien orégano o romero e incluso una mezcla de ellas.

Si prefieres una guarnición de verduras simplemente coloca las lubinas en la bandeja de horno y rodéalas con espárragos y setas ya que se cocinan más o menos en el mismo tiempo.

 

Consejos:

No te pases de horneado, vigila el punto del pescado para que se mantenga tierno. Puedes ir mirando a través de la ventana del horno y cuando creas que está listo saca un momento la bandeja del horno, separa un poco la carne y si te gusta como está ya lo tienes listo. Deberá verse blanca, sin zonas rosadas ni exceso de líquido.

Si prefieres que las patatas sean más gruesas simplemente hay que hornearlas más tiempo antes de colocar las lubinas sobre ellas. Por ejemplo, en esta receta de secreto ibérico al horno con patatas asadas y cebolla necesitan cerca de 1 hora para estar listas, así que puedes empezar a hornearlas 45 minutos antes de añadir las lubinas. Además ten en cuenta el líquido, en esa receta se utilizan 200 ml de cerveza y si quieres puedes sustituirla por la misma cantidad de vino blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *