Hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito

No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta mucho¡De Escándalo! 9 votos¡Valórala!
24 uds60 min
Escrito por
Hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito

Prepara estas hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito y típico de Semana Santa. Seguro que has escuchado alguna vez la expresión «miel sobre hojuelas» y viene a expresar cuando algo que ya es bueno de por sí se mejora, como sucede cuando le echamos miel por encima a las hojuelas en vez de azúcar blanco. La masa es muy sencilla de preparar y después solamente hay que cortarla y freírla, sin duda el proceso vale la pena para disfrutar de este dulce de forma casera.

Ingredientes para unas 24 unidades

  • 1 huevo M.
  • 70 g de aceite de girasol o de semillas.
  • 45 g de licor de anís dulce o vino blanco.
  • 300 g de harina de trigo.
  • Una pizca de sal.
  • Abundante aceite para freír. Yo prefiero utilizar aceite de girasol o de semillas ya que no aporta sabor.
  • Miel para decorar.

Cómo hacer hojuelas caseras con miel

  1. Casca el huevo y ponlo en un bol junto con el aceite de girasol y el anís y mezcla un poco con unas varillas manuales.

    Huevo anis hojuelas

    Mezclamos los ingredientes líquidos de la masa de las hojuelas

  2. Añade la harina junto con una pizca de sal y mezcla con una cuchara.

    Ingredientes masa hojuelas

    Mezclamos todos los ingredientes de la masa de las hojuelas

  3. Cuando la harina haya absorbido los líquidos empieza a amasar con tus manos dentro del propio bol y cuando la masa ya esté un poco más compacta y se despegue del bol pásala a una encimera espolvoreada con un poco de harina y amásala pero solo un poco, hasta que se vea con un aspecto homogéneo y con los ingredientes bien integrados, blanda pero no pegajosa.
  4. Dale forma de bola, envuélvela en papel film y déjala reposar en la nevera 30 minutos.

    Masa hojuelas

    Ya tenemos lista la masa de las hojuelas

  5. Sácala de la nevera, espolvorea un poco de harina sobre la encimera, colócala encima y con ayuda de un rodillo estírala hasta que quede muy fina. Si se te pega un poco el rodillo puedes echar más harina por encima.

    Masa hojuelas estirada rodillo

    Estiramos la masa de la hojuelas

  6. Corta la masa de las hojuelas en rectángulos o cuadrados e idealmente con un rodillo cortador que haga piquitos aunque si no tienes uno no pasa nada, puedes recortar con un cuchillo simplemente.

    Hojuelas caseras

    Recortamos las hojuelas

  7. En una sartén un poco honda echa abundante aceite, pon el fuego fuerte y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear), ya lo tienes listo para freír las hojuelas. Si tienes un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y empezar a freír cuando llegue a 170ºC, y si no siempre puedes echar un trozo de masa estirado (es posible que algo haya podido sobrarte de las porciones), si se quema rápidamente es que está muy fuerte el aceite y si burbujea poco es que le falta un poco de temperatura.
  8. Prepara un plato con papel de cocina encima para ir dejando encima las hojuelas cuando estén fritas.
  9. Ve friendo tandas de hojuelas, solamente 5 o 6 a la vez (según como sea de grande tu sartén). Procura que nunca estén unas encima de otras y tampoco freír demasiadas a la vez para que no baje la temperatura del aceite, que deberá mantenerse siempre por encima de 160ºC.
  10. Cuando estén doradas por abajo dales la vuelta, tardarán en total alrededor de 1 minuto. Sácalas con una espumadera cuando estén doradas por ambos lados pero sin llegar a quemarse y déjalas sobre el plato con papel que habíamos preparado.

    Hojuelas fritas caseras

    Vamos friendo las hojuelas

  11. Espera al menos 5 minutos a que se enfríen un poco las hojuelas y queden crujientes y ya puedes servirlas en un plato y decorarlas con un poco de miel. Si la miel está dura siempre puedes ponerla en un recipiente de cristal y darle unos segundos de microondas para que se vuelva más líquida.
  12. Si prefieres decorarlas con azúcar lo ideal es que apenas 1 minuto después de ponerlas sobre el plato con papel, aprovechando que están aún calientes, las pases por un plato con azúcar blanco.

    Como hacer hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito

    Así de fantásticas quedan las hojuelas caseras con miel

Tiempo: 1 hora

Sirve y degusta

En cuanto se enfríen y les eches la miel ya puedes empezar a disfrutarlas. Se pueden dejar hechas con unas horas de antelación pero recuerda siempre echarles la miel justo antes de servirlas para que no se blandeen en exceso. Si te sobran no te preocupes, mantenlas guardadas en un recipiente cerrado a temperatura ambiente, verás que aguantan incluso varios días crujientes, sobre todo si vives en un clima seco.

Es una delicia su textura crujiente y fina y el toque de la miel les sienta fenomenal. Tienen un sabor suave pero sin duda marcado por el anís que le da un punto muy casero y tradicional, es un dulce de auténtico… ¡escándalo!

Receta de hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito

Hojuelas caseras con miel, un dulce tradicional exquisito

Variaciones

En algunas regiones es costumbre darle otra forma a las hojuelas, por ejemplo redonda o incluso en forma de flor gracias a un molde.

Consejos

Un buen truco para empezar a amasar siempre es mezclar los ingredientes con una cuchara porque así no nos pringamos desde el principio y, con masas como ésta que no quedan pegajosas, en cuestión de un minuto ya podemos manejarla y amasarla con las manos de forma muy sencilla.

Al ser una masa muy fina ten cuidado al freírla ya que puede dorarse demasiado o incluso empezar a quemarse en cuestión de segundos. Organízate bien para poder estar totalmente pendiente de la fritura ya que es muy rápida y entre medias no deberías estar haciendo ninguna otra tarea.

Recetas, secciones e ingredientes que te pueden interesar:

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!

Natalia, la cocinera de Recetas de Escándalo

La cocinera de Recetas de Escándalo

¡Hola! Soy Natalia Sala, la cocinera y autora de Recetas de Escándalo. Desde mi adolescencia empecé a interesarme por la cocina preparando mis propias recetas y aficionándome a probar cosas nuevas. Uniendo esto a que soy Ingeniera Informática y que me encanta la fotografía y la escritura nació Recetas de Escándalo.

Todas las más de 1000 recetas de la web han pasado por mis manos. Mi objetivo es que puedas cocinarlas de la forma más fácil y rica posible y que te queden igual que en la foto :)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *