¡¡ATENCIÓN!! Tenemos una OFERTA IRREPETIBLE para ti: 35 cursos y libros de cocina valorados en 1.186€ por sólo 47,50€
¡Date prisa! Termina en QUIERO CONSEGUIRLOS >>

Leche merengada, la receta casera (granizada o no)

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 votos, media: 4,55 de 5)
Leche merengada, la receta casera (granizada o no)

Es increíble la variedad de postres tradicionales de la gastronomía española, y más increíble aún lo que tienen en común: los ingredientes son básicos y sencillos. Leche, harina, azúcar o huevo son la base de una gran cantidad de postres caseros, y combinándolos con diferentes técnicas culinarias, dan lugar a postres de diferente textura y sabor que hacen las delicias de los más golosos.

Esta receta de leche merengada es una receta tradicional y casera, y es de esos postres que son ideales para cuando aprieta el calor y nos apetece algo fresquito. Su sabor recuerda al arroz con leche ya que la leche se infusiona de la misma forma con canela, limón y azúcar para obtener ese sabor tan característico.

Lo realmente curioso es que su nombre se debe precisamente a que la preparación incluye un merengue que se mezcla con la leche para dar lugar a una textura esponjosa y muy característica. Hay mucha gente (entre quienes me incluyo) que para nada asociaba que su nombre se refiriera al merengue, ya que estamos acostumbrados a ver en los supermercado los bricks de leche merengada que obviamente no llevan el merengue ni tienen textura más que de leche líquida con sabor a canela y limón. Pero tan solo basta con probar una sola vez este rico postre en su forma más auténtica para sorprendernos y disfrutarlo.

Si te gusta esta receta, seguro que te va a encantar nuestra sección de recetas de verano, en la que vas a encontrar recetas tan fresquitas como la horchata de chufa valenciana casera, o este smoothie de zanahoria, naranja y jengibre.

Y si buscas postres ideales para el verano, atrévete con la famosa tarta de la abuela de chocolate, galletas y natillas que no necesita horno, o el sencillo queso fresco con miel y nueces.

 

Ingredientes para preparar leche merengada casera (4 personas):

  • 400 ml de leche entera.
  • 1 rama de canela.
  • La piel de 1 limón (cuanta menos parte blanca lleve, mejor).
  • 30 gr de azúcar.
  • Canela molida para decorar.
  • Para preparar el merengue:
    • 2 claras de huevo.
    • 20 gr de azúcar glas (unas 2 cucharadas soperas).
    • Una pizca de sal.

 

Preparación, cómo hacer leche merengada casera:

  1. Pon la leche en un cazo a fuego medio junto con la rama de canela, la piel del limón y el azúcar.
  2. En cuanto empiece a hervir, retira del fuego, tapa la olla y deja que se enfríe e infusione alrededor de 30 minutos. El objetivo de infusionar es que coja el máximo sabor posible de todo lo que le hemos añadido.

    Leche infusionada con canela y limon

    Infusionando la leche con canela y limón

  3. Cuando esté fría, cuélala e introdúcela en un recipiente tapado y déjala en el congelador si te gusta que el resultado quede granizado. Si no, puedes dejarla simplemente en la nevera. Si decides granizarla, cada dos horas remuévela con una cuchara, o si se ha congelado demasiado, tritúrala con la batidora de mano, y así hasta que la vayas a servir.

    Leche merengada granizada

    Así queda la leche merengada granizada

  4. Ahora toca preparar el merengue. Pon las claras en un bol con una pizquita de sal y bátelas un poquito con tu propia mano hasta que salga espuma.

    Claras de huevo para merengue

    Batimos manualmente un poco las claras de huevo hasta que salga espuma

  5. Ahora bátelas con una batidora eléctrica y, cuando estén duras, incorpora el azúcar glas y sigue batiendo hasta obtener un merengue firme, tanto que si le das la vuelta al bol no caiga.

    Merengue para la leche merengada

    Ya tenemos el merengue bien duro y listo

  6. Ve incorporando la leche merengada al merengue poco a poco, y mézclala con movimientos suaves y envolventes con una lengua o espátula de cocina, hasta que todo quede bien mezclado y esponjoso.

    Leche merengada

    Ya tenemos mezclada la leche merengada

 

Tiempo: 20 minutos más reposo en congelador o nevera

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Si quieres prepararla con antelación, simplemente infusiona la leche y prepara el merengue, guárdalos en la nevera o congelador, y mézclalos en el último momento.

Debes servirla en el momento en el que hayas mezclado la leche con el merengue, y puede estar bien fría o incluso granizada como te hemos explicado. Espolvorea canela por encima, y puedes acompañarla con barquillos, está de… ¡escándalo!

Receta de leche merengada casera (granizada o no)

Leche merengada casera

 

Variantes de la receta de leche merengada casera:

Esta receta es todo un clásico y apenas admite variaciones, aunque dentro de lo más típico también está aceptado potenciar su sabor con un poco de vainilla o corteza de naranja. Y si quieres aligerarla un poco, reduce las cantidades de azúcar y prepárala con leche semidesnatada.

 

Consejos:

Si quieres prepararla y consumirla prácticamente en el momento, mézclala con 200 ml menos de leche y una vez hecha añádele 200 gr de cubitos de hielo, de esa forma podrás servirla nada más hacerla y conforme se vayan deshaciendo los hielos irá estando más fría.

 

Video receta de la leche merengada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banner popup bundle gastronomia

¿Aceptas las cookies? Leer política de cookies.

Aceptar