Judías verdes con tomate y jamón, un plato tradicional muy sencillo y rico

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 3 votos, 4,67/5 ¡Valórala!
445 min
Judias verdes con tomate y jamon, un plato tradicional muy sencillo y rico

Disfruto mucho cocinando y por supuesto comiendo verduras, sobre todo cuando están en temporada. Es el mejor momento para consumirlas porque las encontramos con su mejor sabor y textura y también suelen tener un precio más económico. Además eso hace que con muy poquito cocinado estén riquísimas, como sucede con esta receta.

Estas judías verdes con tomate y jamón son un plato tradicional muy sencillo y rico, repleto de ingredientes frescos y naturales y con el toque del jamón que tan bien le sienta a este tipo de platos. Las judías verdes quedan tiernas y aportan su característico sabor suave al plato.

La clave está en el sofrito de ajos y cebolla y también en la salsa de tomate, que si quieres prepararla en casa te animo a seguir nuestra receta de salsa de tomate casera, queda espectacularmente rica. Además para mí es fundamental acompañarlas con unas rodajas de pan, y por supuesto puedes servirlo tanto como plato único, como en tapas, está de escándalo!

Si te gusta esta receta, pásate por nuestra sección de verduras donde encontrarás una receta muy similar, las alcachofas con jamón y cebolla, y con esa misma idea también elaboro estas ricas habas con jamón y huevo poché o los guisantes con jamón, fáciles y saludables.

Siguiendo con recetas de verduras en las que esté presente el jamón, también tenemos estas verduras a la plancha salteadas con crujiente de jamón, el cardo a la Navarra tradicional con jamón y cebolla y la tradicional menestra de verduras con jamón, fácil y saludable. También lo encontramos en esta fantástica tarta salada de hojaldre con alcachofas, jamón serrano y queso cheddar, en los champiñones rellenos al horno con jamón y queso y de acompañamiento en cremas como el salmorejo cordobés, la sopa de melón con jamón o la crema de puerros.

 

Ingredientes para la receta de judías verdes con tomate y jamón, un plato tradicional muy sencillo y rico (4 raciones):

  • 1 kg judías verdes planas o redondas. Yo suelo preparar este plato con planas pero con redondas también queda genial.
  • 250 gr de tacos de jamón serrano.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 400 gr de tomate frito o salsa de tomate. Si quieres prepararlo casero sigue nuestra receta de salsa de tomate casera.
  • Aceite de oliva y sal.
  • Un poco de pan para acompañar 😉

 

Preparación, cómo hacer la receta de judías verdes con tomate y jamón, un plato tradicional muy sencillo y rico:

  1. Córtale las puntas a las judías verdes y lávalas bajo un chorro de agua fría. Trocéalas en trozos de 3 cm de largo.
  2. Pon una olla con abundante agua a fuego alto. Cuando esté hirviendo échale un poco de sal e incorpora las judías verdes y, cuando vuelvan a hervir, empieza a contar unos 15 minutos de cocción. Baja un poco el fuego para que esté suave pero que siga borboteando y cuando se cumpla el tiempo puedes sacar un trocito y probarlo (con cuidado de no quemarte), si ya no está dura ni crujiente las tendrás listas, y si no es así cocínalas unos minutos más.

    Judias verdes cocidas

    Cocemos las judías verdes en agua hirviendo

  3. Pásalas a un escurridor en el fregadero para que suelten todo el agua.
  4. Mientras podemos ir preparando el sofrito. Para ello pela la cebolla y los dientes de ajo y pícalos finitos.
  5. En una sartén amplia echa un poco de aceite de oliva y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente añade los ajos y la cebolla  y cocínalos hasta que la cebolla esté tierna y empiece a dorarse, tardará algo menos de 10 minutos.
  6. Añade los tacos de jamón y saltéalo todo junto un par de minutos.

    Sofrito para judias verdes

    Cocinamos el sofrito de ajos y cebolla con el jamón

  7. Echa también las judías verdes y saltéalas durante otro par de minutos.
  8. Por último echa la salsa de tomate, mezcla bien y cocina a fuego medio-suave durante 5 minutos.

    Judias verdes con tomate

    Mezclamos las judías verdes con la salsa de tomate

  9. Pruébalo por si tienes que rectificarlo de sal, aunque como lleva jamón serrano seguramente no necesite más.
    Judias con tomate y jamon caseras

    Terminamos de cocinar todos los ingredientes juntos

    Como hacer judias verdes con tomate y jamon, un plato tradicional muy sencillo y rico

    Así de apetecibles quedan las judías con tomate y jamón

 

Tiempo: 45 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Recién hechas y calientes están buenísimas pero es un plato que se puede tomar perfectamente templado o incluso frío, sobre todo en época de calor. Es una receta que puedes dejar lista con antelación, ya sea de unas horas o del día siguiente, y a la hora de servirla, si la quieres tomar caliente, tan solo tienes que recalentarla durante unos minutos en una sartén o incluso en el microondas.

Las judías cocinadas así quedan muy tiernas y jugosas y el acompañamiento con la salsa de tomate, el jamón y el sofrito de ajo y cebolla le sienta fenomenal. Si te gusta, acompaña con unas buenas rebanadas de pan y disfruta de este sencillo platazo de auténtico… ¡escándalo!

Receta de judias verdes con tomate y jamon, un plato tradicional muy sencillo y rico

Judías verdes con tomate y jamón, un plato tradicional muy sencillo y rico

 

Variantes de la receta de judías verdes con tomate y jamón, un plato tradicional muy sencillo y rico:

Si prescindes del jamón estarás preparando una receta vegetariana repleta de sabor. Yo alguna vez la he preparado sin jamón y en ese caso me gusta añadir un toque de pimentón, dulce o picante, que le sienta fenomenal y potencia los sabores de las verduras.

También podrías prescindir del tomate y así tener las famosas judías verdes con jamón. Y ya para terminar de variar puedes coger la idea de esta receta y prepararla con otras verduras, por ejemplo con alcachofas, calabacín (en ese caso no haría falta cocerlo, solo saltearlo), coliflor, brócoli…

 

Consejos:

Compra unas judías que estén en buen estado, con la piel jugosa y tersa, que no estén excesivamente secas. Eso hará que estén más ricas y también que necesiten menos tiempo de cocinado para quedar tiernas.
El jamón serrano no hace falta que sea de gran calidad ya que sería una lástima desperdiciar un buen jamón echándolo a la sartén. Además es mejor que el jamón esté lo más tierno posible, porque si está demasiado curado podría pasar de sal el plato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *