Huevos benedict o huevos benedictinos, ¡te van a quedar perfectos!

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 4 votos, 4,00/5 ¡Valórala!
230 min
Huevos benedict o huevos benedictinos, te van a quedar perfectos

Cuando me imagino un desayuno completo de fin de semana siempre pienso en algún plato que lleve huevos, cocinados de la forma que sea porque siempre quedan riquísimos. Cocidos, fritos, en tortilla y por supuesto pochados o escalfados, y precisamente estos últimos son los protagonistas de este súper desayuno.

Con esta receta de huevos benedict o huevos benedictinos ¡te van a quedar perfectos! Aprende a preparar unos huevos poché ideales con su clara cuajada y la yema totalmente líquida, y además sabrás cómo elaborar de forma sencilla en casa la famosa salsa holandesa que siempre lleva este plato como colofón, quedando cremosa y súper apetecible.

Se trata de un plato fantástico para un desayuno especial o brunch completo y energético y se sirven sobre un panecillo o tostada con jamón asado, lacón ahumado o bacon, sin duda alguna una combinación de auténtico… ¡escándalo! Con nuestros trucos y consejos conseguirás dominar la técnica de cocinar los huevos pochados y también le perderás el miedo a elaborar la salsa holandesa en casa.

Si te pasa como a mi que te encanta el momento desayuno te animo a darte una vuelta por nuestro recopilatorio de los mejores desayunos y brunch para preparar en casa, muy ricos y fáciles, seguro que te da muchas ideas. Sin irnos de los desayunos salados encontrarás los clásicos huevos revueltos con bacon (que también puedes regar con la salsa holandesa), estos crepes salados con salmón, queso y rúcula o el sándwich «Ses Illetes» de salmón, aguacate y huevo que puedes transformar en una rica tostada incluyendo los mismos ingredientes que lleva.

Y si te interesa dominar las técnicas de cocina relacionadas con huevos, además de aprender a elaborar huevos escalfados o huevos poché para esta receta saber cómo hacer un huevo pasado por agua, con tiempos y trucos, aprender a hacer un huevo frito perfecto, cómo hacer una tortilla francesa perfecta o cómo cocer huevos y el tiempo de cocción de un huevo duro perfecto.

 

Ingredientes para hacer la receta de huevos benedict o huevos benedictinos, ¡te van a quedar perfectos! (2 personas):

  • 2 huevos.
  • 1 cucharada sopera de vinagre.
  • 1 mollete o 2 rebanadas de pan de molde. Si te animas a hacerlo casero te recomiendo nuestra receta de pan de molde casero o este otro  pan de molde integral con semillas y frutos secos.
  • 2 lonchas de jamón asado, lacón ahumado o 4 de bacon.
  • Un poco de cebollino y pimienta negra molida para decorar y lechugas para acompañar (en este caso canónigos).
  • Para la salsa holandesa casera:
    • 1 yema de huevo.
    • 50 gr de mantequilla sin sal.
    • 1 cucharadita de postre de agua.
    • 1/2 cucharadita de postre de zumo de limón o de lima.
    • Sal.

 

Preparación, cómo preparar huevos benedict o huevos benedictinos, ¡te van a quedar perfectos!:

  1. Empezamos preparando los huevos, siempre se elaboran escalfados o poché y queda la clara cuajada y la yema líquida:
    1. Es imprescindible que el huevo sea fresco (con la fecha de puesta lo más reciente posible) y que esté a temperatura ambiente (si los tienes en la nevera, sácalos con una hora de antelación).
    2. Pon en un cazo agua hasta la mitad, échale la cucharada sopera de vinagre y el fuego a media temperatura. Buscamos que el agua esté bastante caliente pero no llegue a hervir. Si tienes termómetro, a 80ºC, y si no, el agua estará lista cuando empiece a humear pero que no borbotee nada ni haya burbujas. Si eso pasa, baja el fuego.
    3. Casca el huevo en un bol.
    4. Con una cuchara crea un remolino en el centro del cazo dándole vueltas al agua y vierte el huevo en el centro del remolino.

      Huevos escalfado o pochado

      Empezamos a escalfar el huevo

    5. Cocínalo 3 o 4 minutos, según si quieres la clara más o menos cuajada. Procura que el agua no hierva y cuando lleve 3 minutos sácalo con una espumadera y comprueba si ya está como quieres. La yema debería notarse líquida en el interior y la clara a tu gusto. Personalmente me gusta que esté completamente cuajada así que suelo darle 4 minutos e incluso un poco más, pero si no te importa que tenga partes aún sin cuajar puedes sacar el huevo antes.
    6. Si pones el fuego demasiado bajo es posible que tarde más tiempo, pero lo importante es que te hagas con la técnica y poco a poco aprendas a dejarlos a tu gusto con el nivel de temperatura y tiempo ideales.

      Como hacer huevo poche o escalfado

      Cuando tiene este aspecto es el momento de sacarlo del agua

    7. Saca el huevo con una espumadera y déjalo encima de un plato mientras preparas el resto de ingredientes y sigues con el otro huevo.

      Huevos poche o pochados o escalfados

      Ya tenemos listos los huevos poché

  2. Si vas a utilizar un mollete pártelo por la mitad, y tuesta el pan, sea el que sea. Pon cada uno en un plato.
  3. En una sartén dora un poco el jamón asado o el lacón con un poco de aceite, y sin nada de aceite si se trata de bacon.

    Lacon ahumado a la plancha

    Yo he utilizado lacón ahumado

  4. Colocal el jamón, lacón o bacon sobre los panes y encima el huevo.
  5. Ahora vamos con la salsa holandesa, que siempre será el paso final:
    1. El primer caso es clarificar la mantequilla. Para ello ponla en un cazo a fuego suave hasta que se vuelva líquida, y durante el proceso no la remuevas ni tampoco esperes a que hierva y burbujee. Esto mismo también puedes hacerlo en el microondas, vigilando cada pocos segundos para comprobar si ya está líquida.
    2. Déjala reposar unos 5 minutos.

      Mantequilla derretida

      Ya tenemos la mantequilla derretida

    3. En una jarrita pon un colador y echa sobre él la mantequilla poco a poco para que se quede tanto en el colador como en el fondo de la jarra original la parte blanquecina de la mantequilla que es el suero.

      Mantequilla clarificada

      Así conseguimos mantequilla clarificada

    4. Ahora ya podemos preparar la salsa holandesa. Para mi un truco muy bueno es utilizar una batidora de mano para montarla (puedes ver cómo lo hago en la receta de la salsa holandesa casera) pero en este caso al ser tan poca cantidad es mejor utilizar unas varillas eléctricas.
    5. Casca el huevo, separa la yema de la clara y echa la yema en un bol y coloca este bol sobre otro con agua caliente o sobre un cazo a fuego suave con agua caliente pero no hirviendo y que el fondo del bol no toque el agua.
    6. Bate la yema junto con el agua, la sal y el zumo de limón hasta que se haya montado un poco y ve añadiendo la mantequilla poco a poco hasta tenerla lista. Hasta el momento de servirla mantén ese sistema del bol sobre otro bol o cazo con agua caliente. Un truco por si se te ha solidificado un poco es añadirle media cucharadita de postre de agua caliente y batir de nuevo, y si es necesario añade más agua hasta conseguir que quede cremosa de nuevo.
  6. Vierte la salsa holandesa por encima de los huevos y termina decorando con un poco de cebollino picado y un toque de pimienta negra molida, y acompaña con unos canónigos o las lechugas que prefieras.

    Como hacer huevos benedict o huevos benedictinos, te van a quedar perfectos

    Así de ricos quedan los huevos benedict hechos en casa

 

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Lo ideal es que llegue todo calentito o al menos templado a la mesa, y para conseguirlo en cuanto los prepares varias veces sabrás ir más rápido y hacer varias cosas a la vez (mientras tuestas el pan y están cocinándose los huevos y el jamón empiezas a elaborar la salsa holandesa), o ya que se trata de una receta muy apropiada para un desayuno relajado o brunch y para compartir, búscate pinche de cocina 😉

El pan crujiente siempre es una delicia, el jamón o lacón o bacon aportan un rico toque salado, los huevos quedan increíbles con su yema líquida y la salsa holandesa tiene una cremosidad irresistible, sin duda es un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de huevos benedict o huevos benedictinos, te van a quedar perfectos

Huevos benedict o huevos benedictinos, ¡te van a quedar perfectos!

El momento más importante llega cuando por fin cortas el huevo para que salga la yema y se mezcle con la salsa holandesa y vaya inundando el pan y el plato, ¿a que se te hace la boca agua solo de pensarlo?

Huevos benedict con salsa holandesa y huevo poche

Irresistible la fusión de la yema del huevo poché y la salsa holandesa

 

Variantes de la receta de huevos benedict o huevos benedictinos perfectos:

Esta receta acepta infinidad de combinaciones, así que por empezar por algo hablemos del pan. Lo más típico es servirlo sobre muffins ingleses, que es como una especie de panes individuales y redondos que se cocinan en sartén, pero con un mollete consigues un efecto similar y si utilizas pan de molde o rebanadas de cualquier otro tipo de pan también te van a quedar geniales.

Una combinación que a mi me encanta es extender sobre la tostada un poco de aguacate maduro, por encima una loncha de salmón ahumado y ya rematar con el huevo poché y la salsa holandesa. Como colofón, en vez de cebollino le suelo poner un poquito de eneldo (fresco a ser posible y si no seco) que casa genial con el salmón, ¡irresistible!

 

Consejos:

Llévate esta idea a tu terreno y cámbiala un poco, por ejemplo si te gustan más los huevos duros pues utiliza uno y reparte por encima la salsa holandesa, y si te da pereza preparar la salsa o simplemente quieres aligerar el plato, prescinde de ella ya que la propia yema del huevo hace de salsa y sobre una tostada queda fenomenal.

Si no te han quedado bien los huevos poché lo más probable es que el agua estuviese hirviendo y, sobre todo, que los huevos no fueran frescos, así que te recomiendo no preparar esta receta si no cuentas con huevos frescos. Y en cuanto al punto de cocción, si los cocinas más tiempo del debido la yema empezará a cuajarse y de hecho hay gente que la prefiere así. Lo más importante es que los vigiles hasta que les cojas el punto y los saques del agua cuando estén a tu gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *