Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Huevos benedict con salsa holandesa y bacon

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Huevos benedict con salsa holandesa y bacon

Cuando me imagino un desayuno completo de fin de semana, siempre pienso en algún plato con huevos y bacon, y un buen zumo natural recién exprimido. A partir de ahí, ya es echarle imaginación y decidir cómo preparar esos huevos, cuanto de crujiente debe estar el bacon, pensar si queremos algún tipo de pan o bollería para acompañarlo todo, incluso si utilizaremos alguna mermelada, miel o salsa para untar.

Estos huevos benedict con salsa holandesa y bacon son, por tanto, mi sueño del fin de semana, ese desayuno-brunch súper completo y energético que te puedes permitir los días con menos prisa. Además me gusta servirlos sobre tostadas y con algún tipo de lechuga, hojas o brotes, por eso en esta ocasión he utilizado espinacas.

Y por supuesto, un zumito de naranja recién exprimido y un buen bacon fino, recalcando lo de “buen”, ya que me parece fundamental conseguir que quede ligeramente dorado sin perder jugosidad (prefiero que el bacon no esté demasiado hecho), y uno de los bacon que más me gusta es el de Campofrío, ya que en pocos segundos consigo este efecto porque está cortado súper finito, y así puedo terminar de preparar el resto del desayuno rápidamente para que no se me enfríe nada.

Ingredientes para hacer la receta de huevos benedict con salsa holandesa y bacon (2 personas):

  • Huevos, 1 o 2 por persona.
  • 2 lonchas de bacon.
  • Espinacas frescas, o lechugas o brotes frescos a tu gusto.
  • 2 rebanadas de pan de molde. Te recomendamos que lo prepares casero con nuestra receta de pan de molde integral con semillas y frutos secos.
  • Para la salsa holandesa:
    • 1 yema de huevo.
    • 50 gr de mantequilla sin sal.
    • 1 cucharada sopera de agua.
    • 1/2 cucharada de postre de zumo de limón o de lima.
    • Sal.

 

Preparación, cómo preparar huevos benedict con salsa holandesa y bacon:

  1. Para preparar los huevos, que son escalfados o pochados, hay diferentes opciones:
    1. Escalfados con papel film en agua:
      1. En un bol pequeño (como el que puedes ver en la fotografía inferior), extiende papel film y engrásalo con un poquito de aceite de oliva en el centro.
      2. Casca el huevo con cuidado de que no se rompa la yema, y deposítalo encima del papel film.

        Huevo poche o escalfado

        Huevo poche o escalfado con papel film

      3. Coge el papel film de las puntas y ve uniéndolas para que formen un saquito, e intenta quitar el aire de su interior para que solo quede el huevo. Dale algunas vueltas y átalo con hilo (preferiblemente hilo grueso o de cocina).
      4. En un cazo, pon agua abundante y llévala al punto de ebullición. Cuando esté hirviendo, introduce los saquitos con los huevos y cuécelos durante 4 minutos.

        Huevos escalfados o poche

        Cocinando los huevos escalfados o poché

      5. Sácalos del cazo e introdúcelos en un bol con agua muy fría (incluso con cubitos) para que no siga cociéndose y se mantenga la yema con el punto que la queremos, que es líquida.
      6. Pasados unos minutos, abre el film con cuidado y sepáralo del huevo, que deberá estar completamente cuajado en su exterior. Échale una pizca de sal.
    2. En el microondas: yo he utilizado un pequeño molde que tengo para preparar huevos en el microondas. Lo único que hay que hacer es pintarlo con un poquito de aceite, cascar el huevo y depositarlo en su interior con una pizca de sal, taparlo y, aproximadamente, darle unos 40-50 segundos en el microondas. Te recomiendo ir abriendo la puerta del microondas cada pocos segundos, sobre todo cuando vaya a cumplirse el tiempo, para asegurarte de que está a tu gusto. La idea es que la clara esté completamente cuajada, y la yema líquida. Este es el método que he usado yo esta vez.
      Molde para huevos pochados o escalfados

      Pintando con aceite el molde para preparar huevos pochados o escalfados en el microondas

      Huevos poche o escalfados en microondas

      Huevo poché o escalfado al microondas

  2. Ahora vamos con la salsa holandesa:
    1. Pon en un cazo la yema de huevo con el agua, el zumo de limón y la sal.
    2. Enciende el fuego al mínimo, y remuévelo todo bien con unas varillas. Si ves que se calienta demasiado la mezcla, y para evitar que la yema cuaje, ve apartando el cazo del fuego, sin dejar de remover.
    3. Ve introduciendo la mantequilla en pequeños tacos y sigue removiendo sin parar, favoreciendo que se derrita y que la mezcla quede homogénea.
    4. Puedes seguir calentando la salsa hasta que coja la consistencia que más te guste, y en ese momento apártala del fuego y reserva. A mi me gusta bastante espesa 🙂
  3. Ya solo nos queda dorar el bacon en una sartén a fuego fuerte, apenas unos segundos por cada lado hasta que esté un poco dorado (sin quemarlo, que no pierda jugosidad), y tostar las rebanadas de pan.

    Huevos benedict

    Todo listo para servir los huevos benedict y regarlos con la salsa holandesa

 

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: fácil

 

Sirve y degusta:

Coloca las tostadas de pan en los platos, y pon encima el bacon y unas hojas de espinacas. Encima pon los huevos y por último riega con la salsa holandesa, que deberá estar todavía templada.

Salsa holandesa y huevos benedict

Regando los huevos benedict con la salsa holandesa

Lo importante es que llegue todo lo más caliente y recién hecho a la mesa (para esta receta no te recomiendo preparar nada con antelación), y con un zumo de naranja recién exprimido y el plus del pan casero, tendrás un desayuno o brunch de auténtico… ¡escándalo!

Receta de huevos benedict con salsa holandesa y bacon

Huevos benedict con salsa holandesa y bacon

 

Variantes de la receta de huevos benedict con salsa holandesa y bacon:

En vez de espinacas puedes poner la lechuga o brotes que más te gusten, por ejemplo rúcula o canónigos le van genial. Y por supuesto espolvorear por encima tu especia favorita, ya sea pimienta negra recién mollida, curry, pimentón

La salsa holandesa es una receta clásica y tradicional y admite pocas variaciones, pero te recomiendo que pruebes a añadir zumo de lima en vez de limón, le da un frescor muy interesante. Y quien habla de lima se acuerda del aguacate, que también puedes utilizarlo para untar la tostada antes de colocar encima el resto de ingredientes 😉

Consejos:

El verdadero secreto de este plato está en el huevo. Cada cual puede elaborarlo con el punto que más te guste, aunque lo ideal es no cocerlo demasiado para que la yema esté líquida y así poder cortarlo encima del resto de ingredientes y que vaya fluyendo… ¡qué delicia!

Si te animas a escalfar los huevos de la forma más tradicional, directamente en el agua, deberás verterlo con mucho cuidado en agua que casi esté en ebullición, dejarlo 3-4 minutos y sacarlo también con mucho cuidado con ayuda de una espumadera. Es posible que algunos no te queden muy bonitos, pero riquísimos seguro que sí 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

Powered by WordPress Popup

¿Aceptas las cookies?Aceptar