Las recetas de cocina más fáciles, deliciosas y creativas, pero sobre todo, de… ¡escándalo!
recetas de cocina

Fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera

¡Valora esta receta!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Fideua de pollo y verduras con salsa alioli casera

En cada rincón de España hay una gran cantidad de tradiciones gastronómicas, y en la zona del levante lo más típico son los arroces y las fideuás, y se preparan de mil y una formas diferentes. Hay para todos los gustos, arroces y fideuás con carne, verduras o pescado y marisco, a cual más rico.

Esta fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera es una fideuá que se prepara menos a menudo (ya que la más famosa es la de marisco), pero queda igualmente riquísima y tiene la ventaja de que puedes utilizar las verduras que prefieras, en este caso hemos elegido judías verdes pero con alcachofas, coliflor o brócoli queda genial también.

Su punto fuerte es el utilizar un buen caldo casero de verduras o de pollo, preparar un sofrito con mucho sabor y conseguir finalmente esa mágica apariencia de los fideos mirando hacia arriba que nos indica que está en su punto.

Para acompañarla hemos preparado una salsa alioli casera y, para quienes el ajo les repite o les sienta regular, aplica un truco: en vez de 1 ajo, coge 3 o 4, ponlos en el microondas 20 segundos a máxima potencia y con eso habrán perdido ese desagradable efecto. Te sorprenderás con lo rico y suave que queda el ajo, y que no repite nada de nada.

Nosotros preparamos en casa un buen arroz o fideuá casi todos los fines de semana, y lo hacemos con nuestra paellera de hierro que nunca nos defrauda. Es muy gruesa (y pesada!) y reparte el calor fenomenal, algo fundamental sobre todo cuando estamos hablando de elaborar arroz en vitrocerámica o inducción, ya que con fuego (ya sea de gas o leña) no existe ese problema, pero en las cocinas que tenemos hoy en día, contar con una buena paellera es importante para que el resultado siempre quede bien. Además sin teflón ni nada nocivo, se puede utilizar también para preparar otras elaboraciones, y cuidándola un poco dura toda la vida. Si os gustaría tener una buena paellera en casa, aquí la podéis ver mejor y comprarla.

Paellera de hierro De Buyer

Paellera de hierro de De Buyer

Si lo que te gusta el arroz y las preparaciones en paellera, nuestra selección de arroces va a encantarte, donde se mezclan la tradición con la cocina internacional, y descubrirás nuevas formas de degustar este versátil ingrediente. Empezamos con uno similar, la fideuá de marisco y pescado con alioli de nueces, que está sabrosísima, o la clásica fideua al estilo del Delta del Ebro, cuyo caldo de pescado es la base de todo su sabor.

Apsamos a los arroces con un clásico, el arroz con pollo, uno de los más sencillos y con el que suelen disfrutar todos los comensales, al igual que sucede con el arroz con verduras o paella de verduras, y para quienes buscan algo exquisito, el arroz caldoso con bogavante, perfecto para las ocasiones especiales. También tenemos la paella de marisco, muy similar a esta fideuá, y el sencillo y sabroso arroz con setas.

Siguiendo con los productos de mar, seguro que llama tu atención el arroz negro con calamares y salsa alioli casera, que se elabora con un fumet de pescado, o el delicioso Caldero del Mar Menor, el arroz a banda murciano, uno de mis arroces preferidos.

 

Ingredientes para la receta de fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera (ingredientes para 4 personas, aunque en las fotos verás que la que preparamos era para 2-3 personas):

  • 320 gr de fideos finos, son unos 80 gr por persona (un vasito de vino aproximadamente).
  • Caldo de pollo o de verduras casero. Suele añadirse el doble de cantidad que de fideos, así que si para 4 personas utilizamos 320 gr de fideos, de caldo serán 640 ml. Si no dispones de caldo casero, siempre puedes utilizar una pastilla de caldo concentrado o incluso simplemente agua, no aporta tanto sabor pero el arroz te quedará rico igualmente.
  • 200 gr de alubias verdes.
  • 1 pechuga de pollo.
  • Para el sofrito:
    • 1 pimiento rojo.
    • 1 cebolla.
    • 1 diente de ajo.
    • 4 cucharadas de tomate licuado o tomate rallado (mejor sin piel).
    • Una ramita de tomillo.
    • Una ramita de romero.
    • Aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Para el alioli (siguiendo nuestra receta de salsa alioli casera):
    • 1 huevo a temperatura ambiente.
    • 1/2 vasos de aceite de oliva y 1/2 vaso de aceite de girasol.
    • 1 diente de ajo (según si lo prefieres más fuerte o suave).
    • Una pizca de sal (la punta de una cuchara de café).
    • El zumo de 1/2 limón.

 

Preparación, cómo hacer fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera:

  1. Empezamos sofriendo los fideos. Para ello, pon la paellera en el fuego y échale aceite hasta que cubra justito el fondo, y a temperatura media. Yo pongo mi placa de inducción Brandt al 7, ya que entre lo potente que es y la sartén de hierro, consigue mucha temperatura rápidamente.
  2. Echa los fideos y revuélvelos un par de minutos, ¡cuidado que se queman fácilmente! El aceite debería estar caliente pero no en exceso ni mucho menos humeando cuando los eches. En cuanto estén ligeramente dorados, retira los fideos de la paellera con una espumadera para que el aceite se quede.

    Fideos finos para la fideua

    Doramos los fideos finos

  3. Lava las alubias verdes, córtales los extremos y córtalas en 3 o 4 partes.
  4. Corta la pechuga de pollo en tacos de bocado.
  5. Échale un chorrito de aceite a la paellera, y a fuego medio saltea el pollo con las alubias hasta que empiecen a dorarse, echándoles un poco de sal. Reserva.

    Pollo y alubias para la fideua

    Salteamos el pollo y las alubias verdes

  6. Ahora vamos con el sofrito. Lava el pimiento y quítales el pedúnculo, pela la cebolla y el ajo, y pícalo todo muy finito. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.
    Pimiento rojo chop chop

    Así entra el pimiento rojo en la Chop Chop…

    Pimiento rojo picado con chop chop

    … y así sale

  7. Pon la paellera de hierro a fuego medio con aceite de oliva, suficiente para que el fondo quede cubierto, y cuando esté caliente, incorpora las verduras del sofrito y un poco de sal. Deja que se cocine todo junto unos 15 o 20 minutos, hasta que empiecen a dorarse ligeramente. Remueve de vez en cuando.

    Sofrito para la fideua

    Empezamos a preparar el sofrito

  8. Añade a la sartén el tomate y las ramitas de tomillo y romero, revuélvelo todo junto y deja que se cocine 3 minutos más.

    Sofrito para la fideua de pollo y verduras

    Ya tenemos listo el sofrito para la fideuá

  9. Pon el caldo a calentar en un cazo aparte, para que esté casi hirviendo en el momento de utilizarlo.
  10. Incorpora los fideos, el pollo y las alubias verdes a la paellera y revuélvelo todo junto unos 2 minutos para que se empapen de los sabores antes de añadir el caldo.

    Fideua de pollo y verduras

    Mezclamos todos los ingredientes antes de añadir el caldo

  11. Vierte el caldo en la paellera, y  muévela ligeramente para que quede todo bien repartido. Sube el fuego para que la temperatura sea alta.
  12. Cuando empiece a hervir, baja el fuego el mínimo (yo lo puse al 2 en mi placa de inducción Brandt) y deja que se cocine unos 10 minutos. Y recuerda, ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más.
  13. Verás que el caldo se absorberá muy rápidamente, por eso hay que dejar el fuego muy flojito para que se haga correctamente pero no se queme por abajo. Si quieres un puntito socarrat, es decir, ligeramente torradito por abajo, los últimos 2 minutos sube el fuego medio-alto (yo lo puse al 7), y listo. Y por supuesto, la señal de que la fideuá se está cocinando correctamente es que los fideos se curvan hacia arriba de esa forma tan graciosa y característica, como queriendo escapar de la paellera 😛

    Fideos curvos de la fideua

    Ya está lista la fideuá, con los fideos curvados hacia arriba

  14. Deja que repose 5 o 10 minutos fuera del fuego una vez que haya terminado el tiempo.
  15. Mientras se cocina la fideuá, podemos preparar el alioli. Para ello simplemente deberás elaborar nuestra salsa alioli casera poniendo todos los ingredientes en el recipiente de la batidora y triturándolos sin mover la batidora hasta que emulsionen y espese. Reserva en la nevera hasta el momento de llevarla a la mesa.

 

Tiempo: 1 hora

Dificultad: media

 

Sirve y degusta:

Al igual que cualquier paella o arroz, esta fideuá debe servirse recién hecha y caliente, justo después del reposo de entre 5 y 10 minutos que necesita para asentarse un poco. Y si has preparado bastante cantidad y te sobra, no hay problema porque puedes recalentarla en el propio microondas e incluso es posible que la encuentres más gustosa aún. Y lo siento por quienes consideran que es un sacrilegio recalentarla en el microondas, pero lo he hecho muchas veces y queda genial, no me imagino tirando ni un poquito de fideuá a la basura con lo riquísima que está.

Puedes coloar la paellera en el centro de la mesa con un salvamanteles debajo y repartir la fideuá entre los comensales. Es un plato de auténtico… ¡escándalo!

Receta de fideua de pollo y verduras con salsa alioli casera

Fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera

Como hacer fideua de pollo y verduras

Toda buena fideuá debe mostrar los fideos curvados hacia arriba 😀

 

Variantes de la receta de fideuá de pollo y verduras con salsa alioli casera:

Quien dice pollo dice pavo, y quien dice verduras, en vez de las judías verdes puede decir coliflor, alcachofas, brócoli, pimientos… esto ya va en gustos.

 

Consejos:

Cuando realices la cocción final de la fideuá, recuerda hacerlo con el fuego al mínimo para que se haga poco a poco, y si te gusta el torradito del fondo, el famoso socarrat, recuerda darle un toque a temperatura alta un par de minutos al final 😉

Eso si, la regla fundamental que no debes romper es la siguiente: prueba siempre tus platos antes de servirlos! Para el punto de cocción o de sal, esto es fundamental. De hecho cuando le faltan pocos minutos pruebo la fideuá, para comprobar si los fideos están en su punto y el sabor está correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete!

¡Es gratis!

Powered by WordPress Popup

¿Aceptas las cookies?Aceptar