Lasaña de atún y verduras con bechamel casera

NataCocina, Pasta, Pescados y mariscos, Recetas FácilesDejar un comentario

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Lasaña de atún y verduras con bechamel casera

Ay la pasta, ¡nos encanta! Por su sabor, por las combinaciones que admite (¡que son infinitas!), por lo sencilla que es de preparar… no necesitamos muchas más razones para preparar pasta al menos una o dos veces por semana, y nos gusta hacerla cada vez de una forma distinta, alternando recetas con carne, pescado o mariscos, verduras, setas o quesos, y siempre acompañadas por salsas caseras, ¡qué delicia!

Esta lasaña de atún y verduras con bechamel casera me encanta porque incluye todos los elementos que yo le pondría a un buen plato de pasta: salsa de tomate, un buen sofrito de verduras, salsa bechamel casera, y un ingrediente estrella que en este caso es el atún. Además el toque gratinado en el horno es de auténtico… ¡escándalo!

El poder añadir una bechamel que mantenga esa capa cremosa sobre la que se gratina queso es un auténtico placer para el paladar. Y si necesitas darle una presentación de lo más elegante y tradicional, móntala directamente en cazuelas de barro individuales y rodéalas de salsa de tomate, bechamel y orégano.

Si te gustan las lasañas, en el blog tenemos otras dos propuestas que son auténticos clásicos: la lasaña de espinacas, la lasaña de carne a la boloñesa y la lasaña de verduras. Y por similitud, que no falten unos canelones de carne picada y pasta fresca con bechamel.

Además, seguro que te encantan el resto de recetas de  pasta que hemos publicado, como la clásica pasta con salsa boloñesa casera, o nuestros especiales espaguetis de escándalo con bechamel de mostaza y queso. Si te gusta el queso, disfruta con estos macarrones con salsa roquefort sin nata, y si te animas a elaborar una buena salsa casera, prepara nuestra pasta tagliatelle con salsa pesto.

 

Ingredientes para hacer la receta de lasaña de atún y verduras con bechamel casera (4 personas):

  • 18 placas de lasaña (si son precocidas, solo tendrás que ponerlas en remojo).
  • 3 latas de atún en conserva (unos 150 gr peso escurrido).
  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • 1 pimiento rojo.
  • 200 gr de salsa de tomate.
  • 2 cucharadas de olivas negras, mejor si son de tipo picadas con hueso.
  • Unas hojas de albahaca fresca.
  • Queso para rallar, tipo emmental o mozzarella.
  • Aceite y sal.
  • Para la salsa bechamel:
    • 1/2 litro de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos de leche).
    • 2 cucharadas de harina.
    • 3 cucharadas de mantequilla.
    • Sal.
    • Especias al gusto (nuez moscada, pimienta, orégano…).

 

Preparación, cómo preparar lasaña de atún y verduras con bechamel casera:

  1. Vamos a preparar la bechamel, y para ello seguimos esta receta que explica cómo hacer bechamel casera y que aquí está resumida (para mayor detalle visita el enlace):
    1. En un cazo a fuego suave, añade las dos cucharadas de mantequilla, y cuando la mantequilla se deshaga y se quede líquida, incorpora las cucharadas de harina y revuélvelo todo muy bien, para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina.
    2. A continuación, añade un poco de leche (medio vaso) y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas o una cuchara, para que no se te pegue en el fondo. Añade sal al gusto, y también especias, por ejemplo pimienta negra molida y orégano.
    3. Cuando la salsa esté cremosa y con la textura adecuada, apártala del fuego y resérvala. Si en el momento de añadirla a la lasaña está un poco espesa, añade un chorrito de leche y remueve bien.
      Salsa bechamel

      Receta de salsa bechamel

  2. Si tus placas de lasaña son precocinadas, ponlas a remojo sumergiéndolas en un recipiente con agua, normalmente durante 10-15 minutos (te lo indicará el paquete). Remuévelas cada poco tiempo para evitar que se peguen. Si no son precocinadas, sigue las instrucciones del paquete para cocerlas.
  3. Pela la cebolla, pela también las zanahorias  con un buen pelador y córtales sus extremos, y lava el pimiento rojo y quítale el pedúnculo y las semillas internas.
  4. Pica las verduras muy finitas. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.
    Pimiento rojo chop chop

    Así entra el pimiento rojo en la Chop Chop…

    Pimiento rojo picado con chop chop

    … y así sale

  5. En una sartén a fuego medio con un poco de aceite y sal, sofríe las verduras durante unos 10-15 minutos hasta que estén blanditas y sin dejar que se quemen.
  6. Mientras pica las hojas de albahaca, y deshuesa las olivas y pícalas también.
  7. Escurre las latas de atún, desmiga el atún con un tenedor y añádelo también a la sartén.
    Sofrito de verduras y atun para la lasaña

    Preparamos el sofrito de verduras y atún

  8. Incorpora la salsa de tomate a la sartén y revuélvelo todo junto.
  9. Añade la albahaca y las olivas y revuélvelo todo de nuevo. Ya tenemos listo el relleno.
    Sofrito para la lasana

    Terminamos de preparar el sofrito para la lasaña

  10. Precalienta el horno a 200ºC.
  11. Comienza a montar la lasaña: en una bandeja de horno coloca 6 láminas de pasta, a continuación la mitad del sofrito y una tercera parte de la bechamel.
  12. Vuelve a extender otra capa de 6 láminas de pasta, cúbrelas de nuevo con la otra mitad del sofrito y otra tercera parte de la bechamel bechamel.
  13. Por último vuelve a cubrir con 6 láminas de pasta, vierte toda la bechamel restante por encima, y espolvorea el queso.
    Como montar lasana de atun y verduras

    Montamos las capas de la lasaña de atún y verduras

  14. Hornea la lasaña durante 15-20 minutos a 180ºC. Nosotros la hemos puesto a una altura media en nuestro horno Brandt. Cuando veas que el queso se ha dorado ligeramente es que está lista.
    Lasana de verduras y atun gratinada al horno

    Así luce nuestra lasaña antes de sacarla del horno Brandt

  15. Sácala del horno y déjala reposar 5 minutos antes de servirla y cortarla. A mi me encanta que el queso llegue casi a quemarse en la superficie, quedando bien doradito, aunque la puedes dejar a tu gusto.

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Tras esperar el pequeño reposo de 5 minutos, ¡a disfrutar! Divide la lasaña en porciones y sirve cada una en los platos de los comensales. Y siempre llevad mucho cuidado con cualquier lasaña, mantiene el calor fenomenal y os podéis quemar con los primeros bocados si no esperáis un poquito.

Las lasañas son geniales para prepararlas con antelación, ya que están incluso más sabrosas de un día para otro. Puedes montarla entera y reservarla en la nevera, y justo antes de servirla la horneas. También puedes hornearla con antelación y, antes de servir, darle de nuevo un golpe de calor, con 5 minutos a 200ºC será suficiente. Verás que está de… ¡escándalo!

Receta de lasana de atun y verduras con bechamel casera

Lasaña de atún y verduras con bechamel casera

 

Variantes de la receta de lasaña de atún y verduras con bechamel casera:

Otra forma de servirla es montarla en cazuelas redondas individuales, la presentación es genial y se presta a ser rodeada de más salsa de tomate y bechamel. Y para servir raciones individuales más pequeñas, por ejemplo para los niños o cuando es un primer o segundo plato, puedes utilizar placas para canelones.

Quien dice atún dice bonito, sardinas u otros pescados en conserva. Y también le van genial unas anchoas picadas e incluso tápenas, y por supuesto las hierbas y especias que prefieras. Además puedes incorporar un par de huevos duros picados, le dan un toque muy bueno 😉

 

Consejos:

Si rallas el queso en el momento de utilizarlo, tendrá mucho más sabor y además el taco de queso servirá para otros platos ya que lo podrás guardar durante muchos días e incluso semanas, cosa que no sucede con el queso ya rallado.

Las placas de lasaña precocidas son muy cómodas de utilizar, y no le encuentro apenas diferencia a las tradicionales. Eso sí, si te animas a hacer tus propias placas de pasta fresca, el resultado quedará mucho más espectacular y podrás terminarlas con el grosor y dimensiones que prefieras.


Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *