Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Hummus de garbanzos y remolacha casero

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Hummus de garbanzos y remolacha casero

Me gusta mucho aprender recetas de cocina de otros países porque es una f0rma muy enriquecedora de conocer tradiciones, costumbres y sobre todo alimentos y técnicas culinarias propias de esas culturas. Cuando se trata de recetas de Oriente Medio, las especias y las legumbres no pueden faltar.

Este hummus de garbanzos y remolacha casero es una versión del hummus clásico (aquí tienes nuestra receta de hummus o crema de puré de garbanzos), y con ese puntito de dulzor que aporta la remolacha. Es básicamente un puré de garbanzos cocidos aliñados con zumo de lima tahini (también conocido como tahina), que es una pasta de semillas de sésamo.

A la hora de tomarlo, a nosotros nos encanta con palitos de verduras crudas como las zanahorias o el pepino, y todo bien fresquito, aunque lo realmente típico es acompañarlo con el clásico pan de pita. Eso si, en esta ocasión hemos optado por una versión exprés que consiste en dorar en una sartén a fuego medio tortillas de maíz hasta que estén crujientes, y después las hemos cortado en triángulos que son muy cómodos para mojar el hummus.

En la famosa receta de baba ganoush (crema de berenjenas) también se utiliza tahini, y junto con el hummus, son dos de los aperitivos árabes más conocidos y preparados internacionalmente. Si quieres completar tu menú, no olvides servir de entrante unos riquísimos falafel al horno con salsa de yogur casera. De plato principal te recomendamos un delicioso cous cous, y por supuesto un postre a la altura, lleno de frutos secos y miel, como este baklava.

 

Ingredientes para hacer la receta de hummus de garbanzos y remolacha casero:

  • 400 gr de garbanzos cocidos.
  • 150 gr de remolacha cocida (puedes cocerla en casa o comprarla ya cocida).
  • 3 cucharadas de tahini (puedes comprarla ya preparada o elaborarla casera, la receta de tahini es muy muy fácil!).
  • Zumo de media lima.
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo.
  • 1 diente de ajo.
  • 4 hojas de hierbabuena frescas (opcional, aunque le da un puntito refrescante muy bueno).
  • Aceite de oliva y sal.

 

Preparación, cómo hacer hummus de garbanzos y remolacha casero:

  1. Si vas a elaborar tahini casero, simplemente sigue nuestra receta detallada de tahini, que se resume en tostar las semillas de sésamo (2 cucharadas) en una sartén durante apenas 5 minutos hasta que se doren, y después triturarlas (por ejemplo con un mortero). Añade 3 cucharadas de agua, remueve bien y… listo!

    Receta de salsa tahini o tahina casera

    Cómo preparar salsa tahini o tahina casera

  2. Puedes utilizar remolacha cruda o cocida:
    1. Remolacha cruda: deberás poner agua a hervir a una olla, introduce las remolachas con las hojas cortadas (pero dejando unos centímetros de tallos) y deja que se cocinen durante unos 40 minutos. Este tiempo dependerá de cómo sean de grandes, así que sabrás que estarán listas cuando puedas pincharlas con un cuchillo y no haya resistencia. Escúrrelas, deja que se enfríen y pélalas.
      Remolacha cocida

      Cociendo la remolacha

      Remolacha cocida casera

      Ya tenemos la remolacha que necesitamos cocida y pelada

    2. Remolacha cocida: no tienes que hacer ningún paso extra.
  3. Lava los garbanzos poniéndolos en un escurridor bajo un chorro de agua, y a continuación deja que se escurran bien.
  4. Pela el diente de ajo y córtalo en pequeños trocitos.
  5. Corta las remolachas por la mitad.
  6. Pon los garbanzos en el recipiente donde vayas a triturarlos (puede ser un robot, una batidora de vaso o una batidora de mano).

    Garbanzos para hummus de remolacha

    Ya tenemos los garbanzos escurridos y en el robot

  7. Añade el resto de ingredientes: un poco de sal (después podrás probarlo y rectificar, así que no te pases), el ajo, el comino, el zumo de lima, la hierbabuena y por supuesto el tahini.

    Ingredientes para el hummus de garbanzos y remolacha

    Todos los ingredientes para el hummus, listos para ser triturados

  8. Tritúralo todo hasta que quede una pasta homogénea y espesa.

    Hummus de remolacha

    Hummus de remolacha recién hecho, ¡menudo color!

 

Tiempo: 10 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Te recomendamos dejarlo reposar en la nevera al menos un par de horas para tomarlo fresquito y con los sabores más asentados, aunque esto ya va en gustos. Coloca el hummus de remolacha en un bol y échale un chorrito de aceite de oliva por encima, también puedes adornarlo con una ramita de hierbabuena.

Ponlo en el centro de la mesa acompañado de algún elemento que se pueda mojar: tostadas, palitos de verduras crujientes (por ejemplo zanahoria), o mejor aún: pan de pita casero cortado en triángulos. Nosotros esta vez recurrimos a una opción exprés que consiste en dorar tortillas de maíz en una sartén y después cortarlas en triángulos, de… ¡escándalo!

Receta de hummus de garbanzos y remolacha casero

Hummus de garbanzos y remolacha casero

Receta de hummus de remolacha casero

Hummus de remolacha casero

 

Variantes de la receta de hummus de garbanzos y remolacha casero:

Puedes modificar las especias y hierbas, por ejemplo añadir también pimentón a la mezcla de hummus o espolvorearlo por encima, e incluso triturar con la mezcla un poco de perejil o cilantro.

También puedes cocer los garbanzos. Para ellos, déjalos a remojo en agua (mejor si es templada) y con un poquito de sal al menos 12 horas. Después, lávalos e introdúcelos en una olla en la que hayas calentado agua y esté ya hirviendo, junto con una hoja de laurel. Pon la temperatura a fuego medio-bajo, y deja que se cocinen hasta que estén tiernos (será entre una y dos horas).

 

Consejos:

Prueba el hummus cuando lo hayas triturado, ya que aún estarás a tiempo de rectificarlo de sal o zumo de lima. Si utilizas remolacha ya cocida, por lo general te quedará más dulzón que si las cueces tú mism@, es cuestión de gustos.

Si te sobra, guárdalo en un recipiente cerrado en la nevera, te aguantará perfectamente 3-4 días, aunque el sabor de las especias se va diluyendo con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

¡Nuestro primer libro electrónico!

99 recetas por sólo 9,90€

¿Aceptas las cookies?Aceptar